Una noche para no dormir: el Valencia arrolla en la isla
Darío Felman, uno de los protagonistas del encuentro, se dispone a chutar en un partido / Foto: www.ciberche.net

Las Palmas cayó derrotada por un abrumador 1-4 en la jornada 17 del curso 80-81 de la Primera División. Aquel 27 de diciembre de 1980 sería una de las peores noches de la temporada en el Estadio Insular. El encuentro estuvo marcado por la calamitosa actuación arbitral, tanto para un bando como para otro, pero que terminó con la expulsión de Nolly para los locales. Sin embargo, fue finalmente el Valencia la escuadra que se mostrase implacable para endosar una derrota que dejaba a los amarillos en el puesto 13, con 15 puntos.

El balón echó a rodar y ambos contendientes empezaron a tantear el terreno. Pero poco tardó en dar muestras de calidad el conjunto entrenado en aquel momento por 'Pasieguito'. En el minuto 22 se produjo un contraataque vertiginoso llevado por el Valencia, en las botas de Felman. Se deshizo de Toledo, que aguantó hasta dentro del área, y clavó el esférico en las mallas de tiro cruzado. Suponía el 0-1 en el ecuador del primer tiempo, marcador que se vería igualado pocos instantes después.

Los canarios llegaron a empatar pero sucumbieron

Las Palmas despertó de su estado de letargo e hizo ademanes de ponerse manos a la obra. En el minuto 34, Mayé entró por banda izquierda y colocó un centro fuerte y raso que Sempere, guardameta ché, no llegó a atajar. Así, Juani se haría con el cuero y pondría el 1-1 en el electrónico mediante un testarazo. Poco duró la alegría, ya que los atisbos de reacción quedaron en el aire.

Tres minutos más tarde, nueva penetración de un Felman vestido de velocista. Esta vez, por la izquierda, y otra vez al contragolpe. Desbordó a su lateral, centró y tras fallar en la salida Clemot, portero local, quedó en el área un balón suelto que Morena no dudó en introducir entre los palos, además, a placer. Con el 1-2 se llegaría al término de la primera parte.

Declive amarillo y sentencia valencianista

Los segundos cuarenta y cinco minutos dieron comienzo de la peor manera posible para los intereses canarios. Otra internada peligrosa de Felman acabó en una acción antirreglamentaria por parte de Toledo. El colegiado señaló penalti y con ello llegó la sentencia del cuadro visitante. La pena máxima sería transformada por Morena, que conseguía de ese modo su segundo tanto de la noche.

Los pupilos de León quedaron maniatados desde ese momento, y ya no pudieron reaccionar. El Valencia disminuyó el ritmo y parecía contentarse con la ventaja obtenida. Aun así, continuó intentando en determinas ocasiones aumentar la renta. Felman tuvo la oportunidad de hacerlo, pero finalmente se conformó con ser partícipe del cuarto tanto de su equipo.

Morena se colocó al frente de la tabla de goleadores con 11 dianas

Recibió un balón de Tendillo y se asoció a la perfección con Morena. Le dio el esférico, pero el inminente ‘trigoleador’ la devolvió para que su compañero le pusiera un centro medido. Así fue, y el uruguayo remató plácidamente para efectuar su ‘hat-trick’. El 1-4 ya era un hecho. Eso sí, había venido precedido por la expulsión de Nolly. Se confirmaba el gran momento de forma que vivían los de 'Pasieguito' y se sumergían los pio pio en la zona de peligro.

Pese a resultados de este calibre, Las Palmas logró salvar la categoría con cinco puntos de ventaja respecto a los puestos de descenso. Por debajo de los 28 puntos cosechados por los isleños quedaron Murcia (23), Salamanca (21) y Almería (19). Sin embargo, dos temporadas después se consumaría el descenso, en la campaña 1982-1983 Dos grandes épocas de futbolistas quedaron atrás y la Unión Deportiva comenzaba sus peores años. 

VAVEL Logo