Se repiten los errores del filial
Santamaría lamenta una ocasión marrada | UGS Vision.

Una y otra vez, una y otra vez. El proceso de repetición de los errores del Bilbao Athletic en esta Liga Adelante es constante. Cada vez que el equipo parece que saca un poco la cabeza en la tabla de la Segunda División, los errores defensivos se encargan de volver a hundirla. Esta tarde, los de Ziganda han caído derrotados por 1-2 frente al Córdoba. Un Córdoba, que se bastó con dos llegadas peligrosas para hacer dos goles, obra de Andone y de Fidel de penalti. Aketxe recortó distancias en los instantes finales.

El mismo guión de siempre

El encuentro arrancó con el Bilbao Athletic trabajando y llegando gracias a la moral obtenida en la victoria frente a la Ponferradina, aunque con poca llegada. Aun así, los cachorros pudieron ponerse por delante en el marcador con un disparo dese la frontal de Markel Etxeberria que Razak tendría que despejar a saque de esquina.

El filial siguió intentándolo con una de sus mejores armas, el balón parado, con un centro de Aketxe que remató arriba Guarrotxena. Las primeras ocasiones de los cachorros terminaron con un centro chut de Iriondo que atrapó el portero rival. El Córdoba, sin embargo, fue más certero. Primero en una contra en la que Andone recibe solo Yeray tiene que emplearse a fondo para enviar la pelota a saque de esquina.

En ese saque de esquina, el propio Andone iba a aprovechar un balón suelto en el área para poner el 0-1 en el marcador y hacer volver los fantasmas sobre el filial, que lo pasó muy mal en los siguientes minutos. Óscar Gil tuvo que meter la pierna para evitar un remate muy cómodo de Xisco.

El conjunto de Ziganda reaccionó, aunque como al principio, sin demasiado peligro. Luso despejaba un pase de la muerte de Iriondo que había batido a Razak, y Unai López obligaba al guardameta a atrapar en dos tiempos su disparo lejano. La más clara para los leones iba a llegar en los minutos finales del primer tiempo, con un disparo de Aketxe que se estrelló en la cepa del poste izquierdo de Razak. Con eso se llegaba al descanso.

Reacción tardía

El segundo tiempo arrancó como el primero. El filial intentaba llegar, aunque sin inquietar, como en la ocasión de Santamaría que fue incapaz de controlar el buen centro de Unai López y el disparo de falta de Aketxe que se marchó por muy poco. Sin embargo, volvieron a recibir los cachorros un golpe de un error, Iriondo agarraba a Andone dentro del área y el colegiado del encuentro decretaba la pena máxima.

Una pena máxima que Fidel se encargaría de anotar engañando a Remiro y poniendo mucha tierra de por medio en el marcador, lo que complicaba las cosas para los de Ziganda. El Bilbao Athletic se volcaba, buscando meterse en el encuentro cuanto antes, con centros laterales que siempre eran despejados por la defensa rival, o que no eran los suficientemente precisos como para que ningún delantero encontrara remate.

El partido decayó mucho, el filial era todo corazón pero nada de cabeza, y el Córdoba estaba tranquilo, defendiendo en su área, e intentando enganchar alguna contra. Hasta que despertó en los últimos diez minutos, con dos saques de esquina el filial se iba a acercar al gol, primero, Yeray con todo a favor iba a rematar arriba, y después, Santamaría iba a obligar a Razak a realizar una de las paradas de la Liga.

Finalmente, el gol del Bilbao Athletic llegó, pero demasiado tarde, en el tercer saque de esquina de los últimos diez minutos, el balón era despejado por la defensa, y Aketxe la enganchó de volea, una volea que, tras tocar en un defensor, se colaba en la portería de Razak. Lo siguió intentando el filial, sin fortuna, pues el remate de Seguin al minuto se marchó desviado, y el cabezazo de Markel Etxeberria alto. Nueva derrota del filial, que se complica de nuevo mucho la salvación.

VAVEL Logo