La pizarra de Simeone: Anteponer la táctica al corazón
La pizarra de Simeone: Anteponer la táctica al corazón

Una final de Champions, una final. Un partido en donde la táctica y lo entrenado más se esconde. Se esconde detrás de una tensión, de una tenacidad, de una aceleración inusual, de unas ganas de ganar fuera de lo común. Las finales tienen ese punto de caos que a veces no entra en el control de una preparación previa. Un descontrol provocado por esas ansias de ganar y ese miedo a perder. Es por ello que en una final, quien controla más sus latidos y se deja ceñir al plan establecido o al estilo esencial de cada equipo, tiene más opción de ganar una final. Atlético de Madrid, Real Madrid, y noventa minutos de nervios, ansias, ganas y mucha táctica.

Simeone, rey de la estrategia

Quién puede mantener la entereza, la rectitud táctica y la calma para el planteamiento por encima del despegue de voracidad y espíritu que da una final, tiene más adelantada la victoria que aquel que por el contrario se desmenuza.  Es por ello que el Atleti, a priori, tiene una ventaja sobre el Real Madrid. Simeone es, hoy por hoy, dueño y señor del rigor táctico. Un virtuoso de la estructuración. Traza planes para cada situación que da el partido. Estará preparado para que la táctica prevalezca.

La final podría pedir más un central frio como Savic, con rigor posicional, que la sangre caliente de Giménez

La alineación está decidida. Tan solo la duda de nombres entre un Giménez y Savic, y para los más soñadores, una supuesta titularidad de Tiago por Augusto. Siendo realistas, y dando a Augusto por fijo, la única duda sería el nombre del acompañante de Godin. A pesar que lo normal por asentamiento y por ser el elegido del cholo para suplir a Miranda, sería que jugara Giménez, la frialdad que requiere una final podría señalar a Savic. Un jugador con la sangre más templada que el pura sangre Giménez. El montenegrino es más exquisito en lo táctico y maneja mejor la disciplina de la posición. 

web oficial Atlético de Madrid
web oficial Atlético de Madrid

Salvo esa duda el equipo está hecho. Koke y Saúl completan el centro del campo formado por Gabi y Augusto. Torres será la punta de ataque. La duda llega en cuanto a la colocación y la formación. Simeone ha jugado con esta alineación en contadas ocasiones, ha dispuesto de estos once en muchos partidos. Es el once, finalmente, de la confianza, pero su estructuración ha dependido del tempo del partido y de la situación.

El 4-4-2 permite hacer una presión más cercana, pero el 4-5-1 da muchas posibilidades ante el Real Madrid

Lo más normal y sencillo sería ver un 4-4-2.  Es el esquema estándar  y común de este equipo. Con esta alineación es donde más se obliga al rival a sacar el balón en largo, donde la presión es más efectiva y donde más se va a buscar al equipo rival. Los dos delanteros inician una presión que acompaña el centro del campo. La línea irrompible del medio cada vez se parece más a un rombo, en el que Gabi se alza al vértice inicial para presionar salida de balón inicial del contrario.

El plan ante el Real Madrid

A pesar de que el 4-4-2 es la alineación de confianza, Simeone no se estanca en un planteamiento. No espera a que todo suceda por casuales o por motivos individuales. El técnico rojiblanco es un constante cambio en un partido y aunque se prevé una gran primera cantidad de minutos de presión, obligación y tanteo con el 4-4-2, lo cierto es que Simeone habrá preparado  distintas situaciones y distintos planes para cada ámbito del partido.

Probablemente, después de unos primeros minutos de presión, Simeone opte por un 4-5-1. Podrá ser la táctica más efectiva ante el Real Madrid. Augusto como enlace, como cabecero, y Saúl y Gabi a su lado. Koke y Griezmann se tendrían que poner el mono, cosa nada nueva, y el Atleti cedería metros, renunciaría el balón y pondría el cebo al Real Madrid.

Con el 4-5-1, la presión en el centro del campo es menos explosiva, menos lejana pero más estudiada. Los cinco del medio se moverán como un acordeón y cerrarán espacios. Casemiro sería el jugador más liberado, ya que es el jugador que menos potencial para sacar el balón tiene. Tendría metros para pensar y decidir, pero el Madrid perderá a sus creadores primarios y espacios para encontrarlos, o en el caso que decidan bajar a líneas más retrasadas para iniciar, perderán espacios de pase.

Si el Atleti opta por jugar con cinco en la línea intermedia, Griezmann será clave en defensa y en ataque, sosteniendo o aprovechando las subidas de Marcelo o descolocando a Casemiro

Augusto sería pieza clave para este plan. El vértice total del ángulo formado por la línea de cinco. Tendrá tres misiones fundamentales defensivas. Una es cerrar espacios que pudieran aprovechar entre líneas cualquier jugador blanco descolgado. Las otras dos tienen que ver con las coberturas; una para salir a tapar en el caso que Modric o Kroos pudieran traspasar la primera línea de Gabi o Saúl, y otra realizar coberturas por bandas si el balón lo enfocan allí. El argentino será de vital importancia.

Otra de las premisas que deja esta táctica es la ayuda en bandas. Tanto la línea más abierta, como la más interior de Gabi y Saúl, tendrán que vigilar las subidas de los laterales y la focalización de Cristiano y Bale. Pero además, el tener a Griezmann abierto en jugada de ataque, es matar dos pájaros del mismo tiro. Es el jugador vigilado; o retiene a Marcelo (seguramente se vuelque a este costado) o por el contrario sacará de su sitio a Casemiro, dejando un vacío central usado para llegadores como Saúl. Escorar a Griezmann en momentos de 4-5-1 y de menos balón, darán al Atleti soluciones tanto defensivas como en ataque.

La opción de Carrasco, canela en rama

La opción de Yannick es positiva tanto con el marcador en contra como a favor

Desde la lesión ha perdido el sitio. A pesar de su buen papel durante el grueso de la temporada, su ausencia en el tramo de éxtasis ha hecho que el Atleti sepa sobrevivir sin el belga y que se haya encontrado la cadencia perfecta. A pesar de la importancia del rapidísimo extremo del tupé, el Atleti ha sabido encontrar un gran equpo sin la alegría del 21. Su lesión le ha dejado, teóricamente, fuera de la final.

web oficial Atlético de Madrid
web oficial Atlético de Madrid

No obstante, tan solo es el rol lo que ha cambiado en Carrasco. Su importancia sigue innata y su recurso es el tesoro mejor guardado. Ha perdido el puesto inicial pero sigue siendo un arma letal del Atleti. Su incursión en el campo será algo con lo que el Real Madrid deberá de contar, aunque no sabe cómo y cuándo será. Su participación podrá centrarse tanto con el marcador a favor, tanto como marcador igualado de revulsivo o tanto como con marcador en contra.

Puede actuar como solución para buscar el gol, tanto de igualada como remontada. Abre el campo, encara, da otra velocidad al equipo. Su ligereza y atrevimiento pone en jaque a la defensa contraria y centra las miradas. Puede ser protagonista o atracción para aprovechamiento de compañeros, normalmente los laterales. Pero también puede ser el desatascador que con resultado a favor fabrique contras y aproveche el estiramiento rival. El belga es una solución cinco estrellas desde el banquillo.

VAVEL Logo