La piedra angular cayó por su propio peso
Foto: VAVEL/ Juanlgn. Lechuga

Un año y medio sin dar ha sido el período en el que el técnico portugués Nuno Espirito Santo ha permanecido al frente del banquillo del Valencia CF. Un período en el que el club comenzó una nueva etapa, en la que llegaban jugadores de nivel y en el que llegó un señor llamado Peter Lim que decidió apostar por el Valencia CF y que decidió apostar por él como entrenador. Su llegada generó muchas dudas, especialmente en la calle, el valencianismo no se esperaba que ahora que el club contaba con unas cuentas saneadas el mejor entrenador para dirigir al club era el del Río Ave. El técnico tampoco contaba con la total confianza del club, y es que por aquel julio de 2014, aún eran Amadeo Salvo y Rufete quienes llevaban la voz cantante del club a nivel deportivo.

Temporada 2014-2015

A pesar de que la confianza era justa, el técnico contaba con los mimbres suficientes como para cumplir el objetivo del club para la temporada: volver a la Champions League. La temporada a nivel de puntos fue muy buena y es que el equipo logró el récord de puntos de la historia del club: 77 puntos. El equipo y la afición conectaron hasta el punto de que sólo el FC Barcelona fue capaz de derrotar al equipo valencianista en Mestalla. Los resultados respondían, pero el juego no tanto, las dudas y los nervios fueron en aumento. La situación fue tan crítica que el  equipo más joven de La Liga debía  jugársela todo a una sola carta. El Valencia llegaba al último partido de liga apenas con un punto de ventaja sobre el Sevilla, los de Nuno debían desplazarse a Almería y los de Emery a Málaga. El equipo almeriense se jugaba la salvación por lo que salió a por todas, y es que apenas tardaron nueve minutos en adelantarse fruto de un tanto del ghanés Thomas Partey. Posteriormente un tanto de Nicolás Otamendi devolvía la esperanza valencianista. Apenas nueve minutos después Fernando Soriano volvía a poner por delante a los de Sergi Barjuán, sin embargo en el descuento del primer tiempo Sophiane Feghouli volvía a empatar el partido. Con este resultado transcurrió la mayor parte del partido, hasta que en el minuto 80 una jugada iniciada en las manos de Yoel y acabada por Paco Alcácer clasificaba al Valencia a la previa de la Liga de Campeones, el júbilo estallaba en Valencia.

Temporada 2015-2016

Tras el objetivo logrado, el júbilo de instaló en la afición de Mestalla, que esperaba que la consecución de los objetivos se correspondiera con una nueva inversión. Sin embargo, desde la dirección se optó por un blindaje de los jugadores ya presentes y perfeccionar con dos o tres jugadores nuevos. La afición valencianista no sólo se vio decepcionada a ese nivel y es que allá por el mes de julio, Amadeo Salvo presentaba su dimisión irrevocable como Presidente Ejecutivo, esto terminó de provocar el enfado de una afición que cargaba contra el entrenador.

Muchas han sido las direcciones de las críticas: la falta de autocrítica en la sala de prensa, la falta de ganas de ganar los partidos más allá del Campo de Mestalla, la marginación a ciertos jugadores de la plantilla. Sin embargo, las críticas estallaron de forma pública cuando en el Trofeo Naranja el portugués recibía más pitos que aplausos a su salida al campo. Posteriormente los malos resultados ( Deportivo, Betis, Las Palmas) continuaron aumentando esos pitos y cada vez más gente gritaba "Nuno vete ya". Todos estos acontecimientos sumados a la falta de comunicación interna dentro del vestuario han terminado por estallar y Nuno ha tomado la decisión personal de abandonar el club. La gran amistad que le unía a la propiedad limitaba mucho una posible destitución, por lo que Nuno ha decidido tomar él la iniciativa. La parquedad de sus palabras limitan saber cuáles son sus razones, el técnico portugués ha remitido a los presentes en la sala de prensa del Ramón Sánchez Pizjuán a una reunión mañana por la mañana para tomar la decisión sobre qué hacer con el contrato de Nuno Espirito Santo. Lo que sí está claro es que a partir de mañana el Valencia iniciará una nueva etapa, al menos en su banquillo.

VAVEL Logo