¿La victoria mantendría la confianza suficiente para seguir creyendo?
¿La victoria mantendrá la confianza suficiente para seguir creyendo? | Fuente: El Desmarque Valencia

El Valencia tiene en el Sánchez Pizjuán una prueba de fuego ante el equipo de su entrenador Unai Emery que, de marcharse de vuelta con los tres puntos en el bolsillo, ¿calmaría la situación de la afición valencianista por lograr un resultado tan importante ante un equipo que estará arriba?

Tras desaprovechar la oportunidad de colocarse en puestos europeos con el empate contra Las Palmas en Mestalla con un juego que parece ser habitual esta temporada por Nuno Espírito Santo y sus hombres, este domingo continúa una complicada cuesta que empezó en Rusia que acabó en derrota, la victoria ante los hispalenses podría dar algo de positivismo dentro del vestuario para recapacitar y pensar que todo esto se puede resolver para afrontar los siguientes partidos que no serán nada fáciles.

Lo cierto es que el portugués tras una docena de jornadas de campeonato liguero y cinco de la Liga de Campeones, no ha sabido dar con la tecla todavía, algo que en la pasada temporada era todo lo contrario, aunque la falta de la competición europea el año pasado fue uno de los factores por los que puede que tuviera tanto éxito con un juego eléctrico. 

Además, los mandatarios del club puede que hayan pecado a la hora de traer jugadores más experimentados sobre el terreno de juego y que ha mermado la solidez del equipo tanto ofensiva como defensivamente con jugadores tan jóvenes o con poca veteranía en un torneo como es la Champions League.

El caso es que el Valencia de Nuno se juega en 11 días cuatro finales y una de ellas para este domingo contra un Sevilla que también anda necesitado de puntos y de convencer a su afición de que es posible. El miércoles viajan a Barakaldo con el objetivo de sellar el pase de ronda de la Copa del Rey para que la vuelta en Mestalla sólo sea un simple trámite.

Pero después llegan los platos gordos y serán en territorio ché. El primero será contra el líder de la liga, el Barcelona se está mostrando de una forma intratable estadio por estadio y será una buena forma de medir el estado en el que se encuentra el equipo además de que no faltarán los cánticos de nuevo para que el técnico luso haga las maletas. Para finalizar este complicado tramo se enfrentará ante el Olympique de Lyon en el que se decide el pase a octavos de la Champions League en la lejanía con el Gent, la victoria es obligatoria y dependen de que los belgas no consigan los tres puntos ante el Zenit de Hulk que ya está clasificado como líder.

VAVEL Logo