Amrabat ya forma parte del pasado, y ahora qué
Amrabat luchando por un balón ante Filipe Luis esta misma temporada / Foto: Carlos Martinez (Vavel.com)

Nordim Amrabat es la última gran estrella que abandona la entidad malagueña en estos últimos años. El pasado lunes por la tarde el Málaga hacía oficial lo que era un secreto a voces, incluso el propio jugador se encontraba ya en Inglaterra para acometer las pruebas médicas. En cuanto el club de las islas comunicó al Málaga el abono de la cláusula, la operación se anunció formalmente.

El Málaga recibe la cantidad de ocho millones de euros por el jugador marroquí. Los números dicen que Amrabat se va del Málaga después de haber disputado 64 partidos, 8 goles y 13 asistencias. Después de tres temporadas donde estuvo cedido en dos de ellas, para finalmente, ser propiedad del Málaga tras adquirir sus derechos por 3.5 millones de euros. Quizás esa puede ser la única noticia positiva para el club y un consuelo para la afición.

Amrabat ha anotado ocho goles y ha dado 13 asistencias en los 64 partidos que ha disputado con el Málaga

En materia futbolística se marcha uno de los mejores jugadores que forman la plantilla, hombre clave para Bernd Schuster durante el primer año de estancia del jugador marroquí en la entidad malacitana. La pasada temporada disputó 31 partidos con la elástica malagueña, ésta deja el club de la costa del sol habiendo disputado 13 partidos de los 20 que se llevan jugados. No había anotado ningún gol, pero Amrabat era algo más que goles.

El jugador marroquí tenía la posibilidad de jugar en cualquiera de las posiciones del ataque. Originalmente  partía de banda izquierda, pero también podía disputar los partidos en banda derecha, de segundo punta e incluso de delantero. Esa polivalencia citada anteriormente era la que le llevaba a desequilibrar a las defensas rivales, jugando en banda tenía exigencias que no resolvía bien. En cambio, como delantero, tenía la capacidad de caer a banda, crear espacios para después caracolear y cabalgar en busca del gol. Además poseía una gran capacidad de retener el balón, y esto jugando acompañado de otro punta arriba, destrozaba en muchas ocasiones a las defensas contrarias.

Está claro que tanto Gracia como la afición malagueña echarán de menos al jugador marroquí. Pero Amrabat ya es pasado, y ahora toca centrarse en buscar un sustituto.

Habrá que ver ahora cuál es la apuesta del club para encontrar sustituto a Amrabat. Deberá peinar el mercado casi sin tiempo y además acertar en el futbolista. Javi Gracia quiere alguien que conozca bien la liga española, que esté en ella o que se haya marchado hace poco.  

En el plano estrictamente técnico debe de ser un jugador de banda derecha que destaque por su rapidez y por su habilidad.

Javi Gracia, entrenador del Málaga, en rueda de prensa./Foto: Carlos Martinez (Vavel.com)/
Javi Gracia, entrenador del Málaga, en rueda de prensa / Foto: Carlos Martinez (Vavel.com)

Por el momento, sin la llegada de ningún refuerzo, Javi Gracia tendrá que buscar un sustituto adecuado al marroquí. Se desconoce realmente porqué apostará el técnico del conjunto malagueño, pero teniendo en cuenta los esquemas utilizados normalmente por Gracia, las alternativas podrían ser las siguientes:

Utilizar el sistema habitual de 4-4-2. Con Duda o Juanpi en banda derecha, Castro en la izquierda y Charles y Cop en punta de ataque. Otra de las alternativas, aunque no parece ser probable, sería utilizar un 4-2-3-1. Con Horta en banda derecha, Duda en la mediapunta, de nuevo Castro en la izquierda y arriba Charles.

Y por último, viendo las variantes tácticas que se le presentan a Gracia. Podría optar por un 4-3-3, sistema de mayor contención para equipos grandes. Este sistema incrustaría a Duda como interior izquierdo, con Horta o Juanpi en la derecha, Castro en la izquierda y arriba Charles.

La salida de Amrabat supone la salida de uno de los mejores jugadores que poseía el Málaga en su plantilla, pero en la Costa del Sol están acostumbrados a ello. Gracia ha perdido una pieza importante, pero tiene variantes para conseguir el objetivo marcado a principios de temporada.

VAVEL Logo