El Cacereño se asoma al abismo
El Cacereño se asoma al abismo.

No corren aguas tranquilas en Cáceres. El equipo blanquiverde, instalado en las posiciones de play-out a Tercera División, ve cada vez más cerca la posibilidad de un descenso de categoría. El equipo ha entrado en una dinámica peligrosa y la Cultural Leonesa se convirtió en el cuarto conjunto que derrotó de forma consecutiva en casa al Cacereño.

Las dudas aumentan si se tiene en cuenta que acumula una racha de ocho partidos sin conocer la victoria. La afición empieza a pedir responsabilidades y todos los focos apuntan a Ángel Marcos. Muy diferente a la situación de una Cultural Leonesa que se vuelve a enganchar a los puestos de cabeza de la clasificación cerrando un mes de febrero para el olvido.

Escasas ocasiones en el arranque

Se iniciaba el partido en el frágil césped del Príncipe Felipe con un tanteo entre ambos equipos, ninguno era claro dominador del esférico y las ocasiones eran nulas. No existía ninguna oportunidad reseñable, quizá la única llegaba de las botas de Leo Ramírez, pero su disparo salía por encima del travesaño de la meta defendida por Diego Calzado debido a la lesión de Leandro Montagud.

Se mantuvo el partido por los mismo derroteros, el CP Cacereño parecía bien plantado sobre el terreno de juego, pero la Cultural Leonesa demostró ser más equipo en estos momentos. El cuadro extremeño, por inercia más que por juego, continuaba en busca del ansiado gol que les adelantase en el marcador. Pablo Gállego llegaba con cierto peligro a la meta defendida por Diego Calzado, al igual que Toni, que no llegaba a una pared con Leo Ramírez; y acto seguido era David Cuerva el que ponía el ¡uy! en las gradas.

La réplica de la Cultural Leonesa no se hizo esperar y Vargas en dos ocasiones evitó el gol visitante. Aketxe fue el jugador que más peligro mostró durante toda la primera parte, aunque esta vez partiendo como segundo delantero al formar junto a Javier Orodea. Con el 0-0 se llegaba al descanso. La sensaciones no era del todo positivas y el 'run run' se oía en las gradas.

Otra vez Cristobal Gil aparece ante el Cacereño

Comenzaba la segunda parte en el Príncipe Felipe y se empezaba a vislumbrar un escenario totalmente diferente al de la primera mitad. La Cultural Leonesa empezaba a posicionarse mejor sobre el terreno de juego y avisaba primero tras una salida en falso de Vargas y a continuación con un disparo de Cristóbal Gil que salía rozando el palo. El CP Cacereño no renunciaba al ataque, Carlos Valverde era de nuevo el jugador que más peligro aportaba al ataque blanquiverde. 

Los malos augurios se convirtieron en realidad allá por el minuto 62 de partido. Cristóbal Gil aprovechaba un pase de  Javier Orodea, tras el enésimo fallo de Mansilla en defensa, y colocaba el 0-1 en el marcador, que a la postre sería definitivo. La desventaja, como viene siendo nota habitual, fue un mazazo para los locales. El conjunto extremeño volvía a acusar el tanto encajado y se veía impotente para crear alguna ocasión de peligro ante la meta rival. Solamente llegó una vez en los últimos 30 minutos de juego, pero ésta estaba invalidada por fuera de juego.

El Cacereño se encontraba fundido mental y físicamente y estaba a merced de los contraataques de la Cultural. El conjunto leonés, realizó dos cambios, la entrada de Tejedor y Viti dieron frescura a la 'Cultu'. El cuadro entrenado por Juan Fernando encontraba espacios entre líneas y dispuso de varias ocasiones para ampliar el marcador y sentenciar el partido, pero no tuvo fortuna. El partido discurría hacia el final, cuando Leo Ramírez, era expulsado por una dura entrada en la frontal del área. El jugador local perdía los papeles, y esta acción empieza a ser habitual en los jugadores del conjunto extremeño, ya que Zubi, recién llegado, también fue expulsado por algo similar hace unas jornadas.

Terminaba el partido con el 0-1 en el marcador. Los locales no abandonan las zonas de peligro, y además crece la incertidumbre sí pueden conseguir salir de esa zona. La Cultural, por el contrario empieza a ver los puestos de privilegio cada vez más cerca, y siguen en línea ascendente.

VAVEL Logo