Resumen temporada Rayo Vallecano 2015/2016: un tenue Rayo se hunde en la quinta
El Rayo, a Segunda División | Fotomontaje: Alejandro Mateos - Vavel

Dentro de muchos años, el curso 2015/16 sólo será recordado en la familia rayista por ser el que cortó la racha de permanencias consecutivas. Hubieron demasiados argumentos en contra para que el Rayo Vallecano firmase la quinta permanencia. El equipo de Paco Jémez tuvo que lidiar con lesiones de larga duración y con otras en momentos clave, además de no haber acertado como en años anteriores con los fichajes. Como es costumbre en este proyecto, los resultados llegaron después del juego, con una segunda vuelta siempre mejor que la primera. Mas al contrario que en años anteriores, en vez de victorias llegaban en empates que acabaron condenando a los franjirrojos a volver a Segunda cinco años después.

Pretemporada inusual y movida

La pretemporada arrancó en julio con la necesidad de completar una plantilla a la que le faltaban muchas piezas, y algunas realmente importantes. Se habían marchado los dos jugadores más resolutivos en ataque del curso anterior como Gaël Kakuta y Alberto Bueno, y con ellos nueve jugadores con mayor o menor peso como Abdoulaye Ba, Licá, Baptistao, Insúa o Aquino. Hasta que llegasen los refuerzos, Jémez llamó a filas a siete canteranos, con Jonathan Montiel entre ellos. Así podrían preparar con más efectivos un típico stage en Alemania donde se jugaron los primeros amistosos ante Sankt Pauli y Eintracht Braunschweig.

Dani Mullor - Vavel
Dani Mullor - Vavel

Balance: once altas y más de diez bajas

Tras Alemania, llegó el despropósito del viaje a China. "Si Willy Fog viene con nosotros a China, se da la vuelta a mitad de camino. Es la primera vez que hacemos un viaje de estos, a un sitio que está muy lejos en el que las comidas son distintas, las culturas también, los campos son diferentes... Entiendo que el club tiene su marketing y sus métodos para ingresar dinero, pero no estamos preparados para este tipo de eventos. Menos en submarino y nave especial nos hemos subido en todo. El viaje que nos hemos pegado es de locos", explicaba tras volver de tierras asiáticas el entrenador.

Faltaban pocas semanas de mercado y la plantilla se acabó completando con once fichajes y la vuelta de Lass Bangoura. Se reforzó la portería con Juan Carlos (Córdoba); la defensa con Diego Llorente (Real Madrid Castilla), Razvan Rat (PAOK Salónica), el exótico internacional chino Zhang Chengdong (Beijing Gouan) y José Antonio Dorado (Villarreal); el centro del campo con Patrick Ebert (Spartak Moscú), Ousseynou Cissé (Dijon), Pablo Hernández (Al-Arabi), Luis Fariña (Benfica) y Bebé (Benfica); además de completar la delantera trayendo a Javi Guerra (Cardiff). Algunos, como Pablo Hernández y Guerra llegaron con la Liga empezada

Inicio irregular

Un campeonato que empezó el 22 de agosto con un partido en casa ante el Valencia y un esperanzador empate a cero. La trayectoria del conjunto che, entrenado por aquel entonces por Nuno Espirito Santo, aún no se sabía que sería tan deplorable y el empate sin goles sentó bien porque ambos conjuntos, quizás en mayor medida el valenciano, se pudo haber llevado la victoria. Para cerrar agosto, y dos días antes de que cerrase el mercado de fichajes, el Rayo caería con contundencia (3-0) en casa del Celta de Vigo, una de las revelaciones de la temporada.

Adrián Ferro - Vavel
Adrián Ferro - Vavel

Se tuvo que esperar a la cuarta jornada para la primera victoria, pues el Deportivo se llevó el triunfo (1-3) tras el primer parón de selecciones de la temporada. Aquel lunes (primer lunes de las cuatro veces que el club vallecano jugaría en el primer día de la semana), Adrián Embarba anotaría el primer gol oficial del año ante un Deportivo que completaría una primera vuelta casi perfecta.

El primer triunfo llegó fuera de casa ante la UD Las Palmas. El conjunto canario, que fue de menos a más, cayó con el primer gol de Javi Guerra que iniciaba una racha espectacular en cuanto a goles se refiere. Ésta en Gran Canaria sería la única victoria fuera de casa de toda la temporada. Con la moral alta tras conseguir los tres puntos que sirvieron para salir por vez primera del descenso, se consiguió también ganar al Sporting de Gijón (2-1, goles de Trashorras y otro de Guerra).

A pesar de que el delantero malagueño marcó ocho goles en sus primeros ocho partidos (jornada 3 a jornada 11), el Rayo sólo podría ganar cuatro de ellos. Los comentados ante Las Palmas y Sporting, y ya en octubre y primeros de noviembre ante Espanyol (3-0) y Granada (2-1). Antes de la victoria contra los pericos, el conjunto de Jémez encajó tres derrotas consecutivss ante Sevilla, Betis y Barcelona.

Otoño negativo entre resultados y lesiones

Sin duda, la victoria ante el Granada en la undécima jornada fue especialmente dolorosa por la grave lesión que sufrió el portero titular hasta ese momento. Toño Rodríguez se rompía el ligamento cruzado anterior de la rodilla y no volvería a ponerse los guantes. Además, aún no se sabía, pero Razvan Rat había jugado también su último partido en muchos meses. El internacional rumano se iría con su selección después de aquel partido y sufriría una lesión en el hombro que le tuvo apartado de las convocatorias hasta finales de abril.

Yoel llegó en noviembre a la plantilla

Con Toño fuera y con Cobeño con una hernia a operar, el Rayo acudió al mercado de fichajes en pleno mes de noviembre. Según las normas, podía fichar a un portero de la misma Liga y así se pudo hacer con los servicios, hasta final de temporada, del valencianista Yoel Rodríguez quien tenía hasta a tres porteros por delante y que había sido un objetivo de Felipe Miñambres durante el mercado estival.

Rodri J. Torrellas - Vavel
Rodri J. Torrellas - Vavel

Noviembre terminaría con los rumores sobre la posibilidad de que el Rayo Vallecano tuviese una franquicia en la NASL estadounidense con sede en Oklahoma. Nacería de esta manera el Rayo OKC, en Oklahoma, una decisión un tanto polémica y controvertida entre los aficionados rayistas. Además, los resultados seguían sin ser del todo buenos y empeorarían para diciembre. Con un empate ante el Getafe y una derrota clara frente al Athletic Club (0-3) se iniciaría una racha de nueve jornadas sin ganar, entre ellas seis derrotas para acabar 2015 en posiciones de descenso.

El mes de diciembre comenzaba con buenas noticias para el conjunto franjirrojo, y concretamente para Toño ya que el cancerbero era operado con éxito de la rotura del ligamento cruzado anterior, estando así más cerca de su total recuperación. Su sustituto, Yoel, debutó ante el Villarreal unos días más tarde

María José Segovia - Vavel
María José Segovia - Vavel

Sin embargo, en esos días volvieron las malas noticias para Paco Jémez porque el conjunto franjirrojo, no solo perdió ante el submarino amarillo, sino que se quedaba sin una pieza que estaba empezando a ser importante: Ebert se rompía el tendón de Aquiles, perdiéndose así el resto de la temporada. Además, esta sólo sería la primera de muchas lesiones. Entonces llegaron tres derrotas consecutivas ante Málaga, Atlético de Madrid y la más dolorosa ante el Real Madrid tras recibir diez goles en el Santiago Bernabéu, donde la única buena noticia fue el debut de Jonathan Montiel con el primer equipo del Rayo Vallecano.

Además, Paco Jémez abrió el año 2016 con la triste noticia del pronto adiós de Razvan Rat a la presente temporada, pues había sido operado de un problema en el hombro que arrastraba desde noviembre del pasado año. Tras la derrota ante el conjunto blaugrana en el Ciudad de Valencia, el Rayo Vallecano cerraba la primera vuelta con el peor registro de goles encajados del siglo XXI, algo que no auguraba nada bueno para la entidad franjirroja, pues hacía muy difícil lograr una victoria, que desde hacía ocho partidos ya no conocía.

Rodri J. Torrellas - Vavel
Rodri J. Torrellas - Vavel

La cuesta de enero liguera finalizó con el adiós a la Copa del Rey en cuartos de final en el Vicente Calderón ante un Atlético de Madrid que en el partido de ida no pudo pasar del empate ante el Rayo Vallecano. Sin embargo, en la vuelta las grandes figuras del conjunto de Diego Pablo Simeone se impusieron: marcaron Griezmann y Correa. Previamente los hombres de Paco Jémez habían eliminado al Getafe en los dieciseisavos.

Comenzó una segunda vuelta sin perder un solo partido

Acababa la primera vuelta, el FC Barcelona era campeón de invierno, mientras que el Rayo Vallecano se encontraba inmerso en los puestos de descenso. El conjunto franjirrojo únicamente logró salir de estos tras endosarle tres goles a un Celta de Vigo plagado de bajas, pues se disputaba las semifinales de la Copa del Rey ante el Atlético de Madrid. Jozabed se alzaba como el centrocampista más goleador de la Liga y Miku volvió a marcar nueve meses después, lo que le lanzaría a una racha sin precedentes.

Entre tanto, Felipe Miñambres rastreaba el mercado invernal en busca de piezas que ayudasen al equipo a lograr la permanencia con el bajo presupuesto de que disponían. Así llegaron Crespo, procedente del Aston Villa, Ozbiliz, Iturra y Piti. Mientas que dejaron de vestir la elástica franjirroja Cissé, Zhang, Fariña y Lass Bangoura.  

En el mes de febrero, el conjunto franjirrojo empató en cuatro de sus cinco encuentros con un mismo resultado (2-2)

Entonces llegó el mes de febrero, donde el Rayo Vallecano entró en una dinámica que era buena, pero tampoco mala. El conjunto franjirrojo se convirtió, así, en sinónimo de empate al acabar con tablas en el marcador en cuatro de los cinco partidos disputados, con dos goles en cada uno de ellos por parte de los hombres de Paco Jémez. El último equipo que completó esta lista fue el Real Betis Balompié, cuando Manucho igualó el choque con dos tantos en tan sólo cuatro minutos en el Benito Villamarín.

Juan Ignacio Lechuga - Vavel
Juan Ignacio Lechuga - Vavel

En este mes, sólo una victoria ante la UD Las Palmas rompió los continuos empates con goles de Miku y Bebé. Además de ser el único encuentro en el que el Rayo Vallecano logró sacar algo más que un punto, Paco Jémez alcanzó su victoria número 50 en Primera División con el conjunto franjirrojo.

Hasta el momento, y tras ocho partidos disputados de la segunda vuelta los hombres de Paco Jémez no conocían la derrota en el campeonato liguero, aunque con ello no conseguían alejarse de los puestos de descenso. Los empates ante Sporting, Sevilla y Betis, a pesar del buen hacer de Jozabed, eran insuficientes para coger la directa rumbo a la permanencia y por delante esperaba, nada más y nada menos, que el Fútbol Club Barcelona.

El Barça cortó una racha de siete partidos sin perder

Los líderes blaugranas visitaban Vallecas con las mismas ansias de victoria que los locales, pero un hat-trick de Messi acabó con las esperanzas rayistas de lograr una auténtica heroicidad. Tampoco ayudó Juan Carlos, a quien se le resbaló el esférico en un balón colgado sin aparente peligro y acabó siendo el mejor asistente para Rakitic. El croata abrió el marcador para lo que acabaría convirtiéndose en un festín culé (1-5), a pesar del solitario gol de Manucho que, pese a exhibir la recuperación de su olfato goleador, solo sirvió para maquillar el resultado.

Mateo Villalba - Vavel
Mateo Villalba - Vavel

La manita endosada por el Barça no fue bien asimilada por los franjirrojos en un momento crucial de la temporada: el Rayo se enfrentaba, en los tres próximos encuentros, a dos rivales directos en la lucha por la permanencia y no salieron victoriosos de ninguno de ellos. Lo que, sin duda, pasó factura.

Cornellá era el siguiente escenario a visitar por la expedición rayista y sería el Espanyol el equipo a batir. El conjunto perico tampoco atravesaba su mejor momento y sumar los tres puntos en ese partido supondría un gran acelerón en la parte baja de la tabla. Abraham y Hernán Pérez fueron los encargados de hacer malo el golazo de Bebé que puso el empate a uno en el marcador. El Rayo no supo encontrar portería para haber remontado el partido, pero sí que lo hizo el centrocampista paraguayo con el que fue el gol de la jornada, poniendo justicia a lo visto durante los 90 minutos. Los rayistas volvían a caer (2-1) y la oportunidad de alcanzar al Espanyol se disipaba.

El sueño es posible

El 17º puesto era una realidad y, con los puestos de descenso demasiado cerca, ganar al Eibar en Vallecas y ante el Granada en Los Cármenes era vital. Sin embargo, nada de esto fue así. El Rayo solo pudo sumar dos puntos de seis posibles al empatar a uno ante el Eibar y a dos ante el Granada, y el pesimismo agarrotaba a Jémez y compañía.

Las victorias ante Getafe y Villarreal parecían definitivasTras no vencer en Granada ni en Cornellá, era otro rival vulnerable el que visitaba el barrio vallecano: el Getafe. También inmerso en la lucha por la permanencia, el conjunto azulón tenía las mismas necesidades que los rayistas de sumar de tres en tres. Aires de final se respiraban en las gradas con llamamientos a la afición durante toda la semana en uno de los partidos más especiales que se recuerdan esta temporada. Esta oportunidad no se les podía escapar y no fue así. 

Javi Guerra y Miku fueron los héroes de la noche (2-0) y los responsables de que el Rayo saliera, no sin polémica arbitral, victorioso del derbi madrileño, lo que suponía ampliar la diferencia con el Getafe y distanciarse, un pasito más, del descenso. Al igual que la contundente derrota contra el Barça amainó los ánimos, la victoria frente al Geta supuso todo un soplo de aire fresco para el Rayo.

Los franjirrojos viajaron a San Mamés convencidos de seguir sumando victorias, de hecho, fueron quienes más propusieron, más jugaron y más ocasiones tuvieron, pero no quienes se llevaron los tres puntos. Les faltó la fortuna que tanto han añorado esta temporada y, una vez más, no consiguieron sentenciar cuando tuvieron que hacerlo. Fue Iñaki Williams el jugador que abrió el marcador de manera definitiva y marcó el único gol del encuentro (1-0). Los leones se llevaron los tres puntos, pero esta fue una derrota que animó a todos los rayistas a pensar que, jugando como contra el Athletic, la salvación era posible.

Dani Mullor - Vavel
Dani Mullor - Vavel

Otra vez el Rayo jugaría con su jugador número 12 en su fortín y otra vez el impulso de su afición sería clave para lograr un triunfo ante el Villarreal que daba vida al equipo. Javi Guerra y Miku volvieron a aparecer en el momento justo y fue el venezolano el que marcó el gol de la victoria, con un testarazo dentro del área contra el que Areola nada pudo hacer (2-1). Tres puntos más que acercaban al Rayo a la permanencia, pero que cayeron en vano ante la mala racha de resultados que vendrían desde ese momento.

Anoeta dictó sentencia

Las cuatro próximas jornadas decidieron el desdichado desenlace que le esperaba a los rayistas. Inmersos en la recta final y tocados por las numerosas bajas dentro de la plantilla, el Rayo no dio la talla. Cuatro partidos de los que solo sacaron dos empates y dos derrotas, apenas dos puntos que le destinaban a tener la calculadora en la mano hasta la última jornada.

El empate en La Rosaleda (1-1, el conjunto de Javi Gracia empató en el descuento) y las derrotas ante dos rivales de peso como Atlético de Madrid (1-0) y Real Madrid (2-3) dejaron muy tocado al Rayo, aunque fue la derrota en Anoeta en la penúltima jornada de Liga lo que les hundió definitivamente. Ganando a la Real Sociedad la salvación era una realidad, sin embargo, no fue así. Perdieron por la mínima (2-1) después de ir todo el partido perdiendo por diferencia de dos goles. El Rayo no dio, ni mucho menos, su mejor versión en Anoeta como la situación requería y no estuvieron a la altura de las circunstancias.

El rayismo lloraba de vuelta a Madrid después de un despliegue masivo de aficionados sabiendo que estaba más cerca el infierno que permanecer en el cielo. La última jornada era en Vallecas contra un ya descendido, y el Rayo se negaba a acompañarles a Segunda. Tenían que ganar y esperar a que ni Sporting de Gijón ni Getafe ganaran sus respectivos partidos. Los frajirrojos cumplieron su parte, pero los asturianos fueron los únicos de los tres equipos, que esa jornada se estaban jugando la vida, que salieron ilesos. El Rayo descendía a Segunda, eso sí, lo hacía con el apoyo de su incansable afición, animando a unos héroes que, con lágrimas en los ojos, vieron como el sueño de mantener la franja en Primera por sexta temporada consecutiva se esfumaba.

Números del Rayo 2015/16

Puesto en Liga Partidos Victorias Empates Derrotas GF GC
18º 42 (38+4 Copa) 9 (1) 11 (2) 18 (1) 52 (4) 73 (7)
Máximos goleadores
Javi Guerra 12 goles (31 partidos)
Jozabed Sánchez 10 goles (29 partidos)
Miku 9 goles (24 partidos)
Manucho 4 goles (32 partidos)
Bebé 3 goles (37 partidos)
Pablo Hernández 3 goles (30 partidos)
Jugadores con más minutos
Roberto Trashorras 3323 minutos en 39 partidos
Diego Llorente 3200 minutos  en 37 partidos
Tito 2610 minutos en 34 partidos
Bebé 2412 minutos en 37 partidos
Quini 2341 minutos en 31 partidos
Jozabed 2241 minutos en 31 partidos
Jugadores con más asistencias
Roberto Trashorras y Bebé 9 asistencias
Pablo Hernández y Miku 4 asistencias
Embarba, Jozabed y Tito 3 asistencias
Manucho 2 asistencias

Jugadores más amonestados*

Trashorras y Llorente 11 amarillas
Raúl Baena 10 amarillas
Quini, Javi Guerra y Zé Castro 8 amarillas
Nacho Martínez 7 amarillas
Embarba, Tito y Miku 5 amarillas

* Toño, Llorente, Iturra, Ebert, Yoel y Tito vieron una tarjeta roja directa. Además, vieron una doble amarilla Tito, Baena, Zé Castro y Amaya.

VAVEL Logo