Victoria en Balaídos dos meses después

Cuando peores eran las sensaciones sobre el césped y más necesario era, el Celta puso fin a su mala racha en Balaídos. La última victoria de los célticos como locales se había producido el pasado 23 de septiembre en una noche inolvidable para el celtismo. Los de Berizzo vencieron por cuatro goles a uno al Barcelona y se colocaban en lo más alto de la tabla viviendo su mejor momento de forma. Desde entonces, la suerte no acompañaría demasiado al Celta.

El siguiente partido disputado en Vigo terminaría con un empate sin goles ante el Getafe. Poco tiempo después, el Real Madrid se llevaría los tres puntos de su visita al feudo olívico y, a comienzos del mes de noviembre, el Valencia vencería con un contundente uno a cinco. Los resultados a domicilio compensarían la mala racha como local, ya que el Celta logró un empate ante el Eibar y dos triunfos consecutivos en El Madrigal y Anoeta respectivamente.

Reacción a tiempo

No obstante, tras la derrota ante el Valencia, los celestes perderían también en el Estadio de Riazor ante el eterno rival, lo que suponía sumar dos derrotas seguidas y un balance de doce goles en contra y cinco a favor en cuatro partidos. Los malos resultados se veían acompañados de un juego muy lento y oscuro del Celta, que no rendía al mismo nivel que al principio de la temporada. Fue entonces cuando llegó la necesaria reacción del equipo vigués. Ante el Sporting de Gijón hacía falta volver a la senda de la victoria y, aunque con mucho sufrimiento, los celestes ganaron de nuevo tres puntos.

El partido se puso de cara para el conjunto olívico gracias a un gol de Fabián Orellana. Con todo, los asturianos terminaron por dominar el encuentro hasta lograr el empate debido a un error de Sergio que puso en bandeja el balón a Castro. No obstante, la suerte esta vez sí que estuvo del lado de los celestes. A falta de cinco minutos para el final, un balón despejado por Cuéllar rebotó en Nolito y se coló en el fondo de la portería, otorgando al Celta su primer triunfo como local desde que lograse derrotar al Barcelona hace más de dos meses.

VAVEL Logo