Un líder con mucha pegada
Foto: Ángel Gutiérrez - ATM

El Atlético visitaba Las Palmas en partido oficial más de diez años después de la última vez y con una situación muy diferente a lo que lo haría en aquel  partido copero de 2005. Por su parte, Las Palmas llegaba con la intención de mantener su dinámica de cinco partidos sin perder entre Liga y Copa.

Dos equipos con las ideas claras

Ambos equipos mostraron desde muy pronto que iban a por los tres puntos y el ritmo fue muy alto y con ocasiones en ambas porterias: primero Vietto en el arco defendido por Javi Varas tras un centro raso de Juanfran y después Tana, aprovechándose de un error de Giménez que no entró con fuerza al balón, tendría un mano a mano en el que Oblak le ganaría la partida.

Acto seguido, volvería a intervenir el esloveno rechazando un disparo de Dani Castellanos. A pesar del las dos ocasiones prácticamente seguidas de Las Palmas, fue el Atlético el que golpeó primero: Juanfran colgaba un balón que controlaba  Filipe Luis en el vértice izquierdo del área para batir a Javi Varas con un grandísmo disparo.

El líder se ponía por delante, pero los canarios no se amedrentarían y empezaron a llegar al ataque con mucha gente, sobre todo por la banda izquierda, con un Jonathan Viera que estuvo inmenso. Curiosamente, sería Viera el encargado de hacer llegar a Las Palmas hasta el área rival, pero los que remataron no eran atacantes sino centrocampistas e incluso defensores: de este modo fue común ver en la frontal de área que atacaba Las Palmas a Roque Mesa o Dani Castellanos, que complicó a Oblak con un disparo lejano con la zurda que volvería a rechazar el meta esloveno.

La Unión Deportiva daba sensación de estar dominando el partido, llegando arriba con mucha vertiginosidad y, como se ha comentado, con muchos jugadores. El Atleti no tenía el balón, pero cuando conseguía tenerlo y llegar a tres cuartos de campo daba sensación de peligro.

Antes del descanso, los rojiblancos tendrían una última ocasión: Griezmann recibe en el área, intenta tocar para Vietto, que llegaba en carrera, pero Aythami llega a tiempo para evitar que éste remate. Llegaba el descanso tras una muy entretenida primera parte en la que Las Palmas llevó la iniciativa.

Cambio de guión

La segunda parte supondría un cambio de guión: a Las Palmas ya no le resultaba tan fácil llegar al área rival y en cambio, el Atlético llegaba más fácil. Avisó el equipo rojiblanco con un mano a mano de Griezmann tras un fallo en la salida de Garrido, pero Javi Varas detuvo el balón. Los minutos seguirían pasando y la tónica sería la misma. Sin embargo, en una de las pocas llegadas de Las Palmas en los segundos 45 minutos, a los colchoneros se les helaría el corazón: tras una dejada de cabeza de William José, remataba Roque Mesa en la frontal y el balón se marchaba -por muy poco- por línea de cal. Mucha gente en el estadio cantó gol.

Pero el gol llegaría en la otra portería en la seguiente jugada: Koke le mete un balón al espacio a Griezmann que se queda solo frente a Varas y en esta ocasión no perdona. Con el 0-2, el partido se le pondría muy cuesta arriba a los canarios, que desde ese momento apenas tuvieron presencia ofensiva. A los rojiblancos aún les daría tiempo de hacer el tercero y repitiendo goleador: Griezmann, quién si no, tras pase de Koke. El Atlético mantiene el liderato y Las Palmas, a pesar de perder, deja una imagen muy positiva ante uno de los equipos más potentes de Europa.

VAVEL Logo