El Almería no sabe ganar a domicilio
Foto: LFP.

La Unión Deportiva Almería viajaba a Santa Cruz de Tenerife con la intención de encadenar su mejor racha de la temporada. Tras un empate y una victoria en los dos últimos partidos, llegaba al Heliodoro Rodríguez López con la posibilidad de sumar tres jornadas sin perder y acercarse así a la permanencia. El rival, Club Deportivo Tenerife, esperaba en una situación algo más cómoda al tener diez puntos más que los almerienses y tras haber vencido en los dos últimos partidos.

Néstor Gorosito volvió a poner un once compuesto por una línea defensiva de cinco hombres, algo que tan buen resultado le ha dado al Almería desde su llegaba al banquillo rojiblanco. El técnico argentino había argumentado en la rueda de prensa previa que su intención en cualquier caso era de ir a por los tres puntos. Quizás en los primeros minutos de juego su equipo sí cumplió con su palabra, pero con el paso de los minutos el Almería dejó el protagonismo al rival.

El Almería dejó la iniciativa al rival

Al Tenerife le tocó el rol de llevar el peso del partido durante los primeros 45 minutos. El conjunto dirigido por Pep Martí consiguió por momentos llegar con peligro al área contraria, pero le faltó el remate final.

Aunque no tuvo ninguna parada de relevancia, el guardameta Casto sí se convirtió en uno de los protagonistas del conjunto visitante por su rapidez en las acciones. Acertó en sus salidas para evitar ocasiones de gol al Tenerife. Un ejemplo de ello fue su acción nada más comenzar el partido ante Suso Santana o diez minutos más tarde ante Nano.

El Almería sufrió un contratiempo inesperado hacia el ecuador de la primera parte. Cuéllar, que había intervenido minutos antes para abortar una buena llegada de Suso Santana, se tuvo que retirar del terreno de juego al quedar lesionado. Entró en su lugar Fran Vélez.

Los visitantes estuvieron muy bien posicionados sobre el césped del feudo tinerfeño, aunque algún error individual les pudo costar caro. Antes de llegar a la media hora de encuentro, Ximo Navarro perdió el esférico ante Suso, aunque el jugador local no supo aprovechar el fallo rival.

Al descanso se llegó tras una serie de cartulinas amarillas y con un Almería satisfecho con el 0-0, puesto que solo dos disparos desde la frontal, de Iván Sánchez y José Ángel, fueron los argumentos de los rojiblancos en ataque en toda la primera mitad. El Tenerife, más ambicioso, se marchó al vestuario pidiendo sin razón al árbitro la doble amonestación a Chuli en una prolongación que duró tres minutos.

El Tenerife se quedó con diez

Para la segunda parte Gorosito decidió agotar su segundo cambio. Dejó precisamente a Chuli en vestuarios, quizás para no tensar la cuerda con respecto a las protestas del rival, y dió entrada al centrocampista Fatau. De esta forma, Quique pasó a jugar en punta como único delantero.

Si apenas había tenido presencia arriba en los primeros 45 minutos, con el nuevo once el Almería nada mejoró. El juego táctico con dos líneas atrás bien formadas siguió siendo el pilar en el que se basó el conjunto de Gorosito en Santa Cruz de Tenerife. A excepción de otro fallo individual nada más empezar la segunda mitad, esta vez de Fran Vélez, se puede decir que su deseo de dejar su puerta a cero se cumplió con creces.

El Tenerife quiso en todo momento desigualar el empate a cero en el marcador, pero no pudo. Y más complicado se le puso el encuentro por un error grave de Raúl Cámara en el minuto 57. Dejó el pie ante la salida de Casto y ésto le hizo ver la segunda cartulina amarilla, por lo que tuvo que abandonar el terreno de juego. El conjunto isleño tuvo que afrontar más de media hora de partido con un jugador menos.

Ni en superioridad numérica

El Almería vio en esta acción una ayuda en sus aspiraciones a no perder. Más tarde, un disparo a puerta de Dubarbier dentro del área pudo empujar a su equipo hacia la búsqueda de una victoria. No fue así. A los visitantes, que no conocen aún la victoria fuera del Estadio de los Juegos Mediterráneos, les pudo el miedo a perder, o a ganar.

Sólo la entrada en el minuto 77 de Pozo, quizás algo tardío, permitió al conjunto almeriense tener presencia en ataque. El jugador malagueño intentó repetir la jugada de la última jornada ante el Albacete con una espléndida acción en la que entró en el área, buscó posición de disparo, sin embargo éste, que iba a puerta, fue interceptado por la defensa tinerfeña.

A pesar de la inferioridad numérica, el Tenerife también pudo llevarse el partido. A diez minutos para el final, Suso no alcanzó el balón en boca de gol tras un pase de la muerte de Nano. Luego, el rival le permitió disfrutar de varios saques de esquina que hicieron soñar con una victoria épica a la afición local.

El marcador no se movió en todo el partido y el reparto de puntos se efectuó. El Tenerife quedó con la sensación de haber sido algo superior en el terreno de juego, sin embargo la expulsión de Raúl Cámara le obliga a valorar como se merece este resultado. El Almería desaprovechó una ocasión de oro para sumar tres puntos que le hubieran acercado a la salvación. Ahora, tras no sonreirle los otros partidos de los jornada 28, queda a tres puntos de la permanencia.

VAVEL Logo