Lo que diga Eusebio
Eusebio en rueda de prensa. Fuente: Real Sociedad

Los aficionados de la Real vuelven a presumir de equipo tras el empate frente al Deportivo. Si, presumir después de un empate en casa pero es que si uno escuchaba la narración del partido a través del transistor era imposible que como aficionado txuriurdin no se te hinchase el pecho de orgullo ¡Disparo de Jonathas! ¡Internada de Bruma! ¡Centro al área! ¡Ocasión de peligro a favor de la Real! … y muchas, muchas más. Las ocasiones se sucedían, el dominio era de la Real, pero el dueño del partido era Lux, que con sus paradas desbarataba una y otra vez las ocasiones fruto del buen juego de la Real. Pero lo cierto es que la Real estaba jugando realmente bien, el juego fluía, la Real recuperaba en terreno rival y las ocasiones llegaban una tras otra.

"Con Eusebio la Real vuelve a tener una idea de fútbol"

Pero en el fútbol hay una regla que es ajena al buen hacer, ‘El que perdona, lo paga’ y la Real estaba perdonando. Hizo falta un error garrafal entre Markel y Yuri para que el Depor se encontrase mano a mano con Rulli. Luis Alberto no perdonó. La segunda parte fueron 45 minutos de buen hacer de la Real, y lo que se resistió en la primera parte llegó en la segunda. Xabi Prieto demuestra que sigue siendo letal desde los 11 metros. ¡No falla una! Martínez Munuera pitó el final del partido y los jugadores se retiraron tras sumar un punto que sabe a poco, pero un punto cuyo valor va más allá del que refleja el sistema de clasificación de la Liga.

¿Cuánto hacía que la Real no encadenaba dos partidos seguidos de buen fútbol? Tras la victoria frente al Valencia, el equipo ha dado un paso al frente (otro más desde la llegada de Eusebio). El juego fluye, hay velocidad en los pases, las ocasiones de gol llegan… En definitiva hay una idea. Bernabéu, Vallecas y Anoeta en dos ocasiones muestran el crecimiento de una Real que va a más. Los aficionados de la Real llevaban esperando esto ¡Casi dos temporadas! El partido frente al Depor es otra piedra más en el proyecto que está construyendo Eusebio, que poco a poco empieza a cambiarle la cara a un equipo que carecía de rostro, identidad y juego. El camino está claro, a partir de ahora ¡Lo que diga Eusebio! 

VAVEL Logo