Victoria merecida para el Espanyol
Mundo deportivo.com

Se enfrentaban en Cornellà-El Prat el RCD Espanyol y el Rayo Vallecano. Ambos equipos llegaban al partido con la única idea de ganar ya que cualquier cosa que no fuese eso sería una decepción. Los locales, tras salvar dos match ball ganando ante Deportivo de la Coruña y en su visita al Molinón, cayó estrepitosamente en la visita del Real Betis por cero a tres.

El Rayo Vallecano llegaba a Barcelona después de recibir al propio FC Barcelona en la jornada ínter semanal, partido que ganó el Barcelona con un contundente uno a cinco en Vallecas. Los de Jémez llevaban sin perder siete partidos, desde el nueve de enero contra el Levante.

Superioridad local

Los de Galca no tenían intención de dejar escapar ni un solo punto de su feudo, algo que quedó bastante plasmado sobre el terreno de juego con la presión inicial de los locales. La primera ocasión de peligro para los pericos llegó apenas transcurridos cuatro minutos, aunque con una buena acción defensiva de Bebé todo se solventó. Otra más tuvo Asensio en el minuto seis que despejó a córner Crespo tras una buena acción defensiva. La primera para el Rayo llegó de los pies de Bebé en el minuto 8, con una internada por la banda consigue ejecutar un disparo que acaba siendo rechazado a córner. 

Apenas jugados 12 minutos el Espanyol consiguió anotar el primer gol de partido, al Rayo Vallecano le estaba faltando ese algo en el medio del campo que hiciese mover el juego, esto lo aprovechó Abraham al recibir un gran centro de Asensio desde cerca del córner para adelantarse en el primer palo y colar el balón pegado a la base del poste derecho de la portería de Abraham.

Transcurridos los primeros 20 minutos de juego el Rayo Vallecano seguía intentado dominar el partido a través de la posesión, pero, en realidad era el Espanyol en el que a la contra, cada vez que conseguía interceptar un balón, ponía el verdadero peligro, el único verdadero peligro para el Espanyol fue Bebé por la banda izquierda, aunque fue bien anulado.

Otra de las grandes oportunidades para el Espanyol tuvo lugar en el minuto 26 cuando un pase atrás de Trashorras a tierra de nadie es interceptado por Burgui que justo antes de encararse con Yoel es sorprendido Tito que le roba la cartera. En los últimos minutos de la primera mitad Bebé y Embarba cambiaron de banda respectivamente con la idea de crear algo más de peligro, pero no tuvo ningún efecto este cambio.

Resultado merecido 

La segunda parte comenzó con un Espanyol muy superior que incluso se gustó dominando la bola. Gracias a esta actitud el Espanyol ya tuvo la primera clara en el minuto 51, Burgui recibió un pase de la muerte pero Ozbiliz estuvo rápido y la mandó a córner. 

Los veinte primeros minutos de la segunda mitad fue un asedio intenso del Espanyol sobre la meta rayista. En el minuto 60 Burgui tuvo una de las más claras tras una gran contra que le dejó solo frente a Yoel, mandó el balón cerca del poste derecho. Otra más fuera para Asensio, que tras una maniobra magistral haciendo un sombrerito a Yoel dentro del área pequeña vio como Quini sacaba la bola en la misma línea de gol.

El Espanyol perdonó demasiado y pudo incluso llegar a pagar por esto. En el minuto 67 Bebé recortó a Diop dentro del área después de recibir un gran pase de Ozbiliz para con un zambombazo mandar el balón a la escuadra izquierda, imposible de parar para Pau.

A partir de este gol el partido entró en una fase de calma, que pronto fue finiquitada con otro golazo, este por parte de Hernán Pérez para el Espanyol en el minuto 77. El jugador que acababa de entrar enganchó una volea al borde del área para mandar el balón a la escuadra izquierda, imposible para Yoel.

La última fase del partido estuvo dominada por un Rayo que se volcaba sobre la portería de Pau pero que poco pudo hacer frente a una defensa perfectamente plantada, incluso el Espanyol pudo sentenciar en alguna contra.

VAVEL Logo