Lander Torrealdai, de Gernika al Caribe
Torrealdai, tras anotar el primer gol de la temporada para su equipo (FOTO: UGS Visión)

Tras facturar su equipaje, y a menos de dos horas de emprender el viaje en avión para cruzar ‘el charco’, Lander Torrealdai Mandaluniz atendía amablemente la llamada de VAVEL. Su destino, Puerto Plata, provincia al norte del país, y sede del Atlántico FC, uno de los 10 clubes que integran la incipiente Liga Dominicana de Fútbol, con solo un año de antigüedad, y de la que se proclamaba subcampeón en su primera edición.

Un lunes sin duda ajetreado para el futbolista vizcaíno, que aprovechaba la visita el día anterior de la SD Gernika a Valdebebas para pernoctar en la capital de España, mientras el resto de la expedición emprendía un tedioso desplazamiento de madrugada en su regreso a tierras vizcaínas. "El jueves firmamos el contrato y me comunicaron que el lunes tenía que estar allí, así que marché a Valdebebas con la maleta  ya preparada" revela el capitán del Gernika.

El box to box de Urbieta (FOTO: UGS Visión)

"Tras el manteo me consiguieron sacar unas lágrimas"

Un 'manteo' a las puertas del bus fue el inesperado homenaje de despedida de una plantilla, mayoritariamente formada por oriundos de la localidad, y muchos de los cuales se jactan de ser compañeros de cuadrilla tanto como de vestuario: Un gesto que no dudó en agradecer el agasajado: “ Con el ánimo algo tristes, lógicamente después de perder, fue algo espontáneo y que me pilló de sorpresa, hasta el punto de que tras el manteo me consiguieron sacar unas lágrimas". Con sincera modestia, preguntado por si consideraba la oportunidad un premio al mejor momento de su trayectoria deportiva, quiso hacer partícipes del éxito al resto del colectivo: "No sé si ha sido mi mejor año, pero sí que me he encontrado muy a gusto desde el principio. Éste es un premio que se merecerían muchos de mis compañeros de equipo por esta gran temporada que hemos hecho, pero al final me ha tocado a mí disfrutarlo". 

El inesperado giro a la carrera futbolística de Torrealdai se iniciaba hace apenas un mes, coincidiendo con su 28º cumpleaños: “Es una oportunidad única, de las que sólo se te presentan una vez, y después de meditarlo mucho he decidido aprovecharla. Los contactos se habían iniciado hace un mes, y yo puse en conocimiento del míster el tema. Jabi (Luaces) me dijo que era una faena para el equipo perder a su capitán, pero que no me podía decir que no. Él me quería para el equipo, pero era yo quien tenía que decidir, y él apoyaría la decisión que tomase".

Y es que Lander Torrealdai encarna los valores de un verdadero 'hombre de club', capaz de compaginar su rol de futbolista y capitán de la primera plantilla, con el de técnico en las categorías inferiores. Ascendido al primer equipo desde el juvenil del Gernika en la temporada 2007-08, Lander cumplía su octava temporada en el club donde ha desarrolla toda su trayectoria deportiva, salvo un paréntesis de una temporada en el Bilbao Athletic en el curso 2010-11. Superando la cifra de 250 partidos en el club vizcaíno,  31 de ellos esta temporada, además se ha destapado como un auténtico box to box en la zona ancha, capaz de anotar 5 goles, su mejor registro goleador hasta la fecha.

Una pérdida importante, sin duda, para el equipo de Luaces, que a falta de cuatro jornadas para que acabe el campeonato se encuentra situado con 43 puntos en el puesto duodécimo de la tabla, con un margen de 7 puntos sobre el descenso, y 5 sobre el playout que le hacen acariciar el único objetivo con el que se partía a principios de temporada. "He intentado aplazar al máximo mi salida" - asegura Torrealdai - "porque quería dejar al equipo con esos 45 puntos que parece que certifican la permanencia, así que me voy con esa espinita clavada. Una lástima, porque estuvimos cerca de la machada en Valdebebas. Fastidia que fallásemos un penalti con cero a cero poco antes del descanso, o que se me fuera al palo un remate que tuve y que habría supuesto el empate momentáneo. Puntuar en Valdebebas como despedida habría sido la bomba”.

Su último partido, en Valdebebas (FOTO: UGS Visión)
Su último partido, en Valdebebas (FOTO: UGS Visión)

Lander reconoce que no sabía nada del fútbol de la república Dominicana, un país que tampoco había llegado a visitar: “Sabía lo que se escucha de la gente que va de vacaciones. Ahora me he preocupado en este tiempo del aspecto futbolístico, qué equipo era, dónde jugaban, ver algunos videos.....A lo que vamos es a jugar al fútbol y quería tener controlado todo lo que concierne al aspecto puramente deportivo”.

"Para jugar en 2ª B o en 3ª, mejor que en Gernika no voy a estar en ningún sitio"

Como él mismo matiza, la experiencia es pasajera y no tiene dudas sobre las intenciones a su regreso: "“El Gernika es mi única casa. Tengo claro que para jugar en 2ª B o en 3ª, mejor que en Gernika no voy a estar en ningún sitio. Esas ofertas ni las valoro, pero la que me ha llegado ahora es tentadora y creo que era el momento justo. El 31 de julio acaba la liga y los cuatro primeros entran en playoffs, con lo que en ese caso habría que añadir un mes más, hasta el 31 de agosto. Son tres meses, o hasta final de verano a lo sumo, y como no he tenido tiempo para organizar despedida ni nada parecido, sólo me queda decirles a todos que tienen una casa allí en la República Dominicana para venir a visitarme el que quiera".

Una aventura caribeña en la que Lander no marchará solo, ya que le acompañará el delantero del Santurtzi, Christian Bonilla, máximo goleador del grupo IV de Tercera con 22 tantos. ”En un principio me dijeron que iba a ir solo” – comenta Lander – “pero el jueves cuando firmé me insinuaron que estaban hablando con Bonilla y había posibilidades de que también se incorporase. Al final es mucho mejor, porque aunque yo no había jugado antes con él, por las informaciones que manejo de compañeros en común parece que es un tío muy majo y con el que se puede estar a gusto. Siempre es una ayuda tener al lado alguien de aquí, y si es buen chaval mejor“.

VAVEL Logo