Un año más de bronce
Once de la salvación de los azulillos. Imagen | Linares Deportivo

Tras una dura eliminatoria los linarenses han podido salvar la categoría. No ha sido fácil, la clasificación para el puesto de promoción fue inesperada y el cansacio acumulado pudo pasar factura en los jugadores azulillos. No fue así, la eliminatoria llegó completamente abierta a tierras andaluzas donde los locales sentenciaron sin piedad, un año más en Segunda "B" para los sufridores aficionados azulillos.

Temporada de infarto, nueve victorias, dieciséis empates y trece derrotas. Treinta y nueve goles anotados y cuarenta y séis en contra. Un año irregular para los linarenses que consiguió tener una gran recompensa con la alegría de la salvación. En la ida de la promoción por la permanencia los andaluces empataron a domicilio contra un Cacereño muy sólido y que tuvo varias oportunidades para adelantarse en el marcador. En Linarejos, y llevado en volandas por su afición, el Linares Deportivo certificó con dos goles la conservación de la categoría. Pese a que fueron los visitantes los primeros en adelantarse en el marcador, Gonzalo con un fuerte remate de cabeza en un saque de esquina consiguió lo que parecía ser la permanencia para los extremeños. Rafa Payán con una excelente vaselina puso las tablas en el marcador antes del descanso, en el vestuario se consagró el equipo, para conseguir la permanencia había que marcar un gol más y así fue. Tras un amago, Joselu pone un balón en diagonal a Corpas, este la controla y manda un balón imposible para Montiel a su escuadra derecha.

Todavía quedaba lo peor para los linarenses, las ocasiones del Cacereño se sucedían, los visitantes siempre les ganaban la partida en el juego aéreo por la diferencia de altura y potencia de salto entre ambos conjuntos. En la recta final del partido, Lopito sacó una mano imposible para dar la permanencia, el portero ha sido vital durante toda la temporada y como no podía ser de otra manera también en la eliminatoria. Finalizó el partido y con el pitido final se desató la euforia en el mítico Municipal de Linarejos, los aficionados locales consolaron a la hinchada extremeña y luego celebraron la permanencia como si de un ascenso se tratase. Jugadores y aficionados estuvieron sobre el terreno de juego hasta pasada una hora de la finalización del partido. Los linarenses podrán disfrutar de la categoría un año más, la temporada pasada será historia a partir de que acabe la euforia y será un bonito recuerdo, tocará pensar en la temporada 2016/17.

VAVEL Logo