La vuelta a Primera, a un último paso
Los jugdores celebran con la afición uno de los goles del partido. Fotografía: LFP

Un escalón más. 180 minutos, o, como dice el míster, “4 partes de 45 minutos que hay que ganarlas”. Esto es lo que le queda a Osasuna para ascender a Primera División, después de que la victoria contra el Real Betis Balompié por 2-1 aquel 18 de mayo de 2014 no fuera suficiente para mantener la categoría. 2 años después, el club navarro está a un paso de volver a la máxima categoría del fútbol español.

Osasuna saltaba al verde del Nou Estadi de Tarragona con la ventaja que traía de la ida, en la que los navarros ganaron por 3-1 al conjunto de Vicente Moreno. Pero no todo iba a ser coser y cantar.

El Nàstic puso a Osasuna contra las cuerdas

Inicio arrollador del club catalán desde el momento en el que el árbitro pitó el inicio de partido, y no era menos, pues partían con una desventaja de 2 goles. Los jugadores grana se volcaron al ataque y encontraron el premio del gol en los primeros 10 minutos de partido.

En el minuto 7 de partido, una jugada personal de Gerard Valentín por banda derecha, acaba centrando el balón desde la línea de fondo y Naranjo, máximo goleador del equipo durante la temporada regular, cabeceaba a la red desde el área pequeña y subía el 1-0 al marcador, poniendo a Osasuna contra las cuerdas.

Tras el gol local, los hombres de Vicente Moreno cedieron el balón al conjunto visitante. Osasuna comenzó a dominar el partido y Mikel Merino se hizo, como viene siendo habitual, dueño y señor del medio campo. Por él pasaban todas las jugadas del conjunto rojillo, amarillo en Tarragona.Osasuna supo reponerse al tempranero gol de Naranjo y poco a poco fue llegando con peligro a la portería defendida por Manolo Reina.

David García, el hombre de las grandes citas

Jornada 41 de la pasada liga. El Recreativo visitaba un Sadar en un partido crucial para los dos, pues ambos equipos luchaban por eludir el abismo de la Segunda División B. Con el 1-0 en el marcador,  una falta lateral botada por Roberto Torres es peinada al segundo palo donde aparecía David para batir al guardameta del conjunto onubense y subir al marcador el definitivo 2-0.

Una jornada después Osasuna visitaba la Nova Creu Alta y necesitaba sacar mínimo un empate del partido, siempre y cuando el Racing de Santander ganase su partido. Con el 2-0 en contra, y el abismo de la desaparición a 15 minutos de que acabase el partido, David García remató dentro del área un saque de esquina lanzado por Álex Berenguer y supuso el 2-1.

Pasada la media hora del partido de vuelta de semifinales de play-off,  Roberto Torres sacó rápido una falta, el balón le llegó a Miguel De las Cuevas en el borde del área y el alicantino centró al segundo palo, donde apareció el central para rematar y establecer el 1-1 en el marcador. Con este resultado se llegaba al descanso.

Mikel Merino, otra vez desde la segunda línea

La importancia de Mikel Merino en los últimos partidos viene siendo fundamental. Martín ha adelantado su posición y ahora está recogiendo sus frutos: 6 goles en los últimos 5 partidos. En Tarragona, Mikel volvió a controlar el esférico para poner calma y trenzar las jugadas en busca del gol que llegase para calmar los posibles nervios del conjunto amarillo.

Transcurridos 10 minutos de la segunda parte, Miguel De las Cuevas y el propio Mikel se inventaron una fantástica jugada por la banda izquierda del ataque rojillo para que Javier Flaño, llegando desde atrás, rematase una dejada de tacón de Merino dentro del área, como lo hiciera Guti en Riazor, colocando el balón en la escuadra izquierda de Reina y acabase con las esperanzas granas de remontar la eliminatoria.

A partir de ahí Martín dio entrada a Unai García, Maikel Mesa y Nino en lugar de Oier, Miguel De las Cuevas y Kenan Kodro, respectivamente. Nino volvía a jugar después de que no entrase en la convocatoria del partido de ida por motivos personales. Y fue precisamente el almeriense el que asistió a Mikel Merino para que el navarro anotase el tercer gol rojillo.

El Nàstic agotaría todas sus balas y cuatro minutos después recortaría distancia por medio de Juan Muñiz, que conseguiría batir a Nazuet dentro del área rojilla para establecer el definitivo 2-3.

La importancia del balón parado en Osasuna se ha podido ver en esta eliminatoria de play-off, puesto que 4 de los 6 goles del conjunto dirigido por Enrique Martín Monreal han venido de jugadas de estrategia.

Un último escalón

Como si de San Fermín se tratase, Osasuna se encuentra en el último escalón antes de regresar a Primera División. El conjunto navarro deberá enfrentarse al ganador de la otra eliminatoria entre Córdoba o Girona, que parte con ventaja para los andaluces.

Un escalón que a principio de temporada se veía imposible, puesto que la plantilla estaba planificada para pasar una temporada tranquila, pero que con el paso de las jornadas el sueño de ascender a Primera División se iba haciedo realidad

VAVEL Logo