Así llega el Eibar: la garra y el oficio convertidos en eficacia
Fotografía: María José Segovia/VAVEL

Todos los choques ligueros son más que relevantes, pero si hay dos en los que los grancanarios centrarán todos sus esfuerzos, a corto plazo, para intentar exprimir al máximo las posibilidades de sacar algo positivo son los próximos encuentros ante la SD Eibar y el Getafe. Contra el primer equipo de estos dos será con el cual se enfrenten los isleños el viernes de la presente semana en uno de los estadios más complejos de la Primera División española: Ipurúa, sí, ese campo que hace apenas tres años veía en su césped a jugadores y equipos de la Segunda División B pero que, en nuestros días, sueña con recibir a conjuntos extranjeros de ligas importantes en un futuro no muy lejano.

Los chicos de Mendilibar, al igual que sucede con el Deportivo de La Coruña de Víctor Sánchez del Amo, partieron al inicio de la actual campaña con el claro objetivo de conseguir la permanencia en la Liga BBVA. No obstante, tal y como se ha desarrollado la temporada, han visto modificado relativamente esa meta primigenia y piensan más en una posible clasificación a competición europea, bien sea a través de la sexta plaza, o lo que también es posible que se produzca y que sería más asequible, a través de la séptima.

Un equipo que, como su propio sobrenombre indica, ‘los armeros’, es trabajador, luchador, solidario y cumplidor. Un estilo de fútbol caracterizado por la intensidad incansable, la presión asfixiante en la salida de balón del rival (se sienten muy cómodos sin tener la posesión del esférico) y que, cuando lo tiene, no duda en hacer daño a sus rivales a través de esos contrataques y esa circulación del cuero tan vertiginosa, que hasta parece automática, que les permite bombardear constantemente al equipo contrario. Esa forma de jugar no siempre les vale para vencer cada semana, puesto que hay equipos y equipos en la élite futbolística nacional, pero lo cierto es que rara es la vez en la que dan por perdido un partido.

Esta circunstancia se pudo ver el pasado 20 de febrero en el encuentro que correspondía a la última jornada liguera, donde los guipuzcoanos se enfrentaron al Celta de Vigo en el Estadio de Balaídos. Perdían los azulgranas por tres goles a cero en el minuto 81 contra los celestes. Cualquier escuadra, ante ese panorama con un marcador claramente desfavorable y con apenas diez minutos por jugarse (más el correspondiente descuento) se rendiría y le daría la espalda al mismo. Pero los eibarreses no consideran esa opción. En una de las acciones ofensivas, logran provocar un penalti en el área del equipo dirigido por Eduardo Berizzo. Sería Saúl Berjón, un exjugador de la UD Las Palmas precisamente, el encargado de anotar desde la pena máxima por el centro del marco defendido por Sergio Álvarez.

Y apenas tres minutos después, en una acción aislada en el costado izquierdo, una de las principales amenazas de los vascos, Takashi Inui, se sacaría de la chistera, como si de un ilusionista en el circo se tratase, un disparo que, que en los momentos previos de su realización cuando el japonés armaba la pierna, cualquiera podría pensar que no sacaría nada óptimo con el mismo. Sin embargo, fue tal la potencia, pero, sobre todo, el efecto y la intención con que lo hizo que el ya mencionado guardameta céltico no pudo hacer más que tirarse inútilmente al césped, en un intento por detenerlo, y observar cómo se colaba el balón por su palo izquierdo.

Con cuatro minutos por delante, más el tiempo añadido, el Celta se veía contra las cuerdas ante lo que podía ser una posible remontada armera. Los de la España septentrional no consiguieron finalmente la hazaña pero dejaron a las claras, una vez más, que no tiran la toalla ante cualquier tipo de situación.

En lo que respecta a sus prestaciones en este primer tercio de la segunda vuelta, sus guarismos como visitantes han empeorado ligeramente con respecto a la primera, aunque hay que decir que en la misma lograron tres triunfos (una cifra no muy elevada), los que ostentan ahora mismo. Tres salidas a domicilio en estos seis primeros encuentros que se han saldado con tres derrotas pero, eso sí, en feudos que, precisamente, no son los más alentadores: Vicente Calderón, Nuevo San Mamés y el ya mencionado Balaídos.

Sin embargo, tales derrotas las han logrado contrarrestar como locales con dos victorias ante rivales de la zona baja de la clasificación: Granada (por un contundente 5-1) y Levante (2-0), con un pequeño bache entre medias ante el Málaga de Javi Gracia (1-2). Además, si nos remontáramos a los dos primeros compromisos que afrontaron en este 2016, que corresponden con los dos últimos de la primera vuelta, los mismos también finalizaron con la consecución de tres puntos para los armeros, ante el Real Betis por un apabullante 0-4 y ante el RCD Espanyol por un ajustado 2-1.

Si algo asusta de los comandados por Mendilibar es su fiabilidad como locales, pues tan solo han cedido tres derrotas en casa, contando la que se nombró anteriormente frente a los malaguistas, y tres empates ante Valencia, Sevilla y Celta. En total, 24 puntos de 39 posibles o, lo que es lo mismo, siete triunfos y tres empates en trece partidos. 

Partidos ganados en casa por la SD Eibar

Jornada Encuentro/resultado Fecha
2 SD Eibar 2-0 Athletic Club 30/08/15
10 SD Eibar 1-0 Rayo Vallecano 01/11/15
11 SD Eibar 3-1 Getafe 07/11/15
17 SD Eibar 2-0 Sporting de Gijón 30/12/15
19 SD Eibar 2-1 RCD Espanyol 10/01/16
20 SD Eibar 5-1 Granada 18/01/16
24 SD Eibar 2-0 Levante UD 14/02/16

Partidos en los que la SD Eibar no ha vencido como local

Jornada Encuentro/resultado Fecha
4 SD Eibar 0-2 Atlético de Madrid 19/09/15
6 SD Eibar 1-1 Celta de Vigo 26/09/15
8 SD Eibar 1-1 Sevilla 17/10/15
13 SD Eibar 0-2 Real Madrid 29/11/15
15 SD Eibar 1-1 Valencia CF 13/12/15
22 SD Eibar 1-2 Málaga 30/01/16

Además de lo que se acaba de explicar, habrá que tener en cuenta el buen estado de forma que siempre ofrecen ciertos jugadores eibarreses cuando juegan en su feudo, como es el caso de Borja Bastón, una de las revelaciones de la campaña y que porta la función goleadora del Eibar: 16 goles ha anotado el canterano del Atlético de Madrid en Liga, la mitad de ellos jugando en casa y la otra mitad fuera de ella, regularidad en estado puro. Mismo caso que el del extremo español Keko Gontán, que muestra prácticamente el mismo rendimiento tanto en Ipurúa como en el resto de campos españoles: en casa, un gol y dos asistencias (conseguidos ante Sporting y Granada) mientras que como visitante, dos goles y dos asistencia (ante Betis, Atlético de Madrid y Athletic). O el caso de la emergente revelación de los gipuzcoanos, el extremo nipón Takashi Inui (tres goles marcados en el presente curso, dos de ellos en Eibar) o Sergi Enrich, que ha anotado cinco de sus seis goles en competición liguera jugando como local.

En el recinto de Ipurúa se verán las caras, pues, dos conjuntos que se conocen a la perfección, pues ya han sido tres las veces en las que se han enfrentado en la actual campaña, dos de ellas correspondientes  a la disputa de los octavos de final de la Copa del Rey en los cuales los insulares se impusieron, en la ida y en la vuelta por el mismo resultado (2-3 en el recinto armero y 3-2 en Gran Canaria), y el otro restante tuvo lugar a principios de octubre del año 2015 en el feudo del barrio capitalino de Siete Palmas, donde dos goles azulgranas asestaron con contundencia a los amarillos (0-2).  Por lo tanto, no es aconsejable perderse este partido: la vistosidad y el espectáculo estarán garantizados. 

VAVEL Logo