En picado a Tercera
En picado a Tercera | Imagen: levanteud.com

El Atlético Levante recibía al Club de Fútbol Badalona en la ciudad deportiva de Buñol en un partido que tuvo una gran afluencia de público debido a las facilidades que puso el conjunto granota para que la afición se desplazase a la ciudad deportiva a presenciar uno de los partidos claves para lograr la permanencia poniendo autocares gratuitos que llevaron a los aficionados blaugranas desde la capital del Turia hasta el estadio de su filial, además de la invitación al partido a la sección de discapacitados del Levante Unión Deportiva, que presenciaron el encuentro junto al presidente del club granota, Quico Catalán, que quiso estar presente acompañando a los chavales. Por parte del conjunto catalán, cerca de 50 espectadores se desplazaron hasta Buñol para animar a su equipo.

La primera mitad comenzó con un ritmo muy lento, ambos conjuntos se tenían demasiado respeto como para tomar la iniciativa del partido, aunque fue el Atlético Levante quien creó más peligro, fruto de la mayor necesidad que tiene en la clasificación. El Badalona, trató en todo momento de pausar el juego, intentar que el Levante se desesperase y no encontrase la forma de acercarse al marco defendido por Morales pero al pasar el ecuador de la primera mitad, Traver, a balón parado, adelantó al conjunto local gracias al rebote en uno de los defensas del Badalona, que desvió la trayectoria de la pelota y engañó al guardameta visitante, que nada pudo hacer para evitar el tanto del Atlético Levante. Tras el gol de los granotas, el conjunto visitante se espabiló e intentó poner las tablas en el marcador, pero todas las jugadas ofensivas del equipo dirigido por Manolo González fueron estériles y acabaron lejos de la portería defendida por Koke.

A la vuelta de vestuarios, el árbitro decantó la balanza en beneficio de los visitantes, a los que parecía permitirles todo mientras que a los granotas no se les dejaba hacer tanto. Avanzaban los minutos pero el conjunto catalán no conseguía crear una ocasión clara de gol, hasta que en el minuto 59, Eugeni cayó dentro del área y el colegiado señaló una pena máxima más que dudable que el propio atacante del Badalona transformó, a pesar de que Koke estuvo muy cerca de detener el disparo del ‘10’. A partir de ahí, el partido se volvió tenso y todas las jugadas llegaban cargadas de polémica.

Las llegadas del Levante sólo se podían ver en algún balón largo a la contra o, sobre todo, a balón parado. Aunque fueron los de Villafaina los que llevaron el peso del juego, los catalanes fueron los que tuvieron todo el peligro de gol, pero, o bien Koke, o bien la falta de acierto, permitieron al Levante salvarse de la remontada hasta los minutos finales del partido. Y fue ahí cuando se decidió. Otra vez a balón parado, en una falta lateral, Óscar Muñoz remató un balón botado por Eugeni y se coló en el fondo de la red a pesar de la estirada de Koke, que nada pudo hacer para detener el cabezazo. Tras el gol, el Levante lo intentó pero no consiguió sacar ni un solo disparo entre los tres palos, dejando el resultado inmóvil y permitiendo que el CF Badalona se llevase los tres puntos de la Ciudad Deportiva del Levante Unión Deportiva, lo que condena al filial granota a seguir en las posiciones de descenso.

La próxima semana el Atlético Levante visitará La Nova Creu Alta para medirse al Sabadell, que ocupa una posición tranquila en la tabla, con un gran colchón de puntos sobre el descenso y con los puestos de play off relativamente lejos. Villafaina sigue en la cuerda floja y, aunque el club granota no ha anunciado nada, podría ser destituido en las próximas jornadas.

VAVEL Logo