CD Lugo - Real Valladolid: puntuaciones del Real Valladolid, jornada 15
Reparto de puntos entre CD Lugo y Real Valladolid. (Foto: La Liga).

El Real Valladolid saca un valioso punto del Anxo Carro en un encuentro tan loco como atractivo para el espectador, marcado por la rigurosa expulsión de Mojica por doble amarilla nada más empezar el segundo tiempo. El cuadro blanquivioleta fue muy superior al conjunto local durante el primer tiempo -sus primeros veinte minutos de partido fueron una maravilla-, pero jugar con superioridad le dio alas al CD Lugo, que poco después se adelantaría  en el marcador por medio del recién salido Joselu. El fútbol quiso ser justo y, a 10 minutos del final, Guzmán puso las tablas desde el punto de penalti tras una clamorosa mano de Iriome dentro de su área. Sigue creciendo el Real Valladolid que, si bien hoy no pudo llevarse los tres puntos, ahora juega bien, ha mejorado en defensa y la dinámica del equipo ha cambiado desde la llegada de Miguel Ángel Portugal. Poco a poco, este es el camino.

(0-3: Muy mal / 4: Mal / 5: Regular / 6: Bien / 7: Bastante bien / 8: Muy bien / 9: Fantástico / 10: Excelente / S.C.: Sin Clasificar).

Miguel Ángel Portugal

|  Llegado hace apenas unas semanas, el entrenador burgalés ya ha sido capaz de revertir la situación del Real Valladolid. El equipo está más implicado y la actitud es otra, juega muchísimo mejor y esta mejoría se ha visto reflejada en los resultados desde la primera jornada de su llegada. Hoy la victoria no ha podido ser, la expulsión de Mojica con toda la segunda mitad por jugarse condicionó demasiado al equipo, pero la buena imagen de los anteriores partidos ha persistido. Con igualdad numérica, el cuadro blanquivioleta ha dominado totalmente el partido y ha desplegado el mejor fútbol de la temporada, y eso es mérito de este señor. Los cambios fueron los correctos.

Tras la expulsión, optó por quitar a su delantero para meter a un centrocampista de toque y bastante recorrido, para aguantar el balón y no desestructurar al equipo atrás. Después cambió jugador por jugador, dando descanso a Óscar, ya cansado y fallón por la falta de ritmo tras varias jornadas sin jugar, para dar minutos a un Alfaro que necesita coger, precisamente, ritmo de competición. Por último, sustituyó a Hermoso, muy revolucionado y ya con una amarilla, para evitar así un nuevo expulsado. En su lugar dio entrada a Guzmán, rápido y profundo para hacer más largo al equipo, y que a la postre lograría el tanto del empate desde los 11 metros. No paró de dar indicaciones a los suyos durante los noventa minutos.

Kepa Arrizabalaga

|   El guardameta vasco transmitió la seguridad a la que nos tiene acostumbrados, pero quizá pudo hacer más en el gol del CD Lugo y eso empañó su actuación. El testarazo de Joselu no fue muy potente y tardó bastante en reaccionar. A excepción del gol, apenas le crearon peligro real. Sobresaliente como siempre en las salidas, atento en el balón parado y notable con los pies.

Chica

|  En su línea, siempre a gran nivel. Expeditivo en defensa, rápido al corte, trabajador y acertado con el balón. No dejó de correr, le ganó la partida a su par y cuando le llegó el esférico exhibió su notable calidad técnica. Hasta la expulsión de Mojica, se permitió el lujo de adelantar bastante su posición para que su equipo tuviese más futbolistas en campo contrario y se hiciera con el dominio del partido. Combina con una facilidad impropia en un defensa. Fijo para Portugal y para cualquiera que entienda de este deporte.

Juanpe

6 |  Va mejorando. No aterrizó con buen pié en el Real Valladolid, pero poco a poco va interiorizando lo que el nuevo míster quiere de él. Hoy sufrió mucho menos que otros días, estuvo más seguro, bien al corte y colocado correctamente, pero aún tiene errores con balón que partidos atrás le han causado algún que otro disgusto. No ha alcanzado su mejor versión, pero necesita partidos, partidos que de momento no ha tenido. Todavía no es ese central rápido, contundente y con una limpia salida de balón que se vio Santander.

Hermoso

6 |  Se “comió” el gol, dejando rematar a placer a su par, Joselu, de mucha menos envergadura, y ese error echó por tierra el partidazo que se estaba marcando el chaval. Salvo ese lunar, Hermoso ganó todos los balones a los delanteros rivales, ya fuere por bajo o por alto, sacó el balón jugado de forma exquisita y siempre fue más rápido que su par. Sorprendentemente cómodo en una posición que no es la suya y que, en principio, no le beneficiaba teniendo en cuenta sus características y cualidades como futbolista, ha demostrado ser una opción más que válida para el centro de la zaga con todas las bajas que tiene el equipo en esa demarcación.

Ángel

6 |  Ante las bajas en defensa Ángel volvió a jugar con el primer equipo, y volvió a cumplir. Bastante seguro en defensa, aportó recorrido y se prodigó en ataque hasta que el equipo se quedó en inferioridad numérica. Acertado en los pases y sacrificado en las carreras. Aporta vitalidad y desborde desde el lateral, y además posee una inteligencia táctica inusual para su juventud y su inexperiencia -no solo por ser jugador del filial, sino porque apenas lleva unos meses jugando de lateral-. Se está ganando más oportunidades con los “mayores”.

Álvaro Rubio

8 |  Sensacional. El mejor del encuentro sin lugar a dudas. El eterno centrocampista riojano dio -una vez más- una clase magistral de jugar al fútbol; de jugar y de hacer jugar a su equipo. Bajaba a recibir, cogía el balón y distribuía con la calidad y elegancia que le caracterizan. Su visión de juego, sus controles, sus pases, su golpeo, su capacidad de llevar el balón pegado y dárselo a un compañero al pie con una precisión de la que solo gozan unos pocos “elegidos”. Difícil recordar un balón perdido o un mal pase. A sus 36 primaveras, aguantó los 90 minutos sin dejar de presionar y encimar al rival, de robar balones y de desfondarse por su equipo. Talento y trabajo unidos. Un referente.

Timor

6 |  Si Rubio fue el toque, la pausa y la creación del juego, Timor fue el complemento perfecto. Aportó músculo y físico a la medular. Sin ser tan espectacular ni efectivo como el “18” blanquivioleta, Timor también mostró un buen nivel con balón y supo cómo aguantar la posesión cuando hizo falta. Robó, trabajó y distribuyó con cabeza. Después una época algo flojo y de varios experimentos colocándole como eventual central ante las bajas, ha encontrado regularidad en su posición natural.

Juan Villar

6 |  Lo intentó, sobre todo en la primera parte, pero hoy no tuvo su mejor día. Trató de combinar, lo logró varias veces con Diego Rubio, pero no encontró el gol. Le faltó frescura en sus acciones y esa pizca de fortuna que hace que la jugada acabe en el fondo de las mallas. Ayudó en defensa y como siempre, no dejó de trabajar. Sin ser su actuación más destacada, les dio profundidad y mordiente a los suyos.

Óscar

6 |  Como el Guadiana, aparece y desaparece. Su talento está fuera de toda duda, pero su problema volvió a ser la regularidad. Sus primeros minutos fueron muy buenos, pero a la segunda parte ya llegó muy fatigado. Su participación en el equipo está siendo menor de la que está acostumbrado, y es por eso que anda falto de ritmo. Con los años ha perdido dinamismo y velocidad, pero su control del balón y visión de juego siguen siendo un quebradero de cabeza para los rivales. Fue sustituido y era la mejor decisión.

Mojica

4 |  Empezó bien el partido, participativo, más centrado que otras veces, y con alguna combinación interesante, pero su inexperiencia y juventud le jugaron una mala pasada. Segunda amarilla -las dos muy discutidas- y a su equipo se le escapó un partido del que era dueño y señor. El problema del Real Valladolid con los arbitrajes y más concretamente con las expulsiones empieza a ser digno de estudio, pero Mojica podría haberlo evitado poniendo de su parte.

Diego Rubio

6 |  Hoy tenía la oportunidad que tanto tiempo llevaba esperando y era de la partida debido a la ausencia de Rodri, titular habitual en punta. No defraudó. Se peleó con los centrales, buscó su espalda, aguantó el balón para después prolongar a sus compañeros de segunda línea, buscó portería y no dejó de moverse buscando los espacios. No le llegaron tantas opciones de remate como hubiese querido, pero su trabajo incansable y el hecho de que bajara continuamente a recibir la pelota significó el dominio absoluto del partido. Sacrificio e intensidad para pedirle al míster Portugal una mayor participación.

Tiba

6 |  Salió tras la expulsión de Mojica sustituyendo a Diego Rubio para así lograr mantener la posesión y el control del juego, y en parte se consiguió. Por un lado, no se evitó el gol del CD Lugo, pero, por otro, el equipo se mantuvo sólido y no se desajustó atrás. Con su entrada, el portugués dio oxígeno al equipo y algo de tranquilidad tras perder un jugador. Como de costumbre, bien con el balón.

Alfaro

6 |  Salió por Óscar a 15 minutos del final, para dar descanso al “10” y aprovechar su calidad técnica y frescura con el rival ya cansado. Con el partido roto y sin una referencia arriba tras la salida de Diego Rubio, el talentoso centrocampista apenas tuvo tiempo para dejar un par de destellos. No desentonó. Si las lesiones le permiten tener de una vez presencia en este equipo, será importante.

Guzmán

6 |  Si la jornada pasada era el jugador pucelano más destacado ante Osasuna, hoy, entrando los últimos minutos, marcó el gol del empate y se llevaba a Valladolid un valioso punto. A pesar de su buen hacer en Pamplona, en este partido se quedó incomprensiblemente fuera del once -fue el último cambio- y el destino quiso que quién ocupó su puesto fuera expulsado y luego él marcara el gol del empate. No tuvo tiempo para más que transformar el penalti y un par de carreras, pero suficiente para evidenciar su gran estado de forma y exigir más oportunidades. Se las está ganando a pulso.

Árbitro: Trujillo Suárez (colegio tinerfeño)

4 |  No estuvo tan afortunado como se esperaba. Las dos cartulinas amarillas a Mojica fueron muy rigurosas, especialmente la primera. También se equivocó en una serie de acciones que fueron fortuitas, donde el ritmo del partido hizo que decretara justo lo contrario de lo que en realidad había sucedido. Sus decisiones provocaron que la afición local se le echara prácticamente encima, ya que cometió errores de bulto. Gestionó de forma equivocada el partido y quiso ser demasiado protagonista, aunque es verdad que acertó en el penalti que acabó transformando Guzmán.

VAVEL Logo