Ronald Koeman y el Valencia CF
Koeman celebrando la Copa del Rey

Cada 20 de mayo de 2015 Ronald Koeman recibe multitud de llamadas en su teléfono. Aquél mismo día de 1992, en el minuto 114 de una final de Copa de Europa contra el Sampdoria, Koeman golpeó un balón con una potencia inhumana para batir a Gianluca Pagliuca y dar la primera Copa de Europa al FC Barcelona.

El Koeman entrenador

El primer puesto de Koeman relacionado con el fútbol, después de su exitosa etapa como jugador, fue coordinador entre el primer equipo y el filial del FC Barcelona, en el cuerpo técnico que lideraba Van Gaal, en la temporada 1998/1999.

Después de una campaña desarrollando este trabajo, Koeman terminó volviendo a casa. Su nuevo hogar fue Alkmaar, para ser segundo entrenador del AZ. Sólo tres meses después de empezar con este nuevo puesto, el Vitesse le dio la posibilidad de debutar como primer entrenador, cargo que Ronald no dudó en aceptar.

En su primera temporada en las filas del Vitesse, Koeman logró hacer una más que meritoria cuarta plaza, clasificando el equipo para la Copa de la UEFA y quedándose a tan sólo un punto de entrar en la Liga de Campeones. En la temporada 2000-2001, sólo el Inter les pudo apear de la Copa de la UEFA y se quedaron fuera de volver a entrar en Europa únicamente por gol average.

Koeman en el Amsterdam Arena
Koeman en el Amsterdam Arena

Después de su periplo por el Vitesse, el equipo más laureado de Holanda, el Ajax de Amsterdam, decidió ofrecerle el cargo de entrenador. Durante cuatro temporadas fue el manager del equipo e incluso en 2003, cuando Joan Laporta entró a la presidencia del FC Barcelona, estuvo muy cerca de ser entrenador del club azulgrana, pero no se llegó a un acuerdo por las cifras de traspaso. Su trabajo en el Ajax acabó después de los desencuentros con el entonces director deportivo, Louis Van Gaal.

Campeón de la Eredivisie con Ajax y PSV

Benfica y PSV fueron sus dos nuevos destinos, ambos en una misma temporada, y con el conjunto de Eindhoven consiguió salir campeón de la Eredivise por delante del Ajax y el AZ Alkmaar, sus antiguos conjuntos y máximos competidores por el título. Así se convirtió en el segundo entrenador en conquistar la Eredivise con dos clubes distintos, después de que Leo Beenhakker lo hiciera con el Ajax y el Feyenoord.

Luces y sombras en Mestalla

Juan Mata, su gran apuesta personal

La destitución de Quique Sánchez Flores provocó la búsqueda de un nuevo entrenador por parte del Valencia CF. El 31 de octubre de 2007 se oficializó la vuelta de Ronald Koeman a la liga española, aunque esta vez con el puesto de entrenador. Sus primeras medidas fueron drásticas y comprometidas a partes iguales: dejar de contar con jugadores veteranos y señas de identidad del club como Santiago Cañizares y David Albelda y apostar por jóvenes promesas como Ever Banega o Juan Mata.

Mata a las órdenes de Koeman I Fuente: manutd.uk
Mata a las órdenes de Koeman I Fuente: manutd.uk

El inicio en la competición doméstica fue pésimo: 1 victoria de 11 encuentros disputados. Esto, sumado a la impaciencia y la disconformidad habitual de la siempre exigente grada de Mestalla, provocó los primeros pitos de una afición desconforme con el técnico holandés. Aún así, la Copa del Rey se convirtió en una válvula de escape para los aficionados valencianistas.

El último título del Valencia

Después de superar al Irún, el Betis y el Atlético de Madrid, el bombo deparó un Valencia-FC Barcelona en las semifinales del torneo del KO. El Barcelona de Rijkaard llegaba en plena descomposición, convertido en un equipo inofensivo, venido a menos, que necesitó de una revolución absoluta para volver a ser un gran equipo. Los héroes de años anteriores como Deco o Ronaldinho vivían su ocaso futbolístico.

En la ida en el Camp Nou, el conjunto azulgrana no se mostró superior y así lo evidenció el Valencia en el minuto 70, cuando después de una conducción de Silva, el balón acabó en los pies de Villa para que el asturiano marcara el 0-1 y pusiera cuesta arriba la eliminatoria para los locales.

Todo abierto para la vuelta con el 1-1 de la ida

Minuto 93 de partido. El Valencia parecía tener cerrado el encuentro, pero Eto’o se internó en el área che, se plantó solo frente a Hildebrand, pero el alemán rechazó el disparo. El balón cayó a los pies de Xavi que remató con fuerza, y el camerunés, al acecho del gol como siempre, puso el interior de la bota izquierda para marcar la igualada. Un empate que supo a gloria.

La vuelta en Mestalla empezó con un auténtico golazo del Pipo Baraja, que disparó desde más allá de la frontal del área y encajo el balón en la escuadra izquierda de la portería defendida por Víctor Valdés. Al filo del descanso, un cúmulo de errores de la zaga azulgrana acabaron con un balón que Villa sirvió a Mata para que el joven canterano se plantara solo frente a Valdés y lo batiera fácilmente con el interior del pie.

El FC Barcelona sufría cada vez más con las embestidas de un Valencia empujado por su hinchada, pero en un ataque de coraje, Thierry Henry se elevó más que nadie en el área valencianista y conectó un cabezazo imposible de detener para Hildebrand y que servía para subir el 2-1 al marcador. Pero nada podía salir bien para los de Rijkaard, en la jugada posterior al tanto del francés, Juan Mata ponía el tercero de los locales. Eso sí, Eto’o dio esperanzas a los culés con un gol a falta de diez minutos para el final de la eliminatoria, un tanto que acabaría resultando insuficiente.

En la final, el Valencia superó al Getafe por 3-1 con tantos de Juan Mata, Alexis Ruano y Fernando Morientes, que sirvieron para inhabilitar el gol de Esteban Granero para los madrileños. No obstante, nadie podía imaginar que Ronald Koeman se disfrazaría de Béla Guttmann y lanzaría una maldición sobre los valencianistas, aunque más débil que los cincuenta años de sequía europea que auguró el húngaro al Benfica.

Los jugadores del Valencia celebrando la Copa I Fuente: ciberche.net
Los jugadores del Valencia celebrando la Copa I Fuente: ciberche.net

El 21 de abril de 2008 el Valencia cayó en San Mamés por un humillante 5-1. Ronald Koeman fue cesado aquél mismo día. Poco después, el holandés comentó: “La Copa que ganó el Valencia conmigo será el único título que ganen en los próximos cinco años”, pronosticó y acertó Koeman. Fue odiado por la grada de Mestalla, pero sus métodos le llevaron a conquistar el último trofeo que ha ido a parar a las vitrinas del conjunto che.

VAVEL Logo