La suerte va y viene para el Sporting
Foto: LFP

Después de sufrir una aparatosa derrota ante el Levante UD por 0-3, el Real Sporting de Gijón viajó con ilusión hasta Vigo para medirse al Real Club Celta en el Estadio de Balaidos. Los gijoneses acudían con la necesidad imperiosa de sumar los tres puntos ante un equipo herido en su orgullo de perder puntos en las últimas jornadas, por lo que Abelardo Fernández debía estudiar a forma la posibilidad de hacer daño al equipo de Eduardo Berizzo a las 22:05 de este pasado sábado.

Berizzo asumía los errores cometidos en encuentros anteriores, por lo que introducir cambios en el once inicial era una obligación para el argentino, que dejó a Wass y Aspas en el banquillo, para formar de inicio con Sergio, Hugo Mallo, Cabral, Sergi Gómez, Planas, Augusto, Pablo Hernández, Bongonda, Orellana, Nolito y Guidetti, mientras que por su parte Abelardo Fernández también introdujo cambios llamativos, para alinear en el arranque del encuentro a Cuéllar, Alberto Lora, Luis Hernández, Bernardo, Isma López, Nacho Cases, Omar Mascarell, Alen Halilovic, Dani Ndi, Jony y Antonio Sanabria.

Orellana derriba el muro rojiblanco con facilidad

La temperatura era baja en Vigo, pero eso no impidió que los veintidós protagonistas sobre el terreno de juego dieran el máximo por hacerse con el control de la posesión en los primeros compases del partido. Ni más ni menos que solo catorce minutos le hicieron falta a Fabian Orellana para poner por delante al Celta de Vigo en el marcador, gracias a una asistencia perfecta que tan solo tuvo que empujar al fondo de las redes, siendo este el 1-0 sin estar en fuera de juego.

Poco a poco intentó despertar el Real Sporting de Gijón, pero no lo consiguió, a pesar todo ello de disponer de un gol anulado a Isma López en el minuto 24 por fuera de juego. El peligro iba y venía de un área a otro con asiduidad, pero el conjunto celeste buscó imponer su calidad por medio del toque, moviendo el balón de un lado a otro hasta conseguir llegar al final de los primeros 45 minutos de partido, con un marcador favorableal equipo de Eduardo Berizzo de 1-0, gracias al tanto de Orellana en los primeros compases del encuentro.

Castro empata y Nolito rompe las tablas

Sin cambio alguno en ninguno de los dos equipos, la segunda mitad se puso en marcha con la misma tónica que la primera, teniendo el Celta de Vigo el control del esférico en el centro del campo. En el minuto 64 dio un cambio radical el encuentro, y es que Abelardo Fernández retiró a Antonio Sanabria para dar entrada a Carlos Castro, consiguiendo empatar el partido el delantero de Ujo en tan solo un minuto, aprovechando un error del guardameta celeste para subir el 1-1 al electrónico.

Por momentos parecía estar mejor plantado sobre el terreno de juego de Balaidos el Real Sporting de Gijón con cambios entre medias para refrescar los equipos, pero a nueve minutos del final pudo conseguir ponerse por delante el equipo de Abelardo Fernández, pero la vaselina de Carlos Castro se iba por muy poco fuera de la portería local. El Sporting perdonó, algo que no hizo Nolito, que aprovechó un despeje de Cuéllar para poner la bota y conseguir que el balón se introdujera en el fondo de las redes, en lo que correspondía al 2-1, pudiendo ampliar dicho marcador el propio delantero celeste con una vaselina al larguero. Al final, el encuentro llegó a su fin con un marcador de 2-1 a favor del Celta de Vigo gracias a los goles de Orellana y Nolito, que contarrestaron el tanto de Carlos Castro.

VAVEL Logo