¿Cómo fue la última visita del Málaga CF en el Ramón Sánchez-Pizjuán?
Derbi andaluz protagonizado por Sevilla y Málaga CF. Foto: Prensa

Cuando suena la palabra derbi, las palabras, ya de por sí, sobran. El partido que enfrenta esta tarde a partir de las 16:00 horas en el Estadio Ramón Sánchez-Pizjuán al Sevilla FC y Málaga, está considerado un partido de alto voltaje. Todos los derbis andaluces tienen algo especial. La eterna rivalidad entre el conjunto blanquiazul y los de Nervión, hacen que el partido, que casualmente marca el inicio de la jornada 20 esta semana, no pase a ser un encuentro más.

La rivalidad entre los dos clubes andaluces es algo que se palpa siempre sobre el terreno de juego. Incluso a veces, en la grada, se lleva hasta límites insospechados. La cuestión es que el espectáculo debe ofrecerse sobre el tapete del césped y no entre las hinchadas. Aunque la Comisión Estatal contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia contra el deporte, ha considerado el partido, como un choque de alto riesgo, la realidad es que el control es bastante complicado, por no decir casi imposible. Por esta razón, desde ambos clubes se ha insistido a ambas aficiones que dejen el espectáculo para las estrellas, en este caso los futbolistas.

El último choque que enfrentó a ambos clubes en tierras hispalenses tuvo lugar la pasada temporada, coincidiendo más o menos con la fecha establecida para el choque en la presente temporada. El 18 de enero de 2015, el Málaga CF salía derrotado por dos tantos a cero del Sánchez Pizjuán. Un primer gol de Bacca, hoy jugador del conjunto rosonero (Milán), en el minuto 36 de la primera mitad y un segundo gol y último, en la segunda mitad por Denis Suárez, confirmaba la derrota de un Málaga gris, que no dio la talla en ningún lance del partido.

El primer derbi andaluz, relativo al partido de la primera vuelta de la temporada 2014-2015 entre Sevilla y Málaga, dejaba a los de Unai Emery en los primeros puestos de la tabla, pues la victoria y la suma de los tres puntos permitía a los nervionenses recuperar la cuarta plaza de la Liga. Y paralelamente, así como dato, el Sevilla firmaba por aquel entonces la mejor primera vuelta de toda su historia -39 puntos, y un partido menos que el resto de equipos, pues su partido en el Bernabéu frente al Madrid de Ancelloti, se aplazó, ya que el conjunto merengue en enero del pasado año se encontraba en América dispuntando el Mundialito de Clubes-.

Lo que se dio en aquel partido es lo que se espera en el choque de esta tarde a partir de las cuatro de la tarde. Un duelo intenso, bastante disputado y muy táctico. Exigente y de mucho desgaste físico y de alta tensión. Estrada Fernández, el colegiado que arbitrará el duelo andaluz, posiblemente enseñará más de una amarilla, y quién sabe si no habrá algún expulsado a lo largo de los 90 minutos de partido.

En resumidas cuentas, si no se tiene en cuenta el empate (0-0) cosechado por los de Gracia en La Rosaleda, en su último choque frente al Sevilla, para los blanquiazules, únicamente una única idea es la que gira dentro de sus cabezas: ganar, sumar puntos y prolongar indefinidamente la racha de partidos consecutivos sin perder. Todo lo que sea puntuar le vale al conjunto blanquiazul. Los buenos resultados y el buen juego, están acompañando al equipo, cosa que en el arranque liguero, cuando el Málaga estaba en el ‘pozo’, no ocurría.

Los pupilos de Gracia están mentalizados para la batalla. Todo lo que no sea asaltar el fortín del Nervión, será para ellos una derrota. Lo que si está claro, dejando a un lado suposiciones, es que si el Málaga consigue esta tarde la victoria, ofreciendo un buen juego, dará un paso de gigantes en la Liga y un mazazo encima de la mesa, consolidándose como un equipo que resurge de sus cenizas, y al que según lo visto en la últimas seis jornadas, los equipos ‘grandes’ ya temen. Aunque no será fácil teniendo en cuenta que el Sevilla, con ocho victorias ligueras consecutivas como local, es un equipo infranqueable en su estadio. Veremos si el Málaga CF es capaz de prolongar esa racha de siete jornadas consecutivas sin conocer la derrota –cuatro victorias y tres empates- tras la batalla.

VAVEL Logo