La contracrónica del Barcelona - Getafe: trámite superado
Messi intenta zafarse de la presión de Moi Gómez y Emiliano Velázquez. Foto: laliga.es

Un partido contra el Barcelona es complicado desde que miras en el calendario el horario del encuentro. Te espera el líder de Primera División, que a su vez está clasificado para la final de la Copa del Rey y a punto de pasar a la siguiente ronda en la UEFA Champions League. Es muy difícil, evidentemente, porque los presupuestos no son los mismos y el nivel de las plantillas tampoco.

Entonces, ¿cuál puede ser el factor detonante que te permita tener algo más con lo cual poder superar a un equipo así? La respuesta es muy clara, actitud. Hay que poner mucho más de la parte de cada uno, entregarse más que cada rival en todas las facetas del juego.

Esa es la teoría, perfecta y radiante por sí escrita, pero la realidad en el caso del Getafe es distinta. La actitud es algo que todavía está por demostrar, porque el empate frente al Sevilla sirvió para romper la racha negativa del equipo, pero también puede haber sido algo puntual y no tener ninguna consecuencia positiva en el rendimiento de los jugadores.

Lo que parece estar del todo claro es que el partido contra el Barcelona no era el momento para demostrar el cambio de actitud de los jugadores. Por si fuese poco, las bajas de hombres importantes como Álvaro Vázquez, Pablo Sarabia o Juan Cala no ayudaban en absoluto.

El conjunto azulón se encontró con un Barça que no necesitó a jugadores como Luis Suárez, Ivan Rakitic o Dani Alves para pasar por encima a los visitantes. Aun con sus suplentes es capaz de competir a un nivel muy alto, demasiado. Así que la única esperanza de puntuar para el Getafe era conseguir que su portería se mantuviese a cero, y a los 7 minutos de juego el propio Juan Rodríguez no fue capaz de impedirlo al meter en propia puerta.

Al final, en el campo estaban hombres con mucho hambre de minutos como Bernard Mensah o Moi Gómez, que en su afán de querer demostrar su valía mostraron la mejor versión del equipo en todo el partido, teniendo hasta una ocasión bastante clara de batir a Claudio Bravo. Al final no pudieron y más allá de esto no hay demasiado que poder rescatar del partido, lo único bueno es que ha terminado y se puede avanzar al siguiente objetivo: Eibar.

VAVEL Logo