Sanse 0-1 Navalcarnero: el líder es humano en Matapiñonera
Los dos equipos en el terreno de juego (Foto: Julio Gómez)

La Unión Deportiva San Sebastián de los Reyes ha perdido por cero a uno contra el Club Deportivo Artístico Navalcarnero, en un partido que será recordado por la intensa lluvia que cayó sobre el terreno de juego, un hecho que hizo que el campo se encharcara con rapidez. El Sanse no pudo tocar y finalizar por este hecho, mientras que el Navalcarnero aprovechó su superioridad por arriba para llevarse la victoria. Respecto al once, el Sanse ponía una alineación de jugadores titulares ante un rival complejo, pensando en el playoff de ascenso.   

La cabeza, clave en la lluvia

El encuentro comenzaba con un escenario complejo para la práctica del fútbol. Empezaba a llover con intensidad, lo que provocaba que muchas zonas del campo estuvieran encharcadas. La pelota no corría y no se podía ver continuidad en el juego. Pese a ello, el guion del Sanse no iba a variar. Debía verse el estilo de toque y finalización de todos los partidos. Con ello, llegaba la primera ocasión para los locales. Jugada colectiva por banda derecha, centre raso y desde el punto de penalti Borja, libre de marca, enviaba arriba un balón que en condiciones secas hubiese sido gol. El Navalcarnero, aunque se jugaba más, esperaba atrás con el objetivo de robar y salir a la contra. Los franjirrojos estaban cómodos y tuvieron más intentonas. Al borde del cuarto de hora, Negredo buscaba un tiro lejano que se marchaba lejos. No era peligroso, pero valía igual.

Todo cambiaba a los veinte minutos. El campo estaba aún peor por exceso de agua y el Sanse no podía hacer su juego de posesión por raso porque la pelota se frenaba. Era la hora de buscar alternativas más allá de jugar en corto. Y en ese sentido, se movió mejor el Navalcarnero. En su primer tiro a puerta hizo gol. Un centre por la banda izquierda llegaba a la cabeza de Berodia que remataba con clase y fuerza para poner el 0-1.

Tras el tanto, tácticamente nada se movió. El Sanse tocando y el Naval esperando. Tan solo Pichín pudo tirar a puerta tras el tanto con un disparo desde fuera del área que pasaba rozando la escuadra. Fue la mejor del Sanse en una primera mitad donde la lluvia deslucía un duelo entre primero y segundo.                         

Arreón final y poco más

Después del paso por vestuarios, el choque entraba en una dinámica gris. Ninguno de los dos equipos se veía con ganas de querer marcar otro gol y eso beneficiaba al Naval. De hecho, fueron los visitantes los que tuvieron el primer tiro con un cabezazo de Álex González, tras un córner, que Kike desviaba fuera. Con el paso de los minutos, el Sanse destacaba con la posesión de balón, pero sufría en el mediocampo debido a la presión de la zaga rival, que robaba y salía rápido. Con todo eso, no estaba funcionando la idea de empatar del líder. Algo tenía que modificar.

Como hizo el Navalcarnero con el gol, los del norte de Madrid, ya con Seubert y Negredo juntos en el campo, pasaban del 4-3-3 a un 4-4-2, buscaron el gol con centres al área y un remate de cabeza. La estrategia era buena, ya que los últimos diez minutos fueron un asedio a la portería de Olmedo. Felípe Sáez, Carlitos Sanz y Saúl tuvieron opciones con la testa dentro del área, pero no era el día. El Sanse perdía por primera vez en casa este temporada en un partido donde tuvieron diez minutos finales buenos en producción ofensiva.  

Con este resultado, el Sanse se queda con 80 puntos. Su próximo rival para cerrar la fase regular será el Pinto, lejos de Matapiñonera. El Navalcarnero, por su parte, con esta victoria se queda segundo con 69 puntos y aventaja en uno al Pozuelo. Se jugará ese segundo cajón en la última jornada contra el colista Villalba en casa.

VAVEL Logo