Empate meritorio para un Deportivo que acabó con uno menos
Empate meritorio para un Deportivo que acabó con uno menos. Foto: LaLiga

Era la jornada 31 de la Liga BBVA y se enfrentaban Deportivo de La Coruña y Celta de Vigo en Balaídos. Un derbi siempre es un partido atractivo de ver, pero si además ambos equipos tienen algo en juego mucho más. Los celestes sueñan con Europa, mientras los blanquiazules pretenden lograr la permanencia lo antes posible. Los ingredientes estaban servidos y todo parecía indicar que se trataría de un partido de mucha igualdad a pesar de la diferencia en la clasificación.

En los primeros 10 minutos del encuentro, hubo alternativas para ambos conjuntos, pero las ocasiones claras de gol brillaron por su ausencia. El Deportivo de La Coruña salió disputándole la posesión del balón al Celta de Vigo, algo que a priori parecía difícil de prever. Víctor planteó un partido para jugarle de igual a igual al eterno rival.

Un derbi es sinónimo de intensidad, lucha y entrega. Algo que quedó patente en las disputas de cada balón. Fruto de ello llegó la primera amarilla del partido para Jonny Castro en el minuto 14 por una falta cometida sobre Fede Cartabia que sirvió para cortar una una contra peligrosa. Tan sólo tres minutos después Daniel Wass veía la segunda amarilla del encuentro por una falta dura sobre Lucas Pérez en el costado izquierdo del área defendida por los vigueses.

Celso Borges adelanta al Deportivo

El primer remate a puerta con peligro llegó tras un saque de falta en el que Sidnei entró con todo a por el balón y su cabezazo pegó en la espalda de un defensor y se marchó por encima del larguero. El colegiado erró y señaló saque de puerta. Era el minuto 18 y los coruñeses daban muestras de su poderío en ataque.

Los jugadores del Celta de Vigo cometieron un error defensivo que les costó el primer gol en el minuto 20. Tras un robo de balón, Fede Cartabia filtró un gran pase para Luis Alberto que remató a puerta desde la derecha de la portería y el despeje de Sergio favoreció a Celso Borges que remató a placer y adelantó a su equipo.

Tras el gol, a los vigueses no les quedó más remedio que presionar y volcarse en ataque. En el minuto 22 Orellana disparó al larguero tras una falta botada por Nolito y cuyo rechace le favoreció. Iago Aspas tendría otra oportunidad de empatar el partido en el minuto 25. Un error de Sidnei en defensa le cedió el balón al atacante de los celestes que disparó desde fuera del área pero no logró sorprender a Germán Lux que atajó sin problemas.

Del dos a cero al uno a uno

El colegiado perdonó la segunda cartulina amarilla a Daniel Wass en el minuto 27. El centrocampista propinó un codazo a Fernando Navarro, pero el árbitro tan sólo decretó falta, sin tarjeta. En la jugada siguiente, Luís Alberto robó el balón al borde del área y a punto estuvo de plantarse solo ante Sergio, pero se le echaron encima tres defensores y no pudo culminar la jugada como esperaba. El balón llegó a los pies de Lucas que disparó a puerta pero atrapó sin problemas el guardameta celeste en el minuto 29.

De la ocasión más clara, después del gol, para los visitantes se pasó al empate de los celestes tan sólo un minuto después. Orellana le dio un gran pase entre líneas a Nolito, que llegó por la banda izquierda y disparó con rosca a la portería defendida por Germán Lux. Nada pudo hacer el cancerbero. Era el minuto 30 y el partido volvía a las tablas en el marcador.

Lesión de Lux y contratiempos para el Dépor

En la jugada del gol del Celta, Germán Lux se llevó un golpe en su rodilla izquierda tras impactar con el suelo. Tuvo que ser atendido pero no pudo seguir sobre el césped por lo que entró Manu Fernández en el minuto 37.

El Celta acabó la primera mitad en el campo del Dépor

Los vigueses apretaron en los últimos minutos de la primera parte, llegando a encadenar hasta cuatro saques de esquina seguidos. El equipo entrenado por Berizzo estuvo prácticamente los cinco minutos de descuento creando peligro en las proximidades del área del Dépor, que sólo podía defender.

Segunda mitad con dominio celeste

En los primeros minutos, tras la reanudación del encuentro, ninguno de los dos conjuntos llevó el peso en ataque, no querían arriesgar y buscaban llevar peligro al área rival con jugadas a la contra.  En el minuto 54, un error de Lucas Pérez, que perdió el balón y facilitó la contra del Celta, a punto estuvo de poner por delante a los vigueses. Iago Aspas condujo en ataque y puso un centro raso en el corazón del área que consiguió despejar Arribas antes de que rematara Bongonda libre de marca. 

Los errores se sucedían en ambos equipos. El Deportivo presionaba en la salida de balón del Sergio Álvarez, y en una de esas jugadas Fede Cartabia se encontró con un pase de Sergio, que quería devolverle el balón a Jonny y sin querer le pasó la pelota al atacante blanquiazul, pero éste no se esperaba el pase y le devolvió la pelota al guardameta.

Expulsión de Arribas que condicionó el encuentro

En el minuto 60 Alejandro Arribas recibió una cartulina amarilla por una entrada sobre Orellana en el costado derecho del área del equipo coruñés. Tan sólo seis minutos después, el defensor vería la segunda amarilla por una dura entrada sobre Nolito en la frontal del área. El colegiado no dudó y lo mandó al vestuario antes de tiempo. 

El Deportivo se quedó con 10 por la expulsión de Arribas.

Ante la expulsión, el técnico blanquiazul tuvo que recomponer su equipo, retiró a Fede Cartabia y dio entrada a Luisinho en el minuto 70. Éste se situó en el lateral izquierdo y Fernando Navarro pasó al centro de la defensa. Poco antes Luís Alberto había realizado el primer disparo a puerta de su equipo en toda la segunda mitad hasta ese momento, pero lo blocó sin problemas Sergio.

Con el paso de los minutos, el Celta de Vigo se hizo con el control del esférico y del partido. Los visitantes renunciaron al ataque, dejando a Lucas en punta y defendiendo con el resto de jugadores. Berizzo quería ir a por el partido y dio entrada a Guidetti por Bongonda. El atacante buscaba asociarse con Nolito y con Iago Aspas. Fruto de esa triangulación llegó un disparo de Nolito que se marchó alto.

El último cambio en las filas blanquiazules fue obligado, Víctor dio entrada a Lopo por Sidnei, que venía de estar un mes y medio sin jugar. Por su parte Berizzo decidió dar entrada a Tucu Hernández por Wass. El equipo celeste se volcó en ataque en los últimos 10 minutos, logrando encerrar al Deportivo en su campo.

Problemas físicos para Celso Borges

Por si la presión en ataque que ejercía el Celta no era suficiente para el Deportivo, Celso Borges tuvo que ser atendido por unas molestias y acabó siendo retirado del terreno de juego en camilla, pero volvió a entrar al césped. Otro imprevisto para los blanquiazules fue la cartulina amarilla que recibió Luisinho y que le impedirá jugar el próximo encuentro ante Las Palmas.

Con este resultado, el Deportivo de La Coruña suma un punto y se sitúa en el puesto 10 con 37 puntos. La próxima semana se enfrentará a Las Palmas en Riazor. Por su parte el Celta de Vigo se sigue quinto con 49 puntos. La próxima jornada se enfrentará al Sporting en Gijón.

VAVEL Logo