Análisis previo: España - República Checa
Iniesta, en el último amistoso contra Inglaterra. (Imagen: Carla Cortés / VAVEL)

Ya no hay tiempo para más pruebas. Todo lo que pase de aquí en adelante será decisivo de cara a la continuidad o no de cualquier equipo en la Eurocopa de Francia 2016. En concreto, la selección española aterriza en el país galo defendiendo el título de campeón por segunda edición consecutiva. Aunque los españoles parten como uno de los favoritos, todavía hay muchas dudas sobre quién jugará y de si será capaz de olvidar el fracaso del Mundial de Brasil 2014. El ambiente no es el ideal después de caer en casa contra Georgia, a pesar de que muchos jugadores se han encargado de calificar aquel partido como un accidente. A esto se suman las noticias extradeportivas relacionadas con David de Gea, que ha monopolizado la actualidad sobre la selección desde el viernes.

Precisamente, estas informaciones han reavivado, en cierta manera, el debate de la portería, que ya parecía zanjado. Cuando De Gea apuntaba a titular prácticamente en todas las quinielas, ahora parece que se abre una posibilidad a Iker Casillas. Según ha aclarado el seleccionador Vicente del Bosque, todo dependerá del estado anímico y mental del portero del United el día del partido, así que le esperará hasta el final. Aunque lo más probable es que De Gea acabe jugando, las dudas no se desvelarán hasta una hora antes del partido.

Más dudas para el ataque

Lo único seguro es que la defensa estará compuesta por Jordi Alba, Ramos, Piqué y Juanfran, con Busquets por delante haciendo de pivote. A partir de ahí quedan muchas especulaciones. El único nombre fijo es Andrés Iniesta, y Morata también apunta, casi seguro, a la titularidad. David Silva es el otro titularísimo para Del Bosque. ¿De quién estarán acompañados? Todo hace apuntar que las otras dos plazas serán para Nolito y Fàbregas. El extremo del Celta ha jugado todos los partidos amistosos y ha demostrado continuamente que es uno de los jugadores en mejor estado de forma. El del Chelsea, por su parte, cuenta con la confianza del entrenador a pesar de su mala temporada. A su favor, ha cumplido con nota en los tres amistosos.

Teniendo en cuenta que la República Checa, seguramente, se encerrará atrás, también se abre la ventana al falso 9 que tantas opciones dio a España en el pasado. El hombre señalado para cumplir esta función sería Fàbregas, con lo que quedaría un puesto libre en el medio. Esta posición sería ocupada por Koke o Thiago Alcántara, aunque el colchonero parte con ventaja.

Las opciones de la República Checa

El equipo checo apunta como el más débil del grupo, aunque ni mucho menos es una selección pequeña. Llegan a esta Eurocopa igual que España, después de perder su último amistoso, esta vez contra Corea del Sur. El equipo checo llega con los veteranos Rosicky y Cech como líderes absolutos. Por lo demás, un equipo que podría dejar detalles pero sin demasiada calidad arriba. Sus posibilidades contra España pasan por encerrarse atrás y esperar a la contra, en un planteamiento similar al de Georgia la pasada semana. El equipo español sufre mucho contra equipos que se meten atrás, y de cara a portería es la principal opción para desactivar su ataque.

Por tanto, el encuentro, salvo sorpresa, estará protagonizado por largas posesiones de balón de España y con rápidas salidas a la contra de la República Checa. Además, los checos podrían buscar presionar a los centrales para forzar el error. Si ‘la Roja’ no mueve con velocidad el balón, le puede costar meter balones en el área de fácil remate para Morata. La otra opción pasa por el tiro exterior, o meter a Aduriz para que se pelee por los balones aéreos y confiar en su remate. El portero español que juegue tendrá poco trabajo, pero deberá estar atento para neutralizar las ocasiones que tenga Chequia.

VAVEL Logo