Athletic Club - Valencia: ¿qué tiene importancia?
Fotomontaje: VAVEL.com

Saber qué tiene importancia y qué no resulta determinante a la hora de dosificar esfuerzos. De repartir energía. Equivocarse en algo tan banal, y a la vez importante, como decidir, puede acabar en un final que ni en las peores pesadillas se soñaba. Y es que, lo que en economía se denomina coste de oportunidad, bien se puede utilizar en todos los campos de la vida. Tengo esto, ¿qué hago con ello? O mejor, ¿qué dejo de hacer? Porque normalmente se suelen tomar decisiones sobre hipótesis que nos resultan beneficiosas. Sobre cosas que queremos hacer. Sobre momentos que no queremos olvidar. Porque parece que las decisiones sobre actos menos atractivos se toman más rápido. Total, lo que se va a hacer no es bueno, pues que salga como salga.

Y en una decisión están ambos equipos. Athletic Club y Valencia. Valencia y Athletic Club. Ese será el orden de los dos encuentros que se disputen en los octavos de final de la UEFA Europa League. Dos partidos que resultarán ser uno de 180 minutos con un descanso de siete días entre sí. No son dos partidos cualquiera. Son dos enfrentamientos que dejarán a un equipo en los cuartos de final del segundo torneo europeo. Un paso más cerca de la gloria. Un paso más cerca de conquistar el Viejo Continente.

Y para esto hay que decidir. Decidir si es mejor apostar por la competición liguera o por el torneo europeo. Si disfrutar con la regularidad de España o con lo esporádico de Europa. Si utilizar la competición continental para sacar un billete válido para 2016/2017 o si esperar la cola que hay en la taquilla en partidos nacionales. Porque ambos equipos empezaron el curso con el objetivo de asegurar competiciones más allá de las fronteras el próximo año, pero de momento ninguno lo ha conseguido. Aunque el Athletic Club está más cerca, el Valencia quizás quiera poner punto y final a su mala temporada logrando algo grande. Una sorpresa inesperada. Decidiendo qué tiene importancia.

Con la opción de sentenciar

Si por algo tiene importancia el partido de San Mamés es por la opción que se le presenta al Athletic Club de sentenciar la eliminatoria. Han vuelto a un estado de forma que parecía habían perdido durante los primeros meses del año. Son ya tres las victorias consecutivas y cuatro los partidos que no han perdido los jugadores de Ernesto Valverde. Esta ingesta de puntos les ha permitido ascender hasta el sexto puesto de la tabla clasificatoria de Primera División. Una posición que les garantizaría acceder a este mismo torneo europeo el año que viene, pero no a cualquier precio. Los rivales que pugnan por ella no lo pondrán fácil y ese esfuerzo permanente puede empezar a pasar factura.

El Athletic Club lleva tres victorias consecutivas

De hecho, ya ha tenido incidencia. A los malos resultados de enero y febrero se han unido lesiones y recaídas en el rendimiento de algunos de los jugadores importantes del conjunto rojiblanco. Además, el cansancio y la fatiga empiezan a hacerse visibles en buques insignia como Aritz Aduriz, De Marcos o Beñat. Todo esto quedó visible en El Molinón, donde consiguieron su última victoria liguera. El Sporting de Gijón nunca plantó cara a un equipo que saltó al feudo asturiano con la intención de sacar los tres puntos a pesar de que el ambiente estaba enrarecido. Las polémicas arbitrales del partido anterior dejaron a un hinchada muy molesta que se fue calmando con los goles de Beñat y De Marcos. No se tranquilizó tanto Del Cerro Grande, que expulsó a Laporte de forma incomprensible y dejó a los bilbaínos con diez jugadores durante un cuarto de hora, con el esfuerzo que ello supone.

Victoria sin turno de réplica la que se consiguió ante el Deportivo de La Coruña en La Catedral. Si Muniain abrió el marcador, Aduriz se encargó de cerrarlo con un espectacular hat-trick. Solo Oriol Riera devolvió la ilusión a una afición gallega que empieza a ver a su equipo con serios problemas en la competición de la regularidad.

Los jugadores del Athletic Club celebra un gol ante el Deportivo | Fotografía: UGS Vision
Los jugadores del Athletic Club celebra un gol ante el Deportivo

Quizás, ¿más cómodos?

Algo que resulta incomprensible pero que sí es un hecho en el Valencia CF es la sensación que deja el equipo cuando juega fuera de Mestalla. Los ches parecen más cómodos lejos de una afición exigente como pocas. Una pequeña racha de malos resultados puede desencadenar un incendio que acabe con altos cargos fuera de la institución blanquinegra. Si la racha se alarga más de lo debido, como está sucediendo en la presente campaña, los ánimos provocan que los jugadores quizás esperen sacar algo positivo de San Mamés.

Precisamente, el último partido de los entrenados por Gary Neville fue ante su afición. El Atlético de Madrid no parecía un rival cómodo, pero las grandes noches que se han vivido en territorio valenciano llenaban de optimismo a unos aficionados que querían volver a disfrutar. Sin embargo, el hecho de tener un planteamiento fijado fue lo que desequilibró la balanza hacia el lado colchonero. Los de Simeone sí sabían a qué jugaban mientras que los del inglés no parecían seguir ningún patrón sobre el césped. Griezmann adelantó a los visitantes aunque Cheryshev igualó cuatro minutos más tarde. Ya en la segunda parte, Fernando Torres dio una ventaja al Atlético que fue ampliada por Carrasco a cinco minutos del final.

Mejor resultado, aunque polémico, sacaron de La Rosaleda en el último partido lejos del Mediterráneo. A pesar de que Cop adelantaba los de Javi Gracia al cuarto de hora de partido, Kameni introducía el balón en su propia portería de forma incomprensible. Las repeticiones acabaron con las dudas y mostraron, de forma clara, el pisotón del jugador ruso sobre el guardameta camerunés. A los 49 minutos, de nuevo Cheryshev iba a ser el protagonista, pues llevaba los tres puntos hasta el casillero blanquinegro gracias a un espectacular disparo que no pudo atajar Ochoa.

El Valencia celebra la victoria en La Rosaleda | Fotografía: Carlos Martínez (VAVEL.com)
El Valencia celebra la victoria en La Rosaleda

Una temporada demasiado larga

Una coincidencia que se produce en la temporada de ambos equipos es el inicio del curso. Ambos llevan preparados desde el mes de agosto, cuando tuvieron que jugar las fases previas de sus respectivas competiciones europeas. El Athletic Club lo hizo ante el Zilina y el Inter Baku, mientras que el Valencia se midió al Mónaco. Hay que recordar que el equipo vasco, además, tuvo que hacer frente a la Supercopa de España, la cual ganó ante el FC Barcelona. De esta forma, la temporada ha estado cargada de partidos y eso, ante equipos que pueden llegar con menos minutos en las piernas de sus jugadores, puede ser un factor determinante a la hora de decidir un resultado.

El Athletic Club ha ganado más de la mitad de los partidos esta temporada

En total, los de Ernesto Valverde han jugado 48 encuentros entre cuatro competiciones de los cuales han ganado 25, lo que supone más de la mitad. Este es un dato muy bueno para un equipo que no ha contado con una plantilla excesivamente larga. Nueve empates y 14 derrotas completan un balance que mejora cuando juegan delante de su afición. En San Mamés han jugado 23 encuentros en este curso 2015/2016. 14 de ellos han terminado con una victoria local que ha dejado un porcentaje de partidos ganados superior al 60%. Cinco empates y cuatro derrotas cierran el bagaje de los rojiblancos en La Catedral.

En el terreno anotador destaca la media de 1,79 goles por encuentro. Si hace unos años el principal problema del Athletic era la falta de gol, durante este curso parece haberse solucionado. En total se han anotado 86 goles, de los cuales 53 han sido en Bilbao, y se han encajado 56, dejando un saldo positivo de +30.

Los jugadores del Athletic celebra el gol de Sabin ante el Olympique de Marsella | Fotografía: UGS Vision
Los jugadores del Athletic celebra el gol de Sabin ante el Olympique de Marsella

En cuanto al Valencia, las estadísticas no son tan halagüeñas. De los 46 partidos que han disputado los ches, han perdido 16 y empatado doce. Las 18 victorias dejan un porcentaje de triunfos que no supera el 40%. Exactamente el mismo porcentaje se produce en sus partidos lejos de Mestalla, donde el equipo tampoco rinde como debería. Nueve victorias, tres empates y once derrotas son los resultados obtenidos en sus 23 encuentros en campo rival.

El problema de gol que se ha solucionado en el Athletic parece haber pasado al equipo blanquinegro. Bien es cierto que el balance es positivo, pues han anotado 67 tantos y han recibido 55, pero su media de goles por partido se queda en 1,46 a lo largo de la temporada. Peor es la puntería fuera de casa, donde han anotado 27 tantos en los 23 partidos. Además, han recibido 29, lo que ya produce un verdadero quebradero de cabeza en Gary Neville.

Protagonistas en las bandas

Dos de los jugadores más en forma de uno y otro equipo juegan pegados a la línea de cal. Ambos tiene desborde, buena velocidad y un excelente tren inferior con el que aguantar las embestidas de los rivales. Tanto Iker Muniain como Denis Cheryshev no están pasando desapercibidos en el segundo tramo de la temporada. Si bien no pudieron participar desde el inicio, uno por estar lesionado y el otro por no contar con los suficientes minutos en el Real Madrid, se han hecho un hueco en el once titular a base de rendimiento sobre el terreno de juego.

Algo más le ha costado al navarro que volvió a vestirse de corto para olvidar la terrible lesión sufrida en el Estadio Ramón Sánchez Pizjuán el pasado mes de abril. La precaución de Ernesto Valverde con uno de los jugadores llamados a hacer historia en el equipo rojiblanco no ha tenido límites y su integración en el equipo ha ido progresivamente. Muchos se preguntaban si había perdido el puesto por la inoportuna lesión que le mantuvo fuera de los terrenos de juego más de siete meses, aunque ahora todos entienden el plan previsto con el extremo. Ante el Sporting de Gijón jugó, probablemente, su mejor encuentro desde su reaparición aprovechando los huecos que dejaban los asturianos, combinando en el centro y regateando para terminar filtrando pases a sus compañeros. Valverde le dio descanso sustituyéndole en la segunda parte y se prevé que sea titular el jueves.

Cheryshev ha anotado tres goles de los cuales, dos han supuesto la victoria

Por su parte, el ruso se ha encontrado con el gol en tierras valencianas. A su rapidez, desborde y descaro ha sumado una cualidad que siempre viene bien, más aún en un equipo que no cuenta con un goleador destacado. En apenas seis partidos ligueros ya ha conseguido tres tantos, de los cuales dos han supuesto la victoria para su equipo. Se podría decir que ha sumado seis puntos al casillero blanquinegro y es uno de los jugadores más queridos por una afición que no entiende el esfuerzo de algunos de los integrantes del Valencia sobre el terreno de juego. Ser de los pocos que está brillando le ha hecho coger una plaza en el once titular, aunque deberá dejar su hueco en San Mamés a alguno de sus compañeros, pues se ha lesionado y será baja para el partido europeo.

Últimos partidos rojiblancos

La esperanza del Athletic Club es máxima, ya no solo por el buen momento de forma que atraviesan, sino por sus últimos partidos ante el Valencia CF. Hace once días que se enfrentaron en Mestalla, donde Valverde revolucionó el once inicial para dar descanso a algunos de los jugadores titulares en busca de dosificar esfuerzos para rendir en todas las competiciones. Aún sin los titulares, los chés no consiguieron plantar cara a un equipo que anotó tres goles en menos de ocho minutos. Primero fue Sabin el que batió a Diego Alves con un espectacular cabezazo, mientras que Muniain ampliaba la ventaja aprovechando un buen robo de Mikel Rico sobre Parejo. A la salida de un córner, Aritz Aduriz, que había entrado al campo minutos antes, sentenció con un espectacular cabezazo que se coló en la portería blanquinegra.

La misma superioridad, aunque con remontada, demostró el equipo rojiblanco en San Mamés. El partido de la primera vuelta se empezó a complicar cuando Parejo logró anotar de falta directa un espectacular gol. Sin embargo, antes del descanso, Laporte ya puso la igualada en el marcador. Tras los quince minutos para recargar fuerzas, Susaeta puso en ventaja a los locales y Aritz Aduriz, que tiene un idilio especial con su ex equipo, puso el definitivo 3-1.

Susaeta anota ante el Valencia CF en el partido de la primera vuelta | Fotografía: UGS Vision
Susaeta anota ante el Valencia CF en el partido de la primera vuelta

El Athletic Club lleva siete partidos seguidos sin perder ante el Valencia CF

Son ya siete los partidos que han pasado desde la última victoria del Valencia ante el Athletic Club. Desde el 20 de octubre de 2012, cuando se impusieron 3-2 en Mestalla, se han dado cuatro empates y tres victorias rojiblancas. Precisamente, estos últimos resultados, han igualado el balance histórico de enfrentamientos entre estos equipos. De los 174 partidos disputados entre ambos, 65 han acabado en victoria bilbaína, mientras que 68 en triunfo valenciano. 41 empates completan el bagaje. En cuanto a los goles, la igualdad también está presente. Solo hay un gol de diferencia entre ambos conjuntos. Si el Athletic Club ha anotado 281 tantos, el Valencia ha hecho 282 que, sumados a los de los rojiblancos, dan un total de 563 goles en los 174 encuentros disputados. Una media de 3,23 tantos por encuentro que garantiza diversión y emoción a partes iguales.

El que decide es Kuipers

El que sí deberá tomar buenas decisiones será Björn Kuipers, el colegiado de los Países Bajos designado para este encuentro. Estará acompañado por Sander van Roekel y Erwin Zeinstra, que le ayudarán en sus resoluciones. En total ha arbitrado 28 encuentros en lo que va de temporada entre ligas holandesas y competiciones europeas. Ha mostrado 89 tarjetas amarillas que dejan una media de 3,17 cartulinas por encuentro. Ya ha arbitrado a nivel internacional siendo uno de los colegiados del pasado Mundial de Brasil y uno de los que estará presente en la Eurocopa de Francia 2016.

Será la primera vez que dirija un encuentro al Athletic Club y al Valencia, aunque sí ha arbitrado a equipos españoles como el FC Barcelona, Atlético de Madrid o Villarreal.

Altas, bajas y posibles alineaciones

Ernesto Valverde no podrá contar con Ibai Gómez e Iñaki Williams. El primero no ha terminado de coger ritmo a lo largo de la temporada y, recaída tras recaída, no ha tenido apenas participación con el primer equipo. El segundo es una de las bajas más importantes de los rojiblancos. Estaba pasando por un gran momento de forma pero, una inoportuna lesión en el tobillo ante la Real Sociedad, le mantiene fuera de los terrenos de juego. La principal duda está en Aritz Aduriz, el goleador donostiarra que tuvo que ser sustituido en El Molinón con molestias en la espalda.

Por su parte, Gary Neville cuenta con la ausencia, más que importante, de Denis Cheryshev, el jugador ruso que es el que mejor está rindiendo sobre el terreno de juego. Según un comunicado publicado en la web del equipo blanquinegro, el jugador cedido por el Real Madrid sufre una lesión muscular de grado II en el recto anterior de su muslo izquierdo. No se sabe cuánto tiempo estará de baja pero no llegará al partido europeo frente al Athletic Club. La principal duda se centra en Enzo Pérez.

Convocatoria Athletic Club: Iraizoz, Eneko Bóveda, Aymeric Laporte, Javi Eraso, San José, Beñat, Iturraspe, De Marcos, Iago Herrerín, Susaeta, Xabi Etxeita, Mikel Rico, Muniain, Aduriz, Raúl García, Balenziaga, Sabin Merino e Iñigo Lekue.

Convocatoria Valencia CF: Ryan, Jaume, Cancelo, Barragán, Mustafi, Abdennour, Santos, Vezo, Gayà, Fuego, Danilo, Parejo, André Gomes, Feghouli, Santi Mina, Piatti, Rodrigo, Alcácer y Negredo.

Posible alineación del Athletic ClubPosible alineación del Valencia CF

VAVEL Logo