Eibar - Real Madrid, puntuaciones Real Madrid, jornada 13 Liga BBVA
Fuente: RealMadrid.com

El Real Madrid visitaba Ipurua en estado de emergencia, caminando sobre la cornisa. La derrota en Sevilla (3-1) abrió la veda. El contundente 0-4 en el clásico llevó a los chicos de Benítez a la planta de urgencia. Los tres goles en diez minutos encajados en Ucrania, pese a la buena imagen ofrecida en los primeros setenta y cinco minutos, dejó la guillotina besando el cuello del técnico madridista.

Sacó del armario el mono de trabajo el conjunto blanco para solventar el duelo ante el huesudo Eibar, un rival incómodo que sintetiza el sello de los equipos tradicionales del norte: intensos, correosos y de pierna fuerte, prestos al fútbol directo. Nacho y Pepe custodiaron con éxito la finca de Keylor y el eje Kroos-Modric puso la música que bailó Bale, autor del primer tanto al filo del descanso. Cristiano, en otra tarde gris, puso el segundo en un penalti cometido sobre Lucas. 

Rafa Benítez

5'5 - El Madrid recuperó la solidez. No se asomó con peligro el Eibar y no hubo noticias del bendito Keylor, que no hubo de ejercer de santo en Ipurua. Sentó a Benzema, como en Ucrania, para apostar por Kovacic. Le salió bien. A su equipo, eso sí, le falta salero. Y algo más.

Keylor Navas

- Lo más correcto sería poner un S.C. No intervino, lo cual es una noticia extraordinaria para un Real Madrid que sumaba 10 goles en contra en los últimos tres partidos. No sabemos cómo está su aductor.

Carvajal

6 - Entre algodones. Se resintió de sus problemas musculares al final. No desentonó, aunque estuvo discreto, menos presente en ataque que en partidos precedentes. Preocupa su estado físico. 

Pepe

7 - Well done. Rápido, fiable, seguro. Ejerció de jerarca en una zaga de circunstancias, con Nacho a su vera y un postizo, Danilo, en la izquierda. Los galones le sientan bien. El brazalete le quita arrugas.

Nacho Fernández

7 - Un valor seguro. Se bate igual de bien como lateral izquierdo, central o pintor barroco. Su versatilidad le procura constante cabida en los planes de Benítez. Ramos y Varane dormirán en la camilla hasta enero, y nadie tiembla. Perdió hace tiempo el aura de inexperto. 

Danilo

5'5 - No jugaba en su posición por la baja de Marcelo. Subió con maña a campo contrario, pero le costó reducir al eléctrico Inui en su banda. Ha de corregirse en defensa y ganar efervescencia arriba. Apenas destellos del prodigio que tomó el velero desde Oporto. Aún le queda travesía.

Kroos

8 - Estupendo. El reloj estaba en su muñeca. Entendió qué requería el encuentro en cada momento. Dinámico y fresco. Los buenos futbolistas son los que eligen bien; los diferenciales, los que eligen bien y rápido. Cabe exigirle al teutón que se instale en el segundo grupo.

Modric

7'5 - Toco aquí. Allá. Izquierda. Derecha. El timón es suyo. Ante el Shakhtar, el Madrid se topó con un iceberg cuando se fue. Es la física y la química. Su asociación con Kroos evocó aquella pareja de anuncio que repartía caramelos hasta enero. 

Kovacic

6,5 - Su buen partido en Champions le hizo acreedor de la titularidad. Le echa picante al soso ataque de los de Benítez. Le gusta conducir, como al del anuncio. Mejora al resto de centrocampistas; es distinto. Describe una evolución emocionante.

James

5'5 - Trabajó a destajo. Le sirvió una oportunidad preciosa a Cristiano, que colapsó ante el guardameta Riesgo. No ha recobrado el ritmo competitivo, pero le sobra tacto. Benítez le sigue negando minutos. Para el colombaino, el recreo siempre acaba antes de que suene la sirena.

Bale

7 -  Su testa despejó el sendero. Dispone de más espacios para operar, y lo agradece. El más productivo en ataque, como el miércoles. Tiene que pasar del fa al do sostenido: es la piedra sobre la que se quiere edificar al Madrid del futuro. Le faltan socios.

Cristiano Ronaldo

4 - Mal. Para juzgar al Balón de Oro es conveniente abstraerse de la estadística. Fuera del área fue inocuo; dentro de ella, errático. Su lenguaje corporal ilustra la frustración de la que es objeto. Su baja forma está perdiendo el carácter episódico: tal vez, y solo tal vez, sea una tendencia irreversible. Solo encontró el gol de penalti.

Lucas Vázquez

- Meritorio. Un dócil recluta que lo mismo se faja como un fontanero que se escurre entre las grietas cual lagartija, como en la jugada del penalti. También tiene ingenio: citó a Ronaldo con Riesgo con un pase de escuadra y cartabón. Sangre, sudor y fútbol.

Casemiro

S.C - Dos minutos después de su entrada sentenció el Madrid. Sin incidencia. Pierde peso en beneficio de Kovacic.

Benzema

S.C - Entró por Carvajal con el 0-2. Y qué difícil lo suyo. Su conducta fuera del césped no deja de ser noticia. Segunda suplencia consecutiva.

VAVEL Logo