Una remontada en Liga para pensar en Champions
Foto: Ángel Gutiérrez - ATM

A media tarde comenzó el partido en Cornellá y lo hizo de la manera que se esperaba: sin muchas jugadas destacables. Al Atlético solo le valía ganar tras la reciente victoria del Real Madrid y el Espanyol tenía que puntuar, como mínimo, para alejarse del descenso y acercarse a los puestos de Europa.

Hasta poco más del primer cuarto de hora de partido no se pudo ver la primera acción de peligro, pues el juego estaba igualado y apenas se llegaba al área contraria. Esta primera ocasión la tuvo el Atlético y, concretamente, Torres, quien, después de una buena jugada, estampó en balón en el larguero de la portería de Pau.

Diop golpea primero

Este fue el primer toque de atención de los rojiblancos, pero no les sirvió lo suficiente. El primer gol del partido fue del Espanyol, antes de la media hora de encuentro, tras un muy buen cabezazo de Diop en una jugada de córner. El del Espanyol remató solo en uno de los pocos errores defensivos del Atlético. Era el momento de dar la vuelta al marcador si los colchoneros querían seguir manteniendo el segundo puesto. Así fue, Fernando Torres lo buscó y lo encontró. Para no perder las buenas costumbres del conjunto de Simeone, Koke dio un gran pase a Torres y este, tras una buena definición, puso el balón donde Pau no pudo llegar y empató el partido.

El gol del delantero canterano hizo que los locales se enchufaran aún más en el partido, pero también tuvo el mismo efecto en los jugadores del Atlético. Ambos equipos llegaron al descanso con un mayor número de ocasiones, aunque esto no significó un gran peligro. Los jugadores se fueron a los vestuarios satisfechos y con oportunidades. Diop, el hombre más peligroso del Espanyol y Torres, que necesitaba el gol tras su error en el anterior partido ante el Barcelona, pusieron el 1-1 en el marcador.

La segunda parte no comenzó muy distinta a la primera. Antes del primer cuarto de hora de esa segunda mitad, Koke lo volvió a hacer. Buen toque de balón y buen pase para que Griezmann pusiera el segundo del Atlético y adelantara a los colchoneros en el marcador. Después de marcar el tanto, Simeone optó por cambiar al francés para que entrara Thomas, posiblemente porque Torres no jugará el miércoles el partido de Champions y prefirió darle más minutos.

Koke culminó un gran partido

La pudo tener Koke para acabar de firmar un gran partido en un mano a mano con Pau, pero el guardameta supo salir del paso con gran efectividad y evitó el tercero de los colchoneros. Por su parte, Oblak tuvo poco trabajo, pero el que tuvo lo efectuó positivamente. A falta de cinco minutos para el final del partido, el guardameta rojiblanco evitó con una gran parada el que pudo ser el tanto del empate. El Espanyol no estaba dispuesto a perder los tres puntos y no dejó de intentarlo hasta el final del partido. Mientras, el Atlético aprovechaba las contras para tratar de poner más distancia en el marcador y poder jugar con mayor tranquilidad.

El final del encuentro se acercaba y ninguno de los dos equipos estaba dispuesto a ceder, pero el Atlético estuvo más acertado. El tercer gol se sumó en la cuenta de quien más se lo mereció en el partido. Koke, el asistente de los dos goles, fue asistido por Torres, el goleador del primero, para anotar el tercero, firmar uno de sus mejores partidos de la temporada y asegurar la victoria a los de Simeone. El centrocampista fue el protagonista del conjunto rojiblanco.

El encuentro terminó con una ocasión más para cada equipo. En el Atlético, Correa se mostró ansioso por marcar, pero no encontró portería. Los colchoneros firmaron una victoria con un marcador de 1-3 que les permiten sumar los tres puntos en juego, mantenerse en la segunda posición y no alejarse del líder de la clasificación.

VAVEL Logo