La reconversión de Yoda
Yoda, durante el partido frente al Espanyol LFP)

En el fútbol moderno, no es la primera vez, ni será la última, en la que un jugador con proyección y alma atacante ve cómo, de la noche a la mañana, empieza a realizar tareas defensivas y acaba jugando de carrilero. Los casos más claros han sido los de Juanfran Torres, lateral derecho del Atlético de Madrid y de la Selección Española y Aleix Vidal, lateral derecho del Barcelona

Por eso, no es de extrañar, que Escribá haya apostado por Yoda ante la baja de Roberto Lago, defensa titular de la zaga getafense. Ya lo había probado en otros encuentros de Copa, como en el disputado frente al Rayo Vallecano, pero se le vio sobrepasado en algunas acciones defensivas

El extremo izquierdo, de 27 años, que llegó al club hace dos campañas, no ha gozado de una continuidad en el terreno de juego por las lesiones y por no contar con un puesto fijo dentro del equipo. De ahí, que la opción de que esté en el  lateral izquierdo, no es ni mucho menos descabellada. No obstante, hay que tener en cuenta los pros y los contras de su adaptación

Velocidad y físico 

Estas son quizás dos de sus mejores características para que en un futuro, no muy lejano, pueda asentarse en esta posición. Su capacidad para el desborde y la sorpresa en ataque, son factores importantes para generar acciones de peligro y, además, hay que sumarle su buen desborde y su uno contra uno.  Posee una buena pierna izquierda, con la que es capaz de sacar centros de gol. Sin duda, estos son  sus  mejores credenciales  para ser el lateral titular. 

Mal balance defensivo

Yoda ha jugado siempre en el extremo y los entrenadores no le han pedido que realice un trabajo defensivo. Por eso, en estos partidos, se le ha podido ver desdibujado y algo perdido atrás. El problema es que todavía no tiene conciencia defensiva y de ahí que pierda la línea muy rápido, o que no sepa como aguantar el uno contra uno. Sin embargo, estas son carencias que se pueden mejorar con los entrenamientos y con el tiempo. 

Físico no le falta y es capaz de bajar a defender rápido, pero el problema de su adaptación, no deriva ni de su velocidad, ni de su resistencia, más bien, es cuestión de tiempo y  de la continuidad de su juego, factores que dedicirán si Yoda está capacitado para ese puesto y  si puede tener una bonita lucha con Roberto Lago, en el lateral izquierdo.  

VAVEL Logo