El Sestao triunfa en el derbi más ‘solidario’
Canario celebra su primer gol como verdinegro.

El River confirmó ante sus incondicionales que ha arrancado con buen pie el año de su centenario. Y no tanto por el juego desplegado  como por los resultados obtenidos, que le permiten permanecer invicto en 2016 y seguir escalando posiciones en la tabla gracias a los 16 puntos obtenidos de los últimos 21 disputados. Todo lo contrario que su última víctima, un Leioa que acumuló en Las Llanas su cuarta derrota consecutiva, igualando su peor racha de la temporada. Los pupilos de Igor Gordobil desperdiciaron una oportunidad propicia de emular lo conseguido en sus dos anteriores visitas a Las Llanas, y prolongan una caída libre que sólo las derrotas paralelas de Talavera y Rayo Majadahonda libra de los puestos de descenso.

El Sestao se quedó pronto sin Jito

Y es que los peores augurios se cernían sobre la grada local cuando, sin apenas haber tenido contacto con el balón, Jito Silveste solicitaba el cambio por lesión, añadiéndose a la nómina de lesionados verdinegros ampliada en última instancia por Abaroa y Tarantino. El Sestao se quedaba sin su referencia en ataque y confiando el gol a once jugadores que no habían sumado más de cuatro goles en toda la liga, y el Leioa sin la amenaza del futbolista que les había castigado con cuatro goles en sus dos últimos enfrentamientos y con casi noventa minutos por delante para sacar rendimiento a un once a priori muy ofensivo, con dos puntas y dos extremos para intentar superar el muro defensivo menos goleado del campeonato.

Canario, el 'falso nueve'

Sería sin embargo el equipo local quien avisaría primero, con un remate acrobático a la salida de un córner del recién entrado Silas. El ‘escorpión de Tinduf’ se situó en banda izquierda para que Canario ejerciese de falso nueve, rememorando sus primeros años futbolísticos. Los visitantes replicarían poco después tras una dejada de Etxaniz a Yanis, cuyo disparo cruzado desde fuera del área se marchaba cerca del palo izquierdo de la meta de Raúl Domínguez.

Canario remata a gol
Canario remata a gol

No se registrarían más acercamientos sobre el área verdinegra hasta los minutos finales del primer tiempo, primero por medio del propio Yanis, muy voluntarioso pero poco acertado en su regreso a Las Llanas, a quien le faltó poco para remachar en el segundo palo un balón peinado a saque de falta. Y ya casi al final sería Fran Sota el que probaría fortuna con un disparo lejano que se marchaba arriba.

Sin duda acusaron los de la Margen Derecha la labor de enganche de Fran Sota, a quien Gordobil retrasó a la posición de mediocentro para dar cabida a Gabilondo. El futbolista riojano, junto al también reconvertido Aitor Córdoba, perdieron la batalla del centro del campo ante el poderío físico de Cristian y las gotas de calidad de Rodri, que precisamente dispondría de la siguiente oportunidad de gol tras cabecear un centro de Silas desde la izquierda, y que Urtzi, que se estrenaba en liga esta temporada, desbarataba volando a la escuadra y despejando a córner.

El River creaba peligro desde sus costados, donde, tanto Gago desde la derecha como Riki por la izquierda, desdoblaban desde su posición de laterales. El cántabro cumplió con creces en una posición donde juega por exigencias del guión, pero sería desde la otra banda desde donde llegaría el único gol del partido. Gago recibía un buen pase de Cristian en posición dudosa y servía al corazón del área, donde Canario, cual delantero centro al uso, bajaba el balón con el pecho y conectaba un fuerte disparo a media altura que batía al portero visitante.

A Güemes le tocó tapar las subidas de Gago
A Güemes le tocó tapar las subidas de Gago

El primer gol del delantero palentino, otro de los que parece reivindicarse del ostracismo de las últimas jornadas, espoleó al Sestao, que aprovechó el inoperante paso delante de su rival para asestar algunas contras como la que culminaba SIlas con un flojo remate de cabeza. Poco después era Jorge el que remataba sin parar un balón servido desde la derecha por el incisivo Gago. Más clara fue la ocasión de la que gozó el goleador Canario, cuando, también de cabeza, desde fuera del área, estuvo a punto de sorprender la desguarnecida meta que Urtzi había abandonado para despejar de puños un saque de esquina. Tuvo una nueva oportunidad para hacer doblete Canario, tras culminar con otro remate de delantero centro una gran jugada individual de Jorge Hernández.

La tarjeta de Raúl y el harakiri de Gordobil

El paso por los vestuarios sirvió para atemperar el ritmo de partido por parte del equipo local, que empezó a tomar precauciones desde que, con apenas diez minutos del segundo tiempo cumplido, un extenuado Jorge dejaba su sitio a Izurza, en un movimiento táctico que reforzaba el centro del campo local pero condenaba al combativo Canario a ser un naúfrago en el ataque de su equipo.

Reaccionó rápidamente al cambio Gordobil, y un par de minutos después, en un intento de equilibrar fuerzas y dar más criterio a la circulación de balón, daba entrada al exrealista Aitor Castro por Etxaniz. El sacrificio del delantero de Arrasate resultó ser otra mala lectura del técnico visitante, ya que, ante un River cada vez más replegado y que dejaba dominar a su rival, el ataque leioztarra quedó descabezado, más aún cuando su otro delantero centro, Güemes, quizás resentiéndose de las molestias que le venían acompañando estas semanas, terminaría pidiendo el cambio.

Etxaniz, disputando un balón con Neira
Etxaniz, disputando un balón con Neira

Sin delanteros específicos sobre el campo, ya en ninguno de los dos equipos, los centrales verdinegros se mantuvieron como colosos ante las ráfagas de balones colgados sobre su área. Tan solo un resquicio dejó en todo el partido la defensa más segura de la liga, pero en éstas apareció Raúl Domínguez para salir de su área y jugarse la tarjeta roja en una falta que el árbitro castigaría únicamente con amarilla para alivio de la parroquia local. Sólo en esta acción y en un buen lanzamiento de falta directa ejecutado con rosca por Fran Sota tuvo que emplearse a fondo el meta cántabro, que volvía una semana más a dejar su portería a cero ante el ‘quiero y no puedo’ de los de Sarriena hasta el pitido final.

Puntuaciones VAVEL 2B

Sestao Leioa
Raúl 6,5 Urtzi 6,5
Gago 8 Aldalur 6
Cabero 7,5 Goiko 6
Neira 8 Picón 6,5
Riki 7,5 Delgado 6
Cristian 7 Córdoba 5
Rodri 7 Fran Sota 5,5
Agirrezabala 5 Yanis 6
Jorge 6 Güemes 6
Canario 8 Gabilondo 5
Jito S.C. Etxaniz 5,5
Suplentes
SIlas 6 Castro 6,5
Izurza 5 Bonilla 6
Kurbus S.C. Polanko S.C.
VAVEL Logo