Volaron dos puntos
Foto: La Liga.

Empate entre Numancia y Real Zaragoza en Los Pajaritos. El equipo blanquillo tenía una nueva final de cara a este final de Liga donde no hay nada cerrado y el ascenso directo sigue más abierto que nunca. Desplazamiento masivo de la afición zaragocista que se ha dejado notar desde el primer minuto y no ha cesado de animar a su equipo

Gran ambiente en Soria durante toda la jornada donde ambas aficiones han compartido los momentos previos al partido. 

Lucha de titanes

Varios cambios presentaba el once titular de Carreras hoy. Ante la baja de Guitián por acumulación de amonestaciones, Rubén ha sido quien ha acompañado a Cabrera en el centro de la zaga blanquilla. También ha habido variación en el centro del campo, intoduciendo desde el inicio a Dorca y en la delantera ha vuelto Ángel, después de que Dongou le arrebatara varios partidos la titularidad. 

Lanzarote puso el 0-2 con un golazo

Comenzó la primera parte con un Numancia muy intenso que presionaba todas las líneas del Real Zaragoza y no dejaba jugar a los maños, que se mostraban nerviosos e incómodos en estos primeros compases. A pesar de tener una mayor intensidad, los sorianos fallaban en ese último pase y no ponía en demasiados aprietos a Manu Herrera. 

Foto: Tino Gil, Real Zaragoza.

El Real Zaragoza se adelantó primero con un tanto de Ángel Rodríguez tras una buena jugada en la que Ángel recibe el balón y lo manda al fondo de la red. Pero el equipo blanquillo seguiría buscando la meta de Munir y Lanzarote marcaría desde fuera del área anotando un golazo que permitía a los maños coger aire y poner un poco de tranquilidad al partido. Poco duraría la alegría, ya que Julio Álvarez anotaría de falta directa. 

Minutos locos del encuentro donde cualquiera de los dos equipos podía anotar con un ritmo muy alto e intenso. Ángel perdonaría el tercero en varias ocasiones. Casi al borde del final del primer tiempo, el colegiado López Amaya expulsaría a Albert Dorca por doble amonestación. Una segunda tarjeta más que rigurosa y muy protestada tanto por el jugador como por el resto del equipo. De esta forma, el Real Zaragoza debería afrontar toda la segunda parte con un hombre menos. 

Un partido que, hasta esa jugada, estaba siendo bonito de cara al espectador con mucha intensidad y donde no estaba nada decidido. Se llegaría al final de la primera mitad ganando los zaragocistas por 1-2, pero con el miedo en el cuerpo de 45 largos minutos por afrontar con un hombre menos. 

Amargo desenlace

El Numancia comenzó la segunda parte con la misma intensidad que en la primera parte. Con uno menos, los sorianos sabían que tenían que seguir presionando para poder subir cuanto antes el empate al marcador y aprovechar que el Real Zaragoza estaba aturdido todavía. El conjunto local no paraba de atacar y empezaba a inquietar al equipo blanquillo que seguía sin reaccionar. Intentaba desquitarse de la presión a la contra, pero resultaba imposible ante un Numancia que tenía muy claro cómo anular las piezas zaragocistas. 

Ángel se retiró lesionado

Culio fue el primer cambio de Carreras. Este entraría en el lugar de Hinestroza que fue uno de los hombres que más presionó a las filas del Numancia en la primera parte. El equipo seguía muy atrás, defendiéndose de la ofensiva rival y sin mostrar síntomas de mejora ante un rival que se crecía. 

Dongou entró en el terreno de juego tras marcharse Ángel Rodríguez lesionado. El máximo goleador zaragocista se rompió en una jugada y no pudo continuar. Los problemas seguían creciendo para el Real Zaragoza. Y llegaría el estoque final a falta de cuatro minutos para acabar el partido. Aquino conseguía sorprender a Herrera, ya que el balón impactó en Isaac y engañó al portero que no pudo hacer más. 

Ya en el tiempo de prolongación tanto Real Zaragoza como Numancia gozarían de dos ocasiones claras, pero ninguna entraría. Con el pitido final se produciría el reparto de puntos con un equip maño muy enfadado por la actuación arbitral. Un enfado que se veía reflejado en las caras de los desplazados y, sobre todo, de un Carreras que terminaría expulsado tras recriminarle al árbitro. 

El próximo partido el Real Zaragoza recibe al Nàstic en La Romareda. Nueva final. Toca levantarse. 

Así lo vivimos en VAVEL.com

VAVEL Logo