Crónica de una sanción anunciada
Foto | Manuel J. Barrera - VAVEL

A mediados del pasado año, saltaba el principio de la noticia. El Real Madrid estaba en el punto de mira de la FIFA a la hora de investigar si se habían producido fichajes de forma fraudulenta de menores para las categorías inferiores del club blanco. Concretamente, 51 jugadores componían el informe que la FIFA había transmitido a la entidad merengue.

En enero de ese mismo año, el Madrid había admitido que el máximo organismo del fútbol mundial les habría requerido información acerca de los mismos, pero que no iba más allá de ello. Meses más tarde, a finales de abril, y cuando la noticia saltaba de nuevo a los miembros, el club merengue volvió a emitir un comunicado en el que aclaraba punto por punto lo sucedido, al mismo tiempo que aseguraban haber incurrido en un "desarrollo adecuado y sano de los menores mediante el cumplimiento estricto y sin excepciones del Reglamento de Transferencia y de Inscripción de Menores", al mismo tiempo que se mostraban en total "conformidad con que tales investigaciones se lleven a cabo con dicha finalidad".

Pero la Comisión de Disciplina de la FIFA, que preside el suizo Claudio Sulser no se ha mostrado convencido por los documentos y explicaciones aportadas por el club blanco. En la mañana del jueves, en un comunicado que incluía del mismo modo al Atlético de Madrid como sancionado, la FIFA hacía oficial su determinación de imponer la sanción de dos mercados de fichajes - verano de 2016 y enero de 2017 - sin poder inscribir jugadores para ambos conjuntos madrileños.

El Real Madrid no podrá inscribir a jugadores hasta julio de 2017. Sí podrá fichar, repescar cedidos y vender jugadores

Esta sanción se debe a la determinación de la FIFA a ejecutar un castigo por la incorporación, según afirman, de manera ilegal según la Ley, de menores a la disciplina blanca. De hecho, el máximo organismo del fútbol mundial señala al periodo de 2005 a 2014 como el tiempo en el que ha fijado su investigación, que les ha llevado a tomar la determinación de sancionar al cuadro merengue.

Además, tal y cómo también anuncian en su comunicado, la FIFA insta a Madrid y Atlético de regularizar la situación de los futbolistas afectados en un plazo de 90 días, circunstancia que podría arreglarse apartando a los chicos de la dinámica de juego, así como sus fichas. 

Preguntas y respuestas

La prohibición de la FIFA es clara: no pueden inscribir nuevos jugadores. Esta medida afecta únicamente a la llegada de nuevas fichas, por lo que la repesca de jugadores cedidos así como la venta de efectivos no se verá afectada por la sanción. El Madrid, al igual que el Atlético, podrá fichar, pero no dispondrá de sus nuevos efectivos hasta el 1 de julio de 2017. Además, al Madrid le han impuesto una multa de 328.000 euros, y casi 885.000 al Atlético.

Hay dos apartados que no se verán afectados por dicha sanción. El primero, en la figura del técnico, y el segundo, en el apartado de la cantera. Tanto merengues como colchoneros podrán cambiar, si así lo desean, de entrenador durante la sanción, puesto que su puesto no se ve afectado por restricciones. Del mismo modo, subir a miembros del filial al primer equipo tampoco encuentra tope por la sanción.

VAVEL Logo