Resumen jornada 15 del Grupo V de Tercera: el número 3 domina
El once ideal de la jornada según Periódico LaTercera (www.periodicolatercera.com)

Hasta tres decenas de goles se lograron marcar en este fin de semana.

Dos de las goleadas sorprendieron bastante, la de Iruña en Cortes y la del Promesas en Mutilva. El sábado por la tarde arrancaba con la disputa de un Iruña-Cortes que resultó la primera gran sorpresa del fin de semana. El Iruña fue capaz de vencer por 0-6 en un feudo donde nadie había conseguido los tres puntos. La primera derrota de la temporada en casa del conjunto ribero fue la mayor goleada a domicilio del campeonato hasta el momento.

El Iruña anotó en el primer minuto de juego y se le ponía todo de cara. Más aún con la lesión de Jorge Arriazu al intentar salvar el gol. Chole tuvo que restructurar al equipo, que no tenía más centrales en el banquillo, y se lanzó a por el empate. Sin embargo, el Iruña mostró mucho acierto sobre el marco rival y se marchaba al descanso ganando por 0-4. Con el Cortes volcado en el segundo periodo, el conjunto de Txiki Acaz cerró la goleada.

Gran partido de los verdes, que llegaron a Cortes con tan sólo 14 jugadores en la convocatoria, ante la ausencia de hasta siete futbolistas. A pesar de ello, sobre el césped natural de Cortes había jugadores muy relevantes y contrastados en la categoría como Vicuña, Nagore, Arkaitz, Ekaitz o Txiki, por ejemplo.

Imanol Vicuña y Vania Adot anotaron dos goles cada uno en el triunfo del Iruña en Cortes.

Con esta derrota, el Cortes cae, por primera desde la jornada 2, de los cuatro puestos de privilegio. Con 28 puntos, empata con el Cirbonero, que ahora dispone mejor promedio goleador. Los de José Antonio Caudal encajaron el sábado dos terceras partes de todos los goles que habían recibido en las 14 jornadas anteriores. Además, encadenan cinco jornadas sin conocer la victoria (dos derrotas y tres empates).

Por su parte, el Iruña continúa en la senda de la remontada y se coloca con 20 puntos en mitad de la tabla. Aunque el descenso por el efecto cascada se encuentra únicamente tres puntos por debajo. Exceptuando la derrota del fin de semana pasado en casa ante el River Ega, el Iruña suma cuatro victorias en las cinco últimas jornadas. Amén de haber conseguido vencer en sus tres últimas salidas.

La otra sorprendente goleada de la jornada fue la del Promesas en Mutilva. A pesar de que en los primeros compases el choque fue igualado, lo cierto es que el Promesas mostró mayor efectividad en los primeros compases y luego fue superior a la Mutilvera, prácticamente irreconocible en casa.

Kike Barja, que ya destacó en el último encuentro del Promesas, fue el encargado de anotar los dos primeros tantos del filial rojillo y de encarrillar, por tanto, el triunfo. Se encuentra en un gran momento de forma el de Noáin.

Con esta victoria, Osasuna Promesas se coloca a un solo punto de la Mutilvera, que ya ha perdido en casa ante dos rivales directos como el Cortes y el filial de Osasuna. Con tres victorias seguidas, el Promesas se queda con 31 puntos. Mientras la Mutilvera, que no logró sumar su sexta victoria consecutiva, se queda con 32 todavía al frente de la tabla.

La tercera goleada de la jornada la protagonizó el Burladés, que se coloca en novena posición después de que se impusiera en casa ante el Mendi con claridad. Los de Elías Tomé ganaron por 4-0 al conjunto de Mendigorría en Ripagaina con un gran Íñigo Marco, que a priori estaba previsto que fuera suplente. Y es que el Burladés sufrió dos contratiempos en el calentamiento en forma de lesiones. Carlos Castán y Tito Marchal cayeron lesionados y tuvieron que ser sustituidos por Adrián Arsuaga y el propio Íñigo Marco.

El propio Marco anotó en el primer tiempo el gol que abría el marcador de falta directa, muy escorada en el lateral derecho del área. En el segundo periodo, marcaba el segundo en su cuenta particular con mezcla de potencia y calidad. Tras una jugada colectiva, Marco se marchó con clase de un central, llegó al área, recortó a dos defensas y alojó el cuero con su pierna mala donde Lumbier no pudo llegar.

En ese mismo partido, Juan Ángel Seguro anotó un bonito tanto también de unos 40 metros por encima del guardameta del Mendi.

El Burladés rompe así con una dinámica de tres jornadas sin ganar y se mantiene invicto como local. Cinco victorias y tres empates es el balance de los ocho enfrentamientos del Burladés en Ripagaina. 

Se aprieta la tabla por arriba

Sin meter ruido, el San Juan empata a 31 puntos con Osasuna Promesas, a uno solo del líder. Los de Alfredo Ibero se impusieron en casa a Oberena el viernes y encadenan cinco jornadas son conocer la derrota (tres victorias y dos empates). Después de dos igualadas seguidas en casa, el San Juan volvía a imponerse en la Agrupación Deportiva San Juan. Y lo hizo con tres jugadores del filial en el once titular: Javi Ramos, Borja Melero y Ander Montori.

Por detrás, en cuarta posición se halla el Cirbonero (28 puntos), que no pasó del empate en casa ante el Valle de Egüés. Se adelantó el conjunto visitante y los de Sergio Vázquez no pudieron culminar la remontada tras el gol del empate de Rodrigo Sanz. 

Con este empate, el equipo de Cintruénigo da alcance al Cortes, al que adelanta por el mejor coeficiente anotador.

Los tres primeros clasificados ya han abierto definitivamente un hueco sobre el resto de equipos. Cirbonero y Cortes aguantan el tirón, pero el siguiente equipo es el Ardoi (24), que suma siete puntos menos que San Juan y Promesas. Con lo que parece que estos tres equipos, los favoritos al principio de temporada, se destacan ya en diciembre.

El Ardoi empató en Lizasoain ante el Pamplona, y eso que llegó al minuto 90 venciendo por 1-0. Los de Iban Romo dejaron escapar dos puntos en las postrimerías del choque y desperdiciaron la ocasión de haberse quedado a sólo dos puntos de la cuarta posición. Y eso que en las últimas semanas no está cosechando del todo buenos resultados. El Ardoi ha sumado tres empates, una derrota y un triunfo en los cinco últimos compromisos.

El Ardoi ha firmado tablas en cinco de sus ocho salidas (cuatro de ellas, a uno) y sólo ha ganado en Sarriguren. Sin embargo, se encuentra en una posición privilegiada en la tabla. A cuatro puntos de los puestos de cabeza y siete por encima del descenso en cascada.

Con 23 puntos se sitúa el River Ega, que vio truncada su magnífica racha en casa ante la Txantrea. El conjunto de Andosilla perdió en su feudo por 1-2 después de encadenar tres victorias y un empate en las cuatro jornadas anteriores. El River logró empatar la contienda, pero en el segundo tiempo se le escapó el punto con un gol del máximo anotador del grupo Joseba Alcuaz.

Curiosamente, el River Ega ya ha dejado escapar 13 de los 24 puntos posibles en casa. Tres victorias, tres derrotas y dos empates es el balance de este equipo en Andola.

Con 22 puntos se queda el Valle de Egüés que, tras el empate en el San Juan de Cintruénigo, encadena seis jornadas sin conocer la derrota. Cuatro empates y dos triunfos. No obstante, el equipo de Iñaki Fanlo enlaza cinco salidas sin ganar (dos derrotas y tres empates seguidos).

Jonathan Larráyoz, que el pasado fin de semana anotó cinco goles ante el Baztan, volvía a marcar en Cintruénigo.

Iruña, Subiza y Erriberri se colocan con 20 puntos

El Erriberri se impuso en casa a un rival directo, el Subiza, y le da alcance en la tabla. Los de Carlos Mendívil encadenan tres jornadas seguidas sin perder y dos victorias seguidas sin encajar un solo gol. Como local sólo ha perdido un partido esta temporada y se mantiene muy lejos de los puestos de descenso directo (12 puntos) y por encima del descenso en cascada. Hasta la fecha, notable campaña la de los de Olite.

El Subiza, por su parte, se encuentra en el peor momento de la temporada en cuanto a resultados se refiere. Los de César Sánchez enlazan tres derrotas consecutivas y se acerca peligrosamente a los puestos de peligro. Huarte y Oberena, que marcan los posibles cuarto y quinto descensos, se encuentran tan sólo a tres puntos.

La igualdad en esta zona de la clasificación es máxima. En tan sólo tres puntos (un partido de diferencia) se encuentran Oberena (17º) y Huarte (16º), Cantolagua, Pamplona, Txantrea, Erriberri, Subiza e Iruña.

Mientras Pamplona y Subiza parecen estar en una dinámica descendente, Iruña y Txantrea se encuentran en una claramente al alza. Cantolagua y Erriberri, ascendidos este año, se mantienen fuera de peligro durante toda la temporada.

Con 19 puntos se quedan la Txantrea y el Pamplona. Los del barrio pamplonés consiguieron vencer en Andosilla con un nuevo gol del pichichi Joseba Alcuaz y suman ya cuatro jornadas sin conocer la derrota (tres victorias y un empate). En estos cuatro últimos choques, los de Raúl Marco han sumado un punto más que en las once primeras jornadas de liga.

El Pamplona también tiene 19 puntos tras sumar su quinto partido consecutivo sin ganar. Y eso que los de Iban Lumbreras rescataron un punto a última hora, tras un saque de banda, ante el Ardoi. Dos empates y tres derrotas es el balance de los últimas jornadas, aunque el conjunto franjiverde ha sumado seis de los últimos 30 puntos en juego.

Un punto menos (18) tiene el Cantolagua, que firmó su tercer empate consecutivo. En esta ocasión en casa ante el Huarte, un rival directo. En casa continúa sumando el conjunto de Sangüesa, donde sólo ha perdido contra Osasuna Promesas. Sin embargo, estas cuatro jornadas sin ganar le han dejado muy cerca del puesto de descenso en cascada que existe en estos momentos.

Precisamente, con 17 puntos, ocupando ese puesto está Oberena. Aunque empatado con el Huarte, que posee mejor coeficiente de goles. El Huarte firmó tablas en su visita a Sangüesa y ya suma seis salidas sin ganar (cuatro derrotas y dos empates). Los de Jaime Sánchez, que la semana pasada conocieron la pérdida de dos futbolistas fundamentales, Rubén Aguas (por lesión) y Alberto Mendióroz, sólo han ganado un partido de los últimos diez. La situación en Areta es complicada en estos momentos.

La de Oberena no es menos delicada, puesto que tras su derrota del viernes en San Juan, los manguiverdes caen hasta el puesto de descenso en cascada. Estos también suman cinco salidas sin ganar (dos empates y tres derrotas) y no terminan de enlazar dos victorias seguidas en liga.

Se descuelgan poco a poco Mendi, Baztan y Beti Onak

Tras la disputa de la jornada 15 de campeonato, Mendi, Baztan y Beti Onak parecen quedarse descolgados. Ahora mismo, la permanencia directa está a nueve, diez y once puntos respectivamente.

El Mendi salió goleado de Burlada, donde falló varias ocasiones en ataque y dio bastantes facilidades en defensa. Los de Peio Mascaray encadenan cinco derrotas consecutivas en liga en las que sólo ha marcado dos goles.

Por su parte, Beti Onak y Baztan empataron a tres goles en Elizondo. Para los baztaneses es el tercer encuentro en el que puntúan esta temporada. Los tres fueron en casa (dos victorias y esta igualada). Para el Beti Onak, es el tercer empate de una temporada en la que sólo han conseguido ganar a Oberena.

El conjunto de Villava anunció la semana pasada que lleva un tiempo detrás de incorporar a un guardameta, aunque el fichaje de algún portero a estas alturas está siendo complicado.

Muy comprometida queda la situación de estos tres equipos tras la disputa de 15 jornadas.

Seis victorias y cuatro empates

Cuatro encuentros concluyeron en tablas y seis equipos consiguieron el triunfo, tres en casa y tres fuera. Como locales se impusieron Burladés, Erriberri y San Juan, mientras que a domicilio vencieron Iruña, Osasuna Promesas y Txantrea.

En esta jornada 15 se marcaron tres tantos por encuentro, un total 30 goles. De los cuales 17 fueron obra de los visitantes. En parte gracias a los seis del Iruña, los cuatro del Promesas y los tres del Beti Onak. Entre los siete restantes anotaron solo cuatro. Sin marcar se quedaron Oberena, Cortes, Cantolagua, Huarte, Mutilvera, Subiza y Mendi.

En el aspecto anotador hay que destacar a Iker Tellería, del Beti Onak, que anotó un hat-trick ante el Baztan en Elizondo. Aunque este no sirvió para conseguir la victoria. Anotaron dos goles también Imanol Vicuña y Vania Adot (Iruña), Íñigo Marco (Burladés) y Kike Barja (Promesas).

VAVEL Logo