Nuno dimite como entrenador del Valencia
Nuno durante un partido de esta temporada / Imagen : Carla Cortés

Nuno Espirito Santo ya no es entrenador del Valencia. El técnico portugués decidió abandonar la entidad que preside Lay Hoon por la mala situación deportiva que vive el equipo y por el rechazo que provoca su figura entre la afición. A pesar de la derrota, su marcha es una situación que se había tomado de antes. De hecho, Nuno ya había comunicado el mismo domingo por la mañana a Peter Lim su deseo de salir del club por vía telefónica.

La principal razón para abandonar el proyecto es la falta de apoyo por parte de la afición. Nuno siente que Mestalla le ha dado la espalda en los últimos partidos y considera que la situación es irreversible. Ante esto, cree que la mejor decisión que puede tomar para ambas partes es dejar el equipo ahora que todavía queda temporada para reconducir el rumbo del equipo.

Mestalla pasó en tan solo un año de tratarle como un ídolo a cuestionar todas sus decisiones

Nuno deja atrás una etapa en la que ha podido saborear de primera mano el apoyo incondicional de Mestalla y la ira de una afición siempre exigente. El técnico nacido en Santo Tomé y Príncipe fue el encargado de abanderar el multimillonario proyecto de Peter Lim. El magnate de Singapur puso sobre su espalda la complicada misión de devolver al Valencia a la Champions League y Nuno no defraudó, consiguió la cuarta plaza en liga y, tras la fase previa ante el Mónaco, logró el objetivo.

La nueva temporada, una pesadilla

Con el pase a la fase de grupos de la Champions en la mano y con perspectivas favorables, el Valencia comenzaba la temporada de la confirmación. Nuno mantenía el mismo bloque a excepción de Otamendi, flamante fichaje de última hora del Manchester City. No obstante, el equipo generaba ilusión y nada hacía presagiar el fatal desenlace que iba a ocurrir.

El Valencia no ha transmitido buenas sensaciones en ningún momento durante esta temporada

El Valencia empezó a dejar sensaciones opuestas. Los de Nuno no terminaban en las primeras jornadas de ser tan sólidos como la temporada pasada y Mestalla tornó los ánimos por pitos. La situación comenzó a desbordar a un Nuno que por entonces ya no contaba con Álvaro Negredo. La afición se puso de parte del delantero y el equipo, lejos de arrancar, enlazó malos resultados.

Esta última semana ha sido la gota que finalmente ha colmado el vaso. La mala imagen ante Las Palmas, la derrota frente al Zenit, que complica la clasificación en Champions y este nuevo tropiezo en liga ante el Sevilla han precipitado el adiós de Nuno. Ahora Peter Lim busca un nuevo gerente para su multimillonario proyecto, el Valencia busca jefe.

VAVEL Logo