Adiós a la crisis del gol
Foto: Jaime del Campo - VAVEL

Dos partidos le han bastado al Atlético de Madrid para ahuyentar de un plumazo la falta de gol que había mostrado en las últimas jornadas. Dos goles en los cuatro encuentros que precedieron a los dos últimos eran una losa demasiado pesada para un equipo que aspira a pelear por las dos competiciones en las que está inmerso. Un balance muy pobre que, de no ser por la sobresaliente eficacia que muestra el conjunto de Diego Pablo Simeone en la parcela defensiva, podría haberle costado a los rojiblancos algún que otro disgusto en forma de derrota. Sin embargo, esta pequeña crisis del gol que ya ha superado el Atlético se zanjó con dos victorias por la mínima ante Real Madrid y Getafe, y dos empates sin goles ante PSV y Villarreal.

Seis goles en los dos últimos encuentros han tenido la culpa de que todas esas dudas sobre el rendimiento ofensivo del Atlético de Madrid hayan dejado de acaparar portadas y presencia en tertulias balompédicas. Tres anotó en el Vicente Calderón ante la Real Sociedad y otros tantos en su visita a Mestalla para enfrentarse al Valencia. En ambas consiguió la victoria el Atlético de una forma contundente y, como decíamos, ha despejado las dudas generadas por su falta de efectividad ante la portería contraria.

Un cambio de dinámica que, como no podía ser de otra manera, tiene nombres y apellidos. Al margen de la indudable aportación colectiva del equipo, un nombre destaca sobre todos los demás. Lo viene haciendo durante toda la temporada actual y la pasada, pero en los últimos tiempos su presencia se había visto ligeramente diluida. Hablamos, como no podía ser de otra manera, de Antoine Griezmann. El delantero francés del Atlético de Madrid ha vuelto a la senda del gol y, con ello, el Atlético ha vuelto a crecer.

No sería justo dejar de otorgar méritos a Fernando Torres, quien a pesar de estar lejos de los registros goleadores de tiempos mejores, suma cinco goles en competición doméstica en lo que llevamos de temporada. Tras una racha negativa de más de tres meses sin conseguir anotar su gol número 100 con la elástica rojiblanca, el de Fuenlabrada lleva tres dianas en los últimos seis partidos de Liga.

Los hombres de moda

Saúl, uno de los hombres de moda en el Atlético de Madrid, también es otro de los indudables protagonistas de la parcela ofensiva colchonera. Está siendo una de las sorpresas (o no tan sorpresa) de la temporada. Ha asumido su nuevo rol en el equipo y ha respondido de manera sobresaliente a la responsabilidad que ha decidido otorgarle el “Cholo” Simeone. Grandes actuaciones y, además, siete goles en las tres competiciones (3 de ellos en Liga). El canterano rojiblanco crece a pasos agigantados.

Pero si hay que hablar de un hombre de modo en el Atlético, éste es, sin duda, el de Yannick Carrasco. El jugador belga llegó siendo prácticamente un desconocido para sustituir al ya ex venerado Arda Turan, y hoy en día se puede decir, sin miedo a levantar ampollas, que prácticamente nadie se acuerda del turco. Su verticalidad, descaro y frescura en su juego han traído una variante nueva a Diego Pablo Simeone, que está de enhorabuena. Y es que el belga, además, anota. Lleva 4 en Liga. El domingo pasado, ante el Valencia, llegó tras lesión (durante la cual se le había echado mucho de menos) y mojó, pudiendo hacer otro en un gran disparo desde la frontal del área.

Vietto, la única nota negativa

Si alguna pega se le pudiera poner a los hombres ofensivos del Atlético es la escasa aportación goleadora de Luciano Vietto. El jovencísimo argentino lleva solo un gol en Liga (anotado ante el Real Madrid en la 7ª jornada), para un total de tres3 entre todas las competiciones. Está lejos del nivel que ofreció el año pasado en Villarreal y que le llevó al club rojiblanco, pero en el seno del Atlético son conscientes que no hay nada que reprocharle. En todas las demás facetas al margen de la goleadora, cumple con nota. Trabaja, asiste, genera espacios y dispone de ocasiones. Con una única pega, no las materializa.

Con todo esto, el Atlético ha arrojado un rayo de luz sobre la espesa niebla que suponía esa ausencia de gol en los últimos partidos que tanto preocupaba a algunos. Un Atlético de Madrid que suma cinco partidos en toda la temporada liguera anotando al menos tres goles y, curiosamente, cuatro de ellos se han producido en los últimos dos meses de competición. Los mencionados Valencia y Real Sociedad, y ante el Sevilla, Eibar y Las Palmas. El Atlético afronta el último tramo del curso en uno de sus mejores momentos. Llegan los partidos decisivos para los rojiblancos y, a excepción de Vietto, al que se le espera celebrando goles, la nómina de delanteros colchoneros ya ha superado las “vacas flacas”. Se acabó la crisis.

VAVEL Logo