Linares - Cacereño: vivir o morir
Fotomontaje |  Dani Navarro (VAVEL)

Ser o no ser, William Shakespeare mencionaba estas palabras cuatrocientos años atrás, el estadio Municipal de Linarejos dictará la sentencia el domingo a las nueve y cuarto de la noche aproximadamente y decidirá quien es de Segunda "B" y quien no. Tras un partido de ida con ocasiones para lo dos, ninguno de los conjuntos tomó ventaja en el primer asalto, por lo que llegan a tierras andaluzas como si la eliminatoria fuera a un solo partido. El Linares y el Cacereño tendrán la oportunidad de hacer felices a miles de ciudadanos, y de entristecer a otros miles. El premio para el vencedor será sublime, pero la derrota será extremadamente amarga, que comience la batalla.

Linares, curtido en mil batallas

Tras la hazaña en el Municipal de Castalia hace un año, los linarenses acuden a una cita importantísima con el destino el próximo domingo en Linarejos, la victoria significaría la permanencia en la categoría de bronce, y con ella las subvenciones, la alegría de la ciudad, el incremento de la popularidad del club. Sin embargo, el descenso daría lugar a numerosas críticas entorno a la entidad, los azulillos darán el todo por el todo para intentar quedarse por segundo año consecutivo en Segunda B.

El escenario del ascenso azulillo fue el mítico Municipal de Castalia

El último gran partido que vivió el estadio andaluz fue el pasado derbi, acontecido hace tres semanas, la victoria local supuso el posicionamiento en la clasificación para jugar la promoción de descenso. Si nos remontamos dos años atrás, Linarejos vivió el capítulo más negro hasta la fecha tras la refundación del club en 2009, los andaluces se quedaron a un gol de subir a la categoría de bronce, viendo además como lo conseguía el Socuéllamos, que esta temporada está disputando la promoción para subir a Segunda División. Tras superar al Terrasa y al filial del Rayo Vallecano, los jugadores de Torres no pudieron lograr el tan ansiado ascenso.

Esto se contrastaría un año más tarde, tras clasificarse como primeros en un grupo en el que también competían equipos de la talla del Malagueño o el Loja, los linarenses consiguieron el liderato con una gran diferencia respecto al segundo clasificado, en la promoción tocó el CD Castellón, un histórico sin lugar a dudas del fútbol español. Ganar por la mínima en la ida les bastó para volver a imponerse en la vuelta, ante mil seguidores andaluces por dos goles, Rosales desde la pena máxima y Corpas en los últimos minutos lograron el ascenso que un año antes se les había resistido. Un año después, los linarenses volverán a tener una gran cita por tercer año consecutivo, el elegido por el destino ha sido el CP Cacereño y la permanencia será el premio para el equipo que se vacíe en el terreno de juego, el domingo el Municipal de Linarejos lucirá sus mejores galas para volver a asistir a otra cita con la historia.

Lance en el juego. Imagen | Hoy
Lance en el juego. Imagen | Hoy

Cacereño, un fijo en Segunda B

Desde su llegada hace seis años, el club extremeño se ha intercalado entre el primer y el cuarto grupo de Segunda B. Normalmente ha estado con los equipos del sur, pero en esta temporada y hace cinco años los cacereños jugaron en el primer grupo por el excesivo número de equipos de Andalucía y la Región de Murcia que se encontraban, un año difícil, pues son el equipo que más kilómetros ha hecho en carretera con mucha diferencia, pese a que son el equipo más al norte de Extremadura, los desplazamientos siempre son largos y esperan permanecer y recalar en el grupo cuarto la siguiente temporada. Aún así, han podido acabar en el puesto de promoción, tras una última jornada de infarto. Los extremeños le arrebataron el puesto al filial sportinguista en la penúltima jornada y ganaron por la mínima en Estella para asegurarlo, han logrado remontar una gran cantidad de puntos y han terminado en un gran estado de forma ganando los dos últimos partidos.

La ciudad de Cáceres quiere jugar su sexta temporada en la categoría de bronce y por ello algunos aficionados se desplazaran hasta tierras andaluzas. Tras el empate a nada de la ida, la eliminatoria está completamente abierta y un gol del Cacereño

Remate de cabeza. Imagen | El Periódico de Extremadura
Remate de cabeza. Imagen | El Periódico de Extremadura

haría a los locales tener que marcar el doble. Por otro lado, los azulillos tiene el factor de su estadio, de su grada, de su gente, y ya demostraron en el último partido en Linarejos que cuando la afición linarense ruge, es difícil hacerla callar. Pase lo que pase, aficionados de ambas ciudades disfrutaran de un choque intenso y en el que los dos irán a por todas. Al sonar el pitido final las dos aficiones se bañarán en un mar de lágrimas, una por un buen motivo y otra por un dramático descenso.

Bajas y posibles onces

El Linares tiene la baja casi segura de Lara, que sufrió un esguince en el partido de ida y no estará disponible posiblemente para Torres, Higinio también tuvo molestias en Cáceres pero su presencia está más asegurada que la de Lara en el partido de vuelta. Collado sigue lesionado para el Cacereño, Ángel Marcos no podrá contar con él. Ismael estará convocado con la selección y también es baja segura. Palero es duda hasta última hora.

Linares Deportivo: Lopito, Bauti, Vega, Chico, Rosales, Fran Carles, Rodri, Gámiz, Corpas, Rafa Payán y Salinas.

CP Cacereño: Montiel, Mejías, Toni Sánchez, Mansilla, Gonzalo, Cuerva, Gállego, Josete, Amaro, Aaron y Valverde.

Informes

VAVEL Logo