Fundido a la Liga
Foto: Ángel Gutiérrez - Atlético de Madrid

Con el ambiente que dan 2.500 aficionados rojiblancos trasladados y la necesidad de conseguir los tres puntos comenzó el encuentro el conjunto de Simeone. No solo era el Sporting su único rival, el cansancio que proporciona disputar Liga y Champions League durante la misma semana estuvo muy presente, tanto en el juego de los colchoneros como en el equipo titular elegido por Simeone. La victoria se quedó en Gijón, aunque con dificultad, con un marcador final de 2-1. El conjunto de Abelardo estuvo bien estructurado y sabía cómo tenía que enfrentar a un Atlético que pudo dar más, mucho más.

La primera parte se inició con potencial colchonero en ataque, algo que era de esperar con tres delanteros en el equipo titular. Ante esto, los de Abelardo no tuvieron más remedio que compactarse defensivamente. Sin embargo, esta estructura ofensiva no duró demasiado, el Sporting necesitaba alejarse del descenso y no dudó a la hora de hacer frente a los atléticos.

Griezmann marcó por la escuadra

Encerrado estaba el Atlético, que apenas podía pasar de su mitad del campo. Pelotazos que no encontraban destino y pases en corto que eran interceptados por los de Gijón. Esto tuvo su fin en el minuto 29 con una genialidad del delantero francés. Griezmann lanzó una falta desde el borde del área y el balón acabó entrando por la escuadra para poner el 0-1. Concluyó la primera mitad con una mayor posesión del Sporting, aunque no por eso con más ocasiones de peligro.

No muy distinta comenzó la segunda parte, aunque sí más floja. Ambos equipos salieron más desconectados y el juego estuvo concentrado, durante numerosos minutos, en el centro del campo. Esto cambió con la entrada de Gabi, pues al sustituir a Correa dio un juego más defensivo al equipo.

De forma incansable, el Sporting continuó buscando el tanto del empate. Los colchoneros seguían intentando reaccionar ante la situación ofensiva de sus rivales; quizá por eso el técnico optó por que Juanfran sustituyera a Vietto. No sirvió de mucho a los de Diego Pablo. Instantes más tarde, y por insistencia, el Sporting encontró el empate con un gol de Sanabria de falta directa.

Dos fueron las malas noticias con las que el Atlético concluyó el encuentro. Giménez se rompió en una carrera con Sanabria y, ya sin cambios los colchoneros, tuvieron que afrontar el final con diez jugadores. Un segundo gol del Sporting llegó de la mano de Castro al filo del 90' para dar la vuelta a un marcador que los de Simeone no supieron defender, en gran parte, por el cansancio que cargan en sus espaldas.

VAVEL Logo