Análisis táctico de España: una selección diferente
España afronta una Eurocopa de cambios | Fotomontaje: VAVEL

A todos los clubes y selecciones les toca reinventarse alguna vez. Aunque sea poco a poco, el paso inexorable del tiempo, el estudio de ti que hacen los rivales o, simplemente, la baja forma de un jugador, obliga a realizar ajustes que pueden acabar cambiando la filosofía de un equipo. La tremenda superioridad de la selección española durante el periodo que va de la Eurocopa de 2008 a la de 2012 hizo que combinados nacionales con una pauta de juego tan marcada como Italia o Alemania, cambiaran su estilo por uno que, viendo los resultados, podía llevarlos a la gloria. Ahora es 'La Roja' la que debe adaptarse a los nuevos tiempos. 

La base de la selección de Aragonés y Del Bosque durante estos cuatro años fue el Barça. Completada, obviamente, con jugadores que por sus características se adaptaban al estilo culé, 'La Roja' dejó atrás la 'furia' para adoptar el juego de posición. Con la llegada de Luis Enrique al banquillo azulgrana y la marcha de Xavi Hernández a los Emiratos Árabes, los catalanes tuvieron que adaptar su juego a las nuevas virtudes de sus jugadores, más dañinos al espacio, pero sin sacrificar nunca la posesión. Como Xavi es español y su homólogo Xabi también, y eran dos de los abanderados de este fútbol pausado, su retirada del fútbol internacional dejó tocado al combinado nacional español. Ahora la selección, como el Barça, deberá abonarse a un nuevo estilo de juego que favorezca las posibilidades de sus futbolistas. Porqué Cesc o Thiago no son Xavi. Ni Koke es Xabi Alonso. Así de simple. Algo que parece tan obvio conlleva un gran cambio que, como se vio en Brasil, a España no le ha acabado de ir del todo bien. 

Las bajas de Xavi y Xabi variarán el juego español | Foto: EFE
Las bajas de Xavi y Xabi variarán el juego español | Foto: EFE  

El cambio, de todas maneras, se sustentará en la base del equipo que fue campeón de todo hace bien poco. Vicente del Bosque no cambiará su 4-2-3-1 habitual pero las piezas que lo conforman obligan a que el juego escogido sea diferente. España no será aquella selección con posesiones del 65/70% por partido a la que le llegaban dos veces a portería por partido. Dejará de ser aquel equipo que se defendía con la pelota para permitir un juego un poco más alocado en pro de tener más espacios sobre los que atacar al rival.

"Si nosotros tenemos la pelota, ellos no nos pueden marcar", dijo Cruyff

La selección española no está capacitada para tener el balón y esconderlo durante buena parte del juego. Evidentemente tiene a los mejores jugadores del mundo (varios de ellos) y podría hacerlo, pero su 11 actual no está hecho para esto. Como le pasa al Barça, que ha pasado de ser el 'Barça de los centrocampistas' a ser el 'Barça de los delanteros', las virtudes de sus jugadores actuales favorecen el juego con espacios aunque éste conlleve que la pelota vuelva más rápido a su propia portería. Guardiola dijo una vez, acertadamente, que cuándo más rápido llevas el balón a la portería contraria, más rápido vuelve a la tuya. España deberá asumir ese riesgo si quiere que sus atacantes tengan más opciones de imponerse. 

La baja de Diego Costa deja como titular indiscutible a Álvaro Morata. El canterano del Real Madrid ha completado una temporada floja en la Juventus pero, aún así, ha dejado muestras de su fútbol. Sin ir más lejos, cualquiera que viese el partido de octavos de final de la Champions League entre Bayern de Múnich y Juventus tiene en la cabeza que, de no ser porqué Allegri le cambió, la Juve hubiese sido, probablemente, equipo de cuartos. Su actuación fue demoledora. Él y sus carreras aguantaban al equipo muniqués lejos de la portería de Buffon. Su capacidad para combinar en corto está más que probada, igual que su velocidad y capacidad de desmarque. La temporada pasada dejó fuera de Europa al Madrid y fue el único jugador que asustó al Barça en una Champions que los de Luis Enrique pareció que ganaban sin despeinarse. Esta temporada su irregularidad le ha valido el banquillo en más de una ocasión pero sus goles siempre han sido decisivos. Es vital para Del Bosque que el chico sea auto-suficiente y sepa sacar tajada de las pelotas que le lleguen, pues si de algo ha pecado siempre esta selección es de falta de gol. Sino, vean los resultados del Mundial 2010 o la Euro 2012. Salvo en la final del torneo continental, prácticamente siempre resultados ajustados. 

Las posibilidades de España pasan por su acierto en el gol | Carla Cortés VAVEL
Las posibilidades de España pasan por su acierto en el gol | Carla Cortés VAVEL

El de la Juventus estará asistido por un Andrés Iniesta posiblemente escorado a la izquierda pero rompiendo hacia dentro para dejar todo el carril zurdo a  Jordi Alba. David Silva en la derecha, donde esta temporada ya ha actuado en el Manchester City, y desde dónde se espera que sea capaz de absorber la pelota para acabar poniendo balones en diagonal a la llegada del lateral zurdo del Barça. Y Cesc. Éste último es el que más dudas genera por su escasa participación en el Chelsea. No es que no haya tenido minutos, es que no ha aparecido a pesar de tenerlos, que es más grave. Pero el seleccionador salmantino confía en él y posiblemente sea el encargado de jugar por dentro. En esta posición centrada podrían entrar Thiago, a pesar de que en el Allianz Arena actúa más cerca del pivote. El ex del Barça aún es un jugador por definir y la presencia en la lista de Bruno y San José le da más posibilidades en esta posición. La línea de interiores/mediapunta es la más voluble de todas, pues los tres jugadores que la ocupen permutarán constantemente, ocupando las tres posiciones. No será extraño ver a Iniesta o Silva más centrados o a Cesc aparecer por una banda. La movilidad es una característica intrínseca de los tres futbolistas, por lo que arrancarán las jugadas sin una posición fija. 

El mago de Fuentealbilla ha acabado la temporada en gran forma | Carla Cortés VAVEl
El mago de Fuentealbilla ha acabado la temporada en gran forma | Carla Cortés VAVEL

El manchego será el faro del juego español. Su reciente estado de forma invita al optimismo y su jerarquía en la selección es total. Él es el jugador al que darle el balón cuando no se sepa qué hacer, no lo perderá. Cuando el vaivén de pases no descomponga las masificadas defensas rivales, su facilidad para superar líneas en conducción será la clave para que 'La Roja' encuentre los espacios. 

Koke sustituyendo a Xabi y Sergio... de Sergio

El centrocampista del Atlético de Madrid hará pareja con Sergio Busquets en un doble pivote característico de la época de Luis Aragonés en la selección. Lo que empezó siendo un Marcos Senna-Xavi Hernández para pasar luego a un Sergio Busquets-Xabi Alonso (con Xavi más adelantado), esta vez será un Sergio Busquets-Koke con el objetivo de evitar cualquier fuga. Su principal tarea, ejercer de enlaces entre la defensa y el ataque, se verá ensombrecida si no consiguen atajar los contraataques que le lleguen al combinado nacional. La función de ambos futbolistas será la de ofrecer coberturas en las bandas y surtir de balones a los magos de esta selección, mencionados en el párrafo anterior. 

En salida de balón, Busquets buscará integrarse entre los centrales, que se abrirán a banda. Los laterales se situarán a la misma altura que Koke para dar una salida en largo al portero y asegurar así la posesión de la pelota. Ésta deberá llegar rápidamente a uno de los tres centrocampistas más adelantados, provocando que los teóricos jugadores de banda se vengan al centro y dejen libre el carril para el lateral. Tanto Alba como Juanfran son jugadores profundos, de largo recorrido, y ensancharán el terreno de juego. 

El de Badía es fundamental allí dónde vaya | Carla Cortés VAVEL
El de Badía es fundamental allí dónde vaya | Carla Cortés VAVEL

Una defensa de garantías

La retaguardia española es, posiblemente, la zona que más confianza le transmite al seleccionador. Juanfran lleva varias temporadas a un gran nivel y Piqué ha estado pletórico en este fin de campaña. Sergio Ramos, que no ha sido tan regular como otros años, es un jugador que, por carácter, nunca se rinde y siempre da la cara. El de Camas es un titán y jugar con España le aumenta la capacidad de ser impenetrable. Es enfundarse la roja y el del Madrid se vuelve un muro. Su pareja con Gerard Piqué es, probablemente, la mejor de toda la competición y su capacidad para complementarse los hace insustituibles. La calma que le ha dado la experiencia al sevillano, sumada al buen hacer con y sin balón del catalán son claves para el éxito español. En la izquierda, Jordi Alba parece no tener rival. La mala temporada del Chelsea le deja sin oposición pues Azpilicueta, además de jugar a pierna cambiada, no ofrece el mismo nivel de profunidad que sí da el de Hospitalet, desequilibrando por sorpresa a la espalda de todo el equipo rival. En el otro lado, Juanfran tiende a quedarse más que el del Barça, pero nunca abandona su naturaleza de extremo. Sube cuando debe y se queda cuando le toca. Simplemente. Del Bosque, en los partidos de preparación, ya ha dejado claro que cuenta con el del Atlético por delante de Carvajal, que se lo perderá por lesión, y de Bellerín, que será el sustituto del lateral blanco. 

Y en portería no debería haber debate alguno. El temporadón de David De Gea, premiado en VAVEL, le debe servir para, de una vez por todas, asaltar la portería de la selección española. Iker Casillas, leyenda de este país en lo que a fútbol se refiere, no ha cuajado su mejor año y lleva ya dos o tres temporadas en las que sus actuaciones dejan que desear. El portero del Porto debe dejar paso al del Manchester United, que ha demostrado estar más que preparado para situarse debajo de la portería y ser decisivo desde ahí, como lo ha sido en el club en el que juega. Su mejoría en el juego con los pies es algo que España agradecerá, pues ahí Casillas flaqueaba. El exjugador del Atlético de Madrid se ha ganado el derecho a ser titular y Del Bosque no debería mostrar ni un atisbo de duda para dar seguridad al guardameta 'red'. El papel de Sergio Rico debería ser meramente testimonial, con la intención de que coja experiencia en concentraciones de cara a un futuro que, con De Gea, parece lejano. 

La temporada de De Gea deja pocas dudas de su condición de titular | Juan Ignacio VAVEL
La temporada de De Gea deja pocas dudas de su condición de titular | Juan Ignacio VAVEL

Alternativas

Con la lista ya definitiva, el técnico salmantino ha escogido cuáles serán las bazas que podrá jugar en caso de que las cosas no vayan como deberían. 

Como en portería y defensa ya se ha hablado de los posibles recambios de unos y otros, el centro del campo ocupará la práctica totalidad de éste análisis. Y es que es dónde actuan Bruno Soriano y San José, dos jugadores que pueden convertirse en el jugador número 12. El del Villarreal sigue a un nivel espectacular y su convocatoria es más que merecida. Es, posiblemente, el jugador llamado a reemplazar a cualquiera de los dos pivotes sin que se vea afectada la circulación de la pelota y la tarea de frenar a los rivales. El caso del del Athletic Club es diferente porque, por su capacidad de adaptación y su polivalencia, puede actuar como central o como centrocampista defensivo, haciendo la función de apaga-fuegos que tenía Javi Martínez. Recambios de garantías, sin dudas. 

Nolito será una variante de muchos quilates para 'La Roja' | Bibi Peón VAVEL
Nolito será una variante de muchos quilates para 'La Roja' | Bibi Peón VAVEL

En la plaza más poblada de esta selección, la de interiores y mediapunta, las variantes son infinitas. Desde que Nolito ocupe el carril izquierdo, dando más profundidad al equipo y mayor capacidad de desborde y llegada, hasta que Pedro o Lucas Vázquez, en la derecha, hagan el papel de Jesús Navas en Sudáfrica. El primero podría ser titular, dejando a Iniesta el centro, y los otros dos son jugadores diferentes a todo lo que hay en la selección. Extremos de los de pegarse a la cal y regatear para buscar el centro. El canario cuenta con el aval de la experiencia pero su rendimiento en Inglaterra ha rozado la exclusión de la lista. 

En la punta de ataque Aritz Aduriz esperara su oportunidad en el banquillo. Su presencia estará, muy probablemente, condicionada al resultado. Cuando la necesidad de marcar apremie, el seleccionador mirará a su banquillo y, en vez de ver a Llorente (como contra Portugal en el Mundial 2010), verá a un experimentado jugador que, además de ir bien por arriba, juega y hace jugar. Un atacante con gol que ha realizado una campaña estratosférica en Bilbao. 

En definitiva, si España acoge positivamente el cambio del estilo pausado por uno más arriesgado en el que prevalezcan los espacios, sus jugadores se sentirán más cómodos y, a pesar de que reciban más oportunidades, las posibilidades de salir vencedor de cada envite serán superiores. La selección tiene una plantilla profunda, con jugadores capaces de cambiar el signo del partido en cualquier momento saliendo desde el banquillo. El combinado nacional español es uno de los favoritos para alzarse con el título pero todo depende de que la transición entre la 'España del toque' y la 'España del espacio' se haya completado. Sino, como en Brasil, 'La Roja' puede quedar apeada a las primeras de cambio. 

VAVEL Logo