'BBC', 'MSN' y un Equipo vestido de rojo y blanco
Foto: Ángel Gutiérrez - ATM

Grupo de personas organizado para un servicio determinado. Así definte la RAE la palabra equipoGrupo de personas: 24 futbolistas que asimilan y cumplen perfectamente con su rol y lo dan todo por los intereses del equipo. Organizado: pocos conjuntos pueden presumir de las virtudes tácticas comandadas por Simeone. Y un servicio determinado: ganar. No hay otra. Pocas palabras podrían definir mejor a este Atlético de Madrid.

Aunque en este caso, bien debería comenzar la palabra Equipo con mayúscula. Porque Simeone ha construido un grupo, un equipo con todas sus letras, un conjunto que responde al pie de la letra a su palabra: la del partido a partido. En silencio, sin ruidos excesivos y trabajando diaramente, el Atlético de Madrid, tras 20 jornadas discurridas, es líder. No tiene al mejor goleador, ni al más mediático. Pero tiene a Griezmann. Su defensa no copa portadas ni premios, pero tiene a Godín y Oblak. Ante todo, el 'Cholo', en su cuarta temporada, tiene lo que por fin quería: una plantilla profunda y completa, con variantes técnicas y tácticas donde cada jugador tiene una premisa clara: darlo todo cada vez que sale al campo.

Un equipo por encima de individualidades

Hace un mes, todos los elogios recaían sobre la 'MSN' (Messi, Luis Suárez y Neymar). Sin duda, el Barcelona cerró un año 2015 de ensueño donde su tridente ofensivo fue el gran protagonista. La llegada de Zidane parece haber volcado la balanza ahora en favor de la 'BBC' (Benzema, Bale y Cristiano). El técnico francés y los tres delanteros blancos están llamados a ser los líderes del Real Madrid.

En esas, Simeone sigue a lo suyo. Si los delanteros no funcionan, el gol se lo reparten los centrocampistas. Si la delantera rival consigue traspasar la frontera uruguaya, allí aparece Oblak. Si toca defender, Griezmann y Vietto son los primeros en bajar y trabajar. Si toca atacar, Juanfran y Filipe Luis se asocian para marcar. Si hay que sufrir se sufre y si hay que celebrar, los jugadores hacen piña y se agolpan sobre su goleador. Si se gana, se gana. Si hay que morir, se muere. Pero siempre con un espírito: equipo.

Los datos respaldan la virtud grupal de los rojiblancos: en los últimos diez partidos de Liga, el Atlético de Madrid ha hecho 15 goles y 27 puntos. En ese mismo período de tiempo, el Barcelona ha marcado 30 goles (el doble) para hacer 24 puntos, mientras que el Real Madrid ha anotado 33 tantos para conseguir 19 puntos. Sin goleadas ni alardes, sin portadas ni estrellas mediáticas, Simeone lo está volviendo a hacer. No tiene a los mejores del mundo, pero tiene a un equipo que lidera la clasificación.

VAVEL Logo