Resumen temporada Nàstic de Tarragona 2015/16: Revelación y a un paso de la gloria
Resumen temporada Nàstic de Tarragona 2015/16 | Fotomontaje: Jose Antonio Ternero (VAVEL).

El Gimnàstic de Tarragona fue, desde el principio de la temporada, el equipo revelación. Las jornadas iban pasando y los de Vicente Moreno no salían de las primeras plazas. Así las cosas, terminaron terceros clasificados y jugaron una promoción de ascenso en la que no pudieron superar a Osasuna: el Nàstic lo hizo todo casi a la perfección, pero falló en el peor momento y se quedó a un paso del ascenso a Primera División.

Mantener el bloque de Segunda B

Probablemente, el principal secreto del éxito del Nàstic de Tarragona en su retorno a la Segunda División ha sido el mantener el bloque de la plantilla que consiguió el mismo ascenso. Siguiendo la línea de las últimas temporadas -que había sido la de mantener el grueso de los jugadores-, el Nàstic renovó al entrenador Vicente Moreno y mantuvo en sus filas a todos los jugadores que habían sido piezas importantes del ascenso-exceptuando algunos casos como el de Lago Júnior.

El Nàstic mantuvo en su plantilla a los grandes nombres de la 2014/15Nombres importantes en la temporada 2014/15 como los de Manolo Reina, Xavi Molina, Mossa, Pablo Marí, Marcos, Rayco o Jean Luc siguieron formando parte del conjunto grana en la recién terminada 201516. Así las cosas, la difícil adaptación que supone pasar de la Segunda División B a la Segunda División fue algo más leve para el equipo tarraconense, que al mantener el esqueleto del grupo que consiguió el ascenso a la división de plata se encontró mucho más unido y fortalecido. 

Inicio esperanzador, candidato al ascenso

El Nàstic de la temporada 2015/16 será recordado por lograr una magnifica campaña y bien seguro que para los aficionados del Nàstic y del fútbol, una de las mayores sorpresas positivas en este año futbolístico. Tras ser uno de los novatos en la competición al ascender proveniente de la Segunda División B, los de Tarragona terminaron el año en tercera posición a tan solo tres puntos del ascenso directo a la mejor liga del mundo. Esta meritoria plaza le otrogó la posibilidad al Nàstic de poder ascender mediante la disputa del playoff de ascenso, pero en la primera eliminatoria ante Osasuna el conjunto de Vicente Moreno dijo adiós a sus esperanzadoras aspiraciones. Pese a ello, una gran temporada sin duda la que disputó la totalidad de la plantilla del Nàstic de Tarragona.

El conjunto grana avisó pronto de sus intenciones de hacer algo grande esta temporada. Ya en los primeros partidos, el equipo demostró ambición, lucha, ganas y sobre todo, el tener una idea muy clara de cómo debía jugar para lograr una buena campaña en una de las divisiones más competitivas e igualadas del mundo. A base de un juego muy trabajado, sobre todo en la parcela defensiva, pero con una gran pegada arriba, los granas no se bajaron de los puestos de privilegio de la categoría en casi toda la temporada.

En la primera parte de la liga el inicio fue demoledor y muy ilustrativo de los grandes momentos que se avecinaban en el Nou Estadi. En los seis primeros partidos, el equipo tan solo sufrió una derrota y fue en campo de uno de los presumibles aspirantes al ascenso, el Elche. Sin duda, estas rachas positivas que ha ido cosechando el Nàstic a lo largo de la temporada han sido el factor diferencial para aupar al equipo a los puestos más altos de la tabla. Tanto es así, que tras su victoria en campo del Alavés, que ha sido el campeón de la Liga Adelante, por 1-3 en el último partido de la primera vuelta, el equipo grana empezó a creer en que lo que parecía un sueño podía lograr materializarse. Tras esta victoria, el equipo enlazó nada más y nada menos que 12 partidos sin conocer la derrota, algo a destacar teniendo en cuenta la competitividad de la Segunda División. Si bien es cierto que de esta docena de partidos la mitad fueron empates pero lo importante realmente era que el equipo no dejaba de sumar.

En estas rachas positivas que comentamos, es clave destacar el papel fundamental que jugó el Nou Estadi en ellas. El feudo de la antigua Tarraco se convirtió en el coliseo de estos gladiadores que formaron parte de la plantilla grana durante toda la temporada. Un lugar donde todo visitante que entraba para intentar llevarse los tres puntos, ya sabía que se encontraría a unos auténticos luchadores que no dejarían que su particular coliseo fuese conquistado. Tanto es así que el Nàstic consiguió no salir derrotado en el Nou Estadi en 19 de los 21 partidos disputados como local. Tan solo el Alcorcón (0-2) y el Lugo (1-2) fueron capaces de llevarse los tres puntos de Tarragona. Una cifra espectacular que representa la gran temporada que han podido disfrutar aficionados y seguidores del Nàstic. 

Tras esta espectacular racha, los de Vicente Moreno se plantaron en el tramo final de la liga con la posibilidad real del ascenso. El equipo consiguió la salvación matemática de forma temprana y en las últimas jornadas todo se centró en conseguir llegar a unos puestos de ascenso directo que ostentaban Alavés y Leganés. El empuje de la afición en los partidos en casa y la garra mostrada en sus visitas hicieron que el Nàstic consiguiera llegar a la última jornada con posibilidad real de ascenso directo. Aun así, el equipo no dependía de sí mismo, y tras no darse el resultado ideal en el otro partido que enfrentó a Leganés y Mirandés, los de Moreno no pasaron del empate en casa frente a un Alavés que ya era de Primera División. Pese a que en un primer momento la desilusión abordase el estado de ánimo de jugadores, cuerpo técnico y afición por no conseguir el ascenso directo, el Nàstic ya había cumplido con creces. El ascenso sería poner la cereza de un pastel espectacular construido con trabajo y sacrificio jornada tras jornada. Así, el equipo tuvo la oportunidad de conseguir el ascenso mediante el playoff, pero la suerte no sonrió a los de Tarragona.

De esta forma, el Nàstic terminó la liga regular con unas cifras espectaculares. La solidez defensiva fue uno de los grandes secretos de un equipo acostumbrado a sufrir para conseguir puntuar cada jornada. Tanto es así que los grana se han convertido en el equipo con menos derrotas en Liga Adelante esta temporada. Otra cifra que muestra el alto nivel demostrado por los de Vicente Moreno a lo largo de todo el año. Con tan solo siete derrotas en 42 partidos disputados (cinco de ellas fuera de casa) el equipo se consagró como la gran sorpresa de la liga. Pese a que con este elogio contínuo a la solidez defensiva pudiera parecer que el Nàstic fuese un equipo defensivo, nada más lejos de la realidad. Así, los delanteros tampoco se han quedado atrás en cuanto a grandes cifras. El Nàstic ha sido tercer equipo más goleador de la temporada (empatado con el Numancia) solo por debajo del Leganés y Córdoba, con 59 goles cada uno. Y es que de los 25 jugadores de campo que han disputado algún minuto esta temporada con la camiseta grana, 19 de ellos han conseguido perforar la portería contraria en al menos una ocasión. Otro dato que escenifica la unión y equilibro que ha existido esta temporada en Tarragona. 

Estas estadísticas reflejan lo que ha sido la temporada de los grana. Un equipo muy trabajado y equilibrado que cumple con creces en todas las parcelas del terreno de juego y que ha conseguido brillar en una de las categorías más complicadas.

A un paso del ascenso

La gran temporada del Nàstic supuso que los tarraconenses llegasen al final de esta con muchas opciones de conseguir el ascenso a Primera División. Sin duda alguna, hubiera sido el punto y final perfecto, el broche de oro, para una gran campaña de los hombres de Vicente Moreno. Pero no fue así. Los tarraconenses tuvieron dos oportunidades para conseguir el ascenso, pero se quedaron a las puertas de este.

El Nàstic no consiguió superar al Alavés en casa y acabó tercero | Foto: LaLiga.
El Nàstic no consiguió superar al Alavés en casa y acabó tercero | Foto: LaLiga.

La primera de las oportunidades para conseguir el ascenso a la máxima categoría llegó a principios de junio, concretamente el día 4. El Deportivo Alavés, matemáticamente ya ascendido a Primera División, visitaba el Nou Estadi. El Nàstic era tercero al inicio del partido, y se jugaba una plaza de ascenso con el CD Leganés, que jugaba en Miranda de Ebro. Estos dos partidos se jugaron en jornada unificada, algo que añadió aún más emoción a los encuentros. Finalmente, el Leganés se impuso al Mirandés (0-1) y el Nàstic, en el último minuto, encajó un gol del líder y no consiguió hacer sus deberes (1-1). Así las cosas, el Leganés acompañó al Alavés a Primera División por la vía rápida y el Nàstic tuvo que jugar la promoción de ascenso, en condición de tercer clasificado.

El Nàstic jugó las semifinales de la promoción de ascenso a Primera División contra el CA OsasunaLos tarraconenses quedaron encuadrados en semifinales con el CA Osasuna, al ser este el sexto clasificado de la Segunda División. Si bien es cierto que el Nàstic tenía una parte de favoritismo por ser tercero, también lo tenía Osasuna al llegar en clara línea ascendente y consiguiendo el pase a la promoción in extremis.

En esta promoción de ascenso las cosas tampoco fueron bien para el equipo de Tarragona. En El Sadar, en el partido de ida, el equipo tarraconense sufrió un bajón en la primera mitad. Esto lo aprovechó el equipo navarro, que al descanso ganaba por 2-0. En la reanudación la distancia se amplió aún más, pero antes del final Jean Luc recortó distancias y después los granas tuvieron ocasiones claras que no supieron definir (3-1).

Osasuna fue superior en la promoción y el Nàstic se quedó sin ascenso | Foto: LaLiga.
Osasuna fue superior en la promoción y el Nàstic se quedó sin ascenso | Foto: LaLiga.

La vuelta, jugada en el Nou Estadi porque el Nàstic tenía la condición de tercer clasificado, comenzó bien para los intereses granas con el gol de Naranjo. Pero errores defensivos en momentos claves hicieron que en los primeros minutos de la reanudación Osasuna remontara y finiquitara la eliminatoria, haciendo que los últimos minutos perdieran totalmente la emoción. Finalmente, el partido acabó con el resultado de 2-3, que unido al de la ida dio un global de 6-3 para el CA Osasuna. De este modo, Osasuna pasó a la final -donde ganó al Girona y consiguió el ascenso a Primera- y el Nàstic vio difuminarse su segunda opción de ascenso.

El efímero paso por la Copa del Rey

En la Copa del Rey el conjunto grana tuvo un paso más efímero de lo esperado. En la segunda ronda, el club tarraconense eliminó en la tanda de penaltis en el Nou Estadi al Girona, en un encuentro en el que Palanca fue el jugador más destacado, anotando los dos goles del Nàstic en un partido que acabaría con dos a dos en el marcador. La suerte de la pena máxima sonrió a los de Vicente Moreno y les permitió acceder a los dieciseisavos de final.

El Nàstic cayó eliminado en Almería en la tercera ronda En la tercera ronda tocaba un difícil partido fuera de casa ante el Almería, en el Estadio de los Juegos del Mediterráneo. Vicente Moreno volvió a apostar por algunas rotaciones en esta ronda y sacó a hombres como Xisco, Gal Arel o Mussa en el once titular. Soriano en el 13’ adelantaba al Almería poniéndole las cosas muy complicadas al Nàstic, quien vio como ya lanzado a por el gol del empate que no llegaba, encaja su segundo gol en el 74’ por medio de Quique. Álex López recortaría distancias en el 89’, pero ya era demasiado tarde, el Nàstic caía eliminado ante el Almería en la tercera ronda (2-1)

La sorpresa...

Si nos quedásemos con solo un nombre esta temporada tras la gran campaña realizada por el Nàstic de Tarragona estaríamos siendo seguramente muy injustos. Un equipo recién ascendido de la Segunda B y que se quedó a las puertas del ascenso a la Primera Divión. Sin duda alguna, la sorpresa esta temporada ha sido toda la plantilla grana.

Toda la plantilla grana es la sorpresa de la temporada Comenzando por Vicente Moreno, que recientemente ha renovado por dos campañas más y que ha sido la mano que ha marcado el ritmo del equipo esta temporada. El de Massanassa ha cosechado 58 victorias en los 118 partidos oficiales que ha dirigido en el equipo de Tarragona. Uno de los entrenadores más importantes, sin duda alguna, para el Nàstic. Un míster que le gusta el equilibrio defensivo y el cambio de registro según la situación y el rival. El ser un equipo camaleónico, capaz de adaptarse a cualquier sistema de juego y según la necesidad, es lo que distingue al juego grana. Además, sabe mantener perfectamente la competitividad dentro del equipo, pues sus alineaciones coinciden en contadas ocasiones entre jornada y jornada. Una plantilla que la ha conseguido mantener al cien por cien hasta llegar al tramo decisivo de la temporada y que ha rendido durante toda la campaña de forma espectacular.

Toda la plantilla grana es la sorpresa de la temporada | Foto: Jordi Echevarria (VAVEL)
Toda la plantilla grana es la sorpresa de la temporada | Foto: Jordi Echevarria (VAVEL).

Además, la totalidad de la plantilla del Nàstic ha rendido siempre que se ha necesitado a cualquier jugador. Con algunos puntales por encima de otros, pero todos concientes de que lo importante es el grupo y aportar lo que se necesita en cada ocasión para luchar por un mismo objetivo. Pese a no conseguir el ascenso, no hay nada que reprochar a unos jugadores que lo dieron todo durante 42 partidos de liga y es que, pese a desinflarse en el playoff de ascenso, su trabajo ya estaba hecho. Esta es una plantilla que ha sabido sufrir en numerosos partidos para conseguir obtener los tres puntos. Los últimos instantes han sido decisivos a lo largo de la temporada y tanto el estado físico como el moral han sido los óptimos en casi todas las situaciones y eso, a la hora de la verdad, ha marcado la diferencia para sacar puntos vitales que han permitido al equipo auparse hasta las posiciones más destacadas de la Liga Adelante.

... y la decepción

Si antes decíamos que la sorpresa de la temporada no podía ser un único futbolista tras el espectacular año vivido en Tarragona, no iba a ser menos la decepción. En este caos, y por poner un único 'pero' a esta campaña, la única decepción vivida este año en el Nou Estadi ha sido sin duda el playoff de ascenso.

El Nàstic se quedó a las puertas del ascenso directo tras quedar en tercera posición, solo por detrás de Alavés y Leganés. Sin duda alguna, una de las mayores sorpresas de la categoría, como antes comentábamos. Sin embargo, el equipo aun tuvo la oportunidad de conseguir el ascenso mediante el palyoff de ascenso. Nàstic, Córdoba, Girona y Osasuna se midieron por conseguir jugar la temporada que viene en la mejor liga del mundo. A priori, los de Tarragona partían como favoritos en la primera eliminatoria ante Osasuna.

La decepción de la temporada fue la promoción de ascenso | Foto: LaLiga.
La decepción de la temporada fue la promoción de ascenso | Foto: LaLiga.

Nada más lejos de la realidad, pues tras la gran espectacular temporada firmada por los hombres de Vicente Moreno en Liga Regular, el juego del equipo en El Sadar dejó mucho que desear. Los grana salieron derrotados por un claro 1-3 en un partido que, tras ir perdiendo por tres goles, Jean Luc marcó el gol que permitía soñar a los de Tarragona para la vuelta. En el encuentro del Nou Estadi, el Nàstic se adelantó pronto mediante el goleador Naranjo, pero tras otros tres goles rojillos, las aspiraciones de los grana de disputar el partido final del playoff se disiparon. Así, la única decepción en esta temporada llegó en una situación que muchos hubieran firmado antes de empezar la Liga. Un año casi perfecto el vivido en Tarragona.   

La estrella del equipo: Naranjo, un crack inesperado

Nadie contaba con que José Naranjo iba a ser la estrella de la temporada en el club grana. El jugador que había militado la pasada campaña en el Villarreal B como cedido por el Recreativo de Huelva llegaba a Tarragona con ficha para el filial y con el rol de jugador de rotación en un primer momento. De hecho, en las primeras cinco jornadas no llegó a disputar ni un solo minuto. Su debut llegaría en la jornada seis ante el Valladolid, en un encuentro en el que disputaría ocho minutos saliendo desde el banquillo.

Naranjo celebra uno de sus 16 goles con Emaná | Foto: Jordi Echevarria (VAVEL)
Naranjo celebra uno de sus 16 goles con Emaná | Foto: Jordi Echevarria (VAVEL).

Su primer titularidad llegó en la jornada ocho ante la Ponferradina, que le valió para ser titular durante cuatro jornadas seguidas. Después de esto, dos partidos sin alinear, y tres entrando para el banquillo. A partir de la jornada 15 llegaría su explosión definitiva, asentándose en el esquema titular de Vicente Moreno y aportando goles, asistencias y un trabajo en la presión y en la fase defensiva encomiable.

El futbolista onubense llegó a encadenar cuatro jornadas consecutivas marcando, de la 23 a la 26, para acabar la temporada regular anotando 15 goles, algunos decisivos como el que el marcó al Zaragoza de penalti en los compases finales en la jornada 39 o el de  a Osasuna de falta directa en el minuto 82 en la jornada 40. En la promoción llegó a anotar un gol, un tanto que hizo soñar al Nou Estadi con la remontada, pero Osasuna respondió de forma certera y el sueño se desvaneció.

El onubense marcó un total de 16 golesJosé Naranjo ha sido sin duda el crack de la temporada, con sus goles, sus asistencias y su verticalidad, demostrando ser uno de los delanteros más completos de la Liga Adelante, ha logrado ganarse al Nou Estadi y sobre todo su fichaje por un club de la Liga BBVA como es el Celta de Vigo, que disputará la temporada que viene la Europa League. 

La próxima temporada

Después del éxito del conjunto tarraconense en la temporada del retorno a la Segunda División, el objetivo prioritario seguirá siendo, como es evidente, el de la permanencia en dicha categoría, pero a nadie se le escapa que los granas son un candidato perfecto para volver a luchar por el ascenso o, por lo menos, por la promoción.

El Nàstic ha ilusionado a su afición | Foto: Jordi Echevarria (VAVEL)
El Nàstic ha ilusionado a su afición | Foto: Jordi Echevarria (VAVEL).

Como se ha comentado anteriormente, el éxito del Nàstic de la temporada 2015/16 radicó principalmente en haber mantenido el bloque de la temporada anterior. Por esta razón, el club grana se apresuró a firmar la renovación de la pieza más importante del equipo: sólo dos días después de la eliminación del Nàstic a manos de Osasuna en las semifinales de la promoción de ascenso, el entrenador Vicente Moreno renovó por dos temporadas más.

Después de haberse asegurado la permanencia del entrenador, el movimiento en las oficinas del Nàstic no frenó, pero en este caso para comenzar a anunciar las bajas. La primera de todas ellas fue la del hasta ahora segundo entrenador Nano Rivas, quien por motivos familiares y personales decidió poner fin a su unión con el Nàstic. Tampoco continuarán en las filas granas Xisco Muñoz -quien cuelga las botas y pasa a formar parte del equipo técnico del Nàstic, donde muy probablemente cumplirá la función de segundo entrenador-, José Naranjo -la estrella de la temporada 2015/16 se marcha al Celta de Vigo-, Palanca -quien terminaba contrato- y Marcos -pieza clave del Nàstic en anteriores campañas pero sin demasiado protagonismo en Segunda.

Una de las dudas del mercado es saber si Emaná seguirá en el Nàstic | Foto: Jordi Echevarria (VAVEL)
Una de las dudas del mercado es saber si Emaná seguirá en el Nàstic | Foto: Jordi Echevarria (VAVEL).

Hasta el momento no se ha anunciado ninguna alta que cubra las posiciones de los jugadores que abandonan la disciplina grana, pero sí se han conocido las cuatro primeras renovaciones: Mossa, Sergio Tejera, Manolo Reina y Xavi Molina seguirán vistiendo la camiseta grana hasta junio de 2018.

A falta de conocer aún los fichajes -la parte más ilusionante del mercado de verano-, la afición grana se muestra muy ilusionada por lo que pueda deparar la temporada 2016/17, después del éxito imprevisto de la recién terminada 2015/16. Además, hay algo que se debe destacar de la próxima temporada, y es que volverá a haber un derbi del Camp de Tarragona -por primera vez en Segunda División. El CF Reus Deportiu ha ascendido por primera vez a la categoría de plata del fútbol español, por lo que la temporada grana tendrá aún más emoción si cabe: el Nàstic aspira a todo y además la afición grana disfrutará de dos derbis contra los vecinos reusenses.

VAVEL Logo