Real Valladolid Promesas - Peña Sport: sprint final hacia la salvación
(Foto: Real Valladolid).

El conjunto dirigido por Borja Jiménez afronta el envite de este fin de semana con confianza y optimismo, sobre todo porque ve cada vez más cerca el objetivo de la permanencia en la categoría de bronce del deporte rey a nivel nacional. La visita del farolillo rojo del Grupo 1, que está virtualmente descendido a Tercera División, se antoja propicia para mantener el colchón que a día de hoy los pucelanos ostentan en la clasificación para certificar la meta que se plantearon al comienzo del presente curso futbolístico.

Ni el más optimista se podía imaginar tras el parón de la competición por las fiestas navideñas que el Promesas iba a experimentar un tremendo lavado de imagen con la llegada del nuevo año, una dinámica que ha cambiado a orillas del Pisuerga para dar paso a esa solidez y solvencia que tanto añoraban los seguidores castellanos. El filial del club presidido por Carlos Suárez ocupa la duodécima posición de la tabla liguera con 41 puntos, una vez que ha sido capaz de acumular 11 triunfos, ocho empates y 13 derrotas en lo que llevamos de campeonato doméstico a estas alturas de la temporada, por lo que permanece ocho puntos por encima del descenso marcado por el Atlético Astorga.

La Peña Sport de Tafalla se encuentra en el pozo de la clasificación del Grupo 1 de Segunda División B, aunque no se puede pasar por alto el hecho de que se impuso en el duelo de la primera vuelta al Real Valladolid B. No obstante, la situación ha cambiado para ambos conjuntos desde entonces, especialmente para los navarros, que se han ido hundiendo con el transcurso de las semanas en el abismo más profundo del que ya es prácticamente imposible que escapen. 25 puntos en 32 jornadas es un bagaje bastante pobre, con un balance de siete victorias, cuatro empates y 21 derrotas, además de ser el equipo más goleado de la Liga con 58 tantos en contra.

(Foto: Peña Sport FC).
(Foto: Peña Sport FC).

A un paso de su objetivo

Dudas, incertidumbre y nerviosismo. Así se podría calificar la etapa que vivió el Promesas después del triunfo por la mínima en el Multiusos de San Lázaro contra el Compostela, un rival que le puso las cosas muy complicadas a los de blanco y violeta, pero que acabó claudicando merced al tanto de Arroyo y a la pena máxima atajada por Julio en los compases decisivos de la contienda. Esos tres puntos iban a ser vitales para los pucelanos en su camino por acercarse a la permanencia en la división de bronce del balompié en España, si bien es cierto que los tres siguientes choques no iban a ser precisamente satisfactorios para sus intereses.

El Coruxo se hizo fuerte delante de su parroquia y doblegó al filial del Pucela (2-0)

La llegada del Racing de Ferrol, el líder del torneo de la regularidad, a la ciudad que vio nacer a Miguel Delibes se presuponía como una misión realmente compleja para seguir sumando de tres en tres en la competición doméstica. Los gallegos demostraron su experiencia y buen hacer en los Anexos al Nuevo José Zorrilla, por lo que se harían con la victoria de forma relativamente cómoda (0-2). Tampoco iba a cambiar en exceso la tesitura para los vallisoletanos en su próxima parada, la cual significaría un nuevo duelo con un equipo gallego. El Coruxo se hizo fuerte delante de su parroquia y doblegó al filial del Pucela por 2-0, debido principalmente al acierto de su parcela ofensiva en el envite.

(Foto: Real Valladolid).
(Foto: Real Valladolid).

Dicen que no hay dos sin tres, aunque en esta ocasión su connotación iba a ser tremendamente negativa para el Real Valladolid B. Esto fue así por la visita del Racing de Santander al José Zorrilla, un escenario idílico para acoger a uno de los clubes históricos del panorama futbolístico nacional. Los jóvenes jugadores del cuadro albivioleta trataron de repetir la gesta del curso pasado contra el Real Oviedo, pero los cántabros noquearon a los castellanos con un doblete de Dioni. Aun así, los hombres de Borja Jiménez no bajarían los brazos y conseguirían resarcirse en La Eragudina, lugar que asaltaron por 0-1 con motivo de una obra de arte de José al poco de arrancar el segundo acto.

Posteriormente, sería el turno de medir sus fuerzas con las de la Arandina, un plantel que haría lo indecible por lograr un botín positivo que guardar a buen recaudo en su zurrón. De todos modos, el Promesas exhibió un enorme liderazgo desde el principio hasta el final de la batalla, lo que posibilitó que los tres puntos se quedaran en los Anexos al vencer en el derbi regional por tres dianas a una. La última gran alegría hasta la fecha para los pucelanos llegó el pasado fin de semana, momento en el que jugaron en el mítico Estadio Las Gaunas frente al Logroñés. Contra todo pronóstico, la segunda plantilla blanquivioleta doblegó a los riojanos y obtuvo un triunfo fundamental en su deseo por aferrarse a la salvación en Segunda B.

(Foto: Real Valladolid).
(Foto: Real Valladolid).

Condenados al infierno

Es triste, pero cierto. Lamentablemente, la Peña Sport de Tafalla tendrá que decir adiós al Grupo 1 de la categoría cuando finalice la temporada 2015/16. Su descenso no se ha materializado por completo, pero está virtualmente confirmado después de encadenar una racha realmente negativa que lastró totalmente las opciones de los navarros por luchar por la siempre disputada permanencia. Ocho fueron las citas de forma seguida que estuvieron las hordas comandadas por David Ruiz sin conocer el triunfo, un registro que se acabó convirtiendo en una losa muy pesada y que ha tenido unas consecuencias bastante catastróficas en su devenir en el presente curso.

Después del triunfo por la mínima en su feudo ante el Coruxo en la jornada 23, los navarros afrontaban el mes de febrero con la convicción de poder dejar de lado la pesadilla de bajar a Tercera. Sin embargo, la realidad iba a ser completamente opuesta. Sus cuatro compromisos se saldaron con sendas derrotas, dos a domicilio y otras tantas en el Estadio de San Francisco. Racing de Santander (3-0), Atlético Astorga (2-4), Arandina (2-1) y Logroñés (1-3) fueron los encargados de asestar un mazazo tras otro al colista del campeonato doméstico, que se fue adentrando en un pozo sin fondo.

David Ruiz trató de hacer terapia de grupo para que los integrantes de su vestuario no se vinieran abajo, tanto los futbolistas como el resto del cuerpo técnico, pero el pesimismo y la decepción se habían instaurado en el seno de la entidad navarra. Esto se hizo palpable durante el arranque del mes de marzo para La Peña, que tendría que encarar otros cuatro partidos con el firme propósito de tomarse una vendetta particular por lo acaecido a lo largo de los envites celebrados en febrero. Pese a ello, la historia volvería a repetirse con cuatro nuevos batacazos: Celta de Vigo B (0-2), Izarra (2-0), Sporting de Gijón B (1-2) y Pontevedra (1-0).

(Foto: Peña Sport FC).
(Foto: Peña Sport FC).

Los navarros tendrían la entereza suficiente para brindarle una alegría a su fiel afición

Llegado el mes de abril, los navarros tendrían la entereza suficiente para brindarle una alegría a su fiel afición, unos hinchas que llevaban desde finales de enero sin poder saborear las mieles del triunfo. El Somozas arribó al Estadio de San Francisco con la intención de prolongar el drama que se estaba experimentando en todo lo que hacía alusión a la Peña Sport de Tafalla, pero este club consiguió sobreponerse a las adversidades para tumbar a los gallegos por tres tantos a uno. Por tanto, los visitantes pretenderán corroborar esas buenas sensaciones en el duelo de este domingo en los Anexos frente al Promesas, un conjunto que llega lanzado tras tres victorias consecutivas.

Posibles alineaciones

XI Real Valladolid B: Dani Hernández, Arroyo, Iván Casado, Porcar, Ángel, Juliá, Anuar, Mayoral, Renzo Zambrano, Toni y Caye Quintana.

XI Peña Sport FC: Tanis, Goñi, Odei, Itu, Ezcurra, Cardo, Navarro, Rubio, Jorge, Manjón y Giles.

VAVEL Logo