El parón frenó a los leones
Aduriz lamentándose del mal partido contra el Granada. Foto: Athletic

Seis victorias y un empate. Así se define la última gran racha del Athletic. Empezando con el Valencia y finalizando con el Espanyol. Después de esos siete partidos invicto, llego el parón por selecciones, lo que parecía que le podría venir bien, al dar descanso a los jugadores que llevaban muchos minutos acumulados, pero el parón lo único que hizo fue cortar la racha de los leones.

En ese parón por selecciones el único rojiblanco convocado con la selección Española, fue Mikel San José, Etxeita esta vez no entro en la convocatoria a pesar de la lesión de Sergio Ramos. Después vino la lesión del lateral derecho del Atlético de Madrid, Juanfran y Vicente Del Bosque, seleccionador español, decidió llamar a Oscar de Marcos para los amistosos contra Inglaterra y Bélgica.  En el amistoso contra Inglaterra ninguno de los dos leones jugó.

El siguiente partido lo disputaban en Bélgica contra la selección local, partido que parecía que ambos podrían jugar, siendo así el debut de Óscar de Marcos con la selección absoluta Española. No fue así. Después de los ataques por parte del Estado Islámico en Paris, el partido se suspendió, debido al peligro de un nuevo ataque esta vez en Bélgica. De Marcos se quedó sin debutar y ambos volvieron a Bilbao sin disputar ningún minuto en aquellos partidos de preparación para la Eurocopa. 

De Marcos no pudo debutar con la selección Española después de que se suspendiera el partido contra Bélgica.

Ya de vuelta en casa, De Marcos y San José declararon no haber pasado miedo en Bélgica en ningún momento, estando siempre muy protegidos por la policía. Pero ya tocaba centrarse en lo que les da de comer, el Athletic. Viajaban a tierras andaluzas para enfrentarse al Granada. Un Granada muy necesitado de puntos dada su situación en la liga, 19ª posición en aquel entonces. Los leones esperaban seguir con esa magnífica racha tanto de resultados como de juego. Pero ni la primera ni la segunda se cumplió. Valverde volvió a salir con el once habitual, el mismo que venía usando en los partidos anteriores pero algo no funcionó. Mal juego de los bilbaínos, mala puntería, y posterior derrota (2-0).

En dos desafortunadas acciones de Laporte se le escapo el partido al Athletic, un partido que no tenía controlado ni mucho menos pero que tampoco el Granada había creado demasiado peligro a la meta de Iraizoz. En el primer gol, Laporte intercepta un centro del Granada teniendo la mala fortuna de metérselo en propia puerta, pillando a Iraizoz a media salida. Después cuando el Athletic parecía reaccionar, ya en la segunda parte, Laporte sacaba el balón jugado desde atrás, perdió el balón y el Granada lo aprovecho para sentenciar el partido. No era el día del francés ni del conjunto vasco. 

Jugadores del Granada celebrando un gol contra el Athletic. Foto: Athletic

Laporte no tuvo su día, no estuvo bien en ambos goles del Granada

El parón no vino nada bien a los leones, como ya comentaba anteriormente el lateral izquierdo titular del Athletic Mikel Balenziaga y el nuevo fichaje de esta temporada Raúl García, en una racha así el parón nunca viene en buen momento. Ahora, vísperas al partido contra el Rayo, los chicos de Valverde, deben reponerse y salir a por los tres puntos si quieren seguir enganchados a la lucha por Europa. Habrá que ver cómo reaccionan los leones, después de la victoria in extremis en la Europa League contra el FC Augsburg (2-3), con un juego bastante malo, sin embargo, los tres puntos volvieron para Bilbao.

Iturraspe aprovechó muy bien sus minutos contra el Augsburg, llamando a la puerta de Valverde.

Esta vez parece que Valverde volverá a utilizar el once de gala, el jueves algunas rotaciones y no fue bien, a excepción de Ander Iturraspe, que jugo alrededor de un cuarto de hora al final, y fue decisivo. Veremos si entra en los esquemas de Valverde en Vallecas o debe esperar en el banquillo su oportunidad. 

Iturraspe en su reaparición contra el Augsburg. Foto: Athletic.

VAVEL Logo