Borja rescata una trabajada victoria

Trabajada victoria la del Girona frente al colista de la Liga Adelante, que curiosamente es uno de los equipos que mejor fútbol practica, pero que peca de juventud y los errores le pasan mucha factura. El Bilbao Athletic vino a Montilivi con la idea clara de jugar el balón, ser intenso en defensa y aprovechar las ocasiones. Obtuvo un empate durante muchos minutos, desde que Aketxe sacara las telarañas de la portería de Becerra, hasta que Borja García ajustició a un filial que sigue sin ganar fuera de casa.

Control gerundense, igualdad en el marcador

Partía favorito el cuadro catalán, que venía de golear por 4-0 a la Ponferradina, por jugar ante la afición y por el hecho que delante tenía al colista, y dicha condición la quiso imponer desde el pitido inicial. Suya fue la posesión y suya la primera oportunidad del encuentro. Centró Aday (de nuevo titular en detrimento de Javi Álamo) desde la derecha y Felipe, libre de marca, cabeceó a las manos de Jon Ander (minuto 11).

El dominio no acababa de traducirse en ocasiones, pero el mismo Felipe luchó un balón y sacó un córner, que botó Granell. Lejeune, más rápido y listo que nadie, se impuso a los centrales vascos para cabecear al fondo de las mallas (1-0, min. 21). Sin embargo, el tanto espoleó a los ‘cachorros’, que empezaron a frecuentar el área de Becerra.

Primero fue Ramalho el que cabeceó desviado a la salida de un córner (min. 26), y casi a continuación Aketxe ejecutaba magistralmente una falta directa que se colaba en la escuadra de Becerra (1-1, min. 29). Poco le duró la alegría a los de Machín, que a pesar de tener el dominio territorial y de balón, veían cómo el filial vizcaíno les empataba en una jugada a balón parado.

El autor del gol gerundense, Lejeune, quiso devolver con la misma moneda el gol de Aketxe, pero su remate de falta directa se fue por centímetros (min. 37). Al final de la primera mitad, el partido perdió su control y hubo tiempo para varias oportunidades en ambos bandos. En el lado visitante, Undabarrena se zafó de varios jugadores gerundenses y chutó a la izquierda de Becerra (min. 42). En el Girona, Jairo culminó una contra con un remate demasiado flojo (44’).

Siesta y euforia

En el descanso Machín dio entrada a Lekic por un alicaído Felipe. Tras la reanudación, el Bilbao Athletic empezó avisando con un disparo de Unai López que se fue por poco, pero fue el Girona el que paulatinamente volvió a controlar la situación. Primero el recién ingresado Lekic obligó a Jon Ander a reaccionar a un centro que se fue envenenando (49’), y posteriormente fue Jairo el que mandó un balón al poste (52’).

El cuadro gerundense lo siguió intentando, especialmente a base de centros laterales a cargo de Aday y Clerc, pero sin traducirse este dominio en ocasiones. El choque entró en una fase de letargo, que se encargó de disipar el colegiado Valdés Aller con cuatro amarillas en 13 minutos a jugadores locales. También Aketxe remató desde lejos para que Becerra mandara a córner (67’). 

En los instantes finales, con más corazón que cabeza, el Girona impuso su dominio y acorraló a los del Cuco Ziganda en su área. Lekic tuvo dos buenas oportunidades. Primero su disparo a bocajarro se topó con un defensa que mandó a córner (78'), y luego su cabezazo se fue por poco (82'). Cuando todo parecía abocado al empate, un tuya mía entre Javi Álamo y Borja García (ambos habían entrado de refresco) acabó con un disparo desde la frontal de éste último que se coló en el marco de Jon Ander (min. 85, 2-1).

A los bilbaínos les entró la prisa y buscaron a la desesperada un punto que durante muchos minutos tuvieron a su alcance. Aketxe, el mejor de los suyos, estuvo a punto de acallar Montilivi por segunda vez, aunque su remate desde la frontal lo desvió un defensa para que el balón saliera a córner (90'). El Girona supo sufrir en el descuento y los tres puntos se quedaron, de nuevo, en casa. Como ya viene siendo costumbre en 2016. Tres de cuatro llevan los de Machín ante la afición. Ahora tocará refrendar esta mejoría en Soria, un lugar que conoce bien el míster, dentro de siete días. El Bilbao Athletic, por su parte, recibe al Elche en otro duelo vital para sus aspiraciones.

VAVEL Logo