Álvaro Lemos, un extremo reconvertido en lateral
Lemos llega a Vigo como un relevo solvente para el lateral dercho. Foto: As

Natural de Santiago y criado en la cantera del Deportivo de la Coruña, Álvaro Lemos (1991) apuntaba alto en las filas del filial blanquiazul. Cuando Fernando Vázquez le dio la oportunidad de realizar la pretemporada con el primer equipo, su rodilla le jugó una mala pasada. Una lesión de larga duración hizo que su etapa en el Deportivo finalizase antes de lo esperado. Una vez recuperado firmó por el equipo de su ciudad natal, el Compostela. Tras una gran temporada con el Compos, Toni Otero, antiguo director de las categorías inferiores del Celta y por aquel entonces nuevo director deportivo del Lugo, le dio la oportunidad de dar el salto a la segunda división.

En Lugo, Lemos tuvo que reconvertirse. Hasta entonces venía jugando de extremo derecho, pero ante la escasez de laterales, vio como su posición se retrasaba. De esta forma, el joven  gallego pasó de ni siquiera tener contrato profesional, a ser titular indiscutible en el lateral derecho. A partir del mes de enero empezó a ser un fijo en las alineaciones del Club Deportivo Lugo, llegando a disputar más de 1500 minutos en la división de plata. Esta progresión llevó al Celta a encontrar en él un jugador de futuro que pueda servir de relevo a Hugo Mallo, que hasta ahora no tenía un recambio natural. Cuando el de Marín no estaba disponible, en su lugar jugaba Jonny, siendo Planas quien ocupaba el lateral izquierdo.

Álvaro Lemos es un lateral como de los que le gustan a Berizzo. Un jugador polivalente, que al tener pasado de extremo no tiene miedo en recorrerse la banda hasta llegar a línea de fondo. Versátil y veloz, Lemos es capaz de crear espacios por la banda y sumarse al ataque por el lateral. Aunque no destaca en lo técnico, su energía y velocidad son de gran ayuda para los delanteros por el carril derecho. Generoso en las ayudas, también es muy seguro en defensa. Tapa bien los espacios y resulta un incordio para los atacantes rivales. Además, se desenvuelve bien en el juego asociativo, con lo que no tendrá problemas para encajar en el estilo del Celta, que se caracteriza por mimar al balón.

"Agradezco al Celta la confianza que ha puesto en mí. Estoy ante una etapa muy ilusionante"

Lemos es una apuesta de futuro para apuntalar la defensa, un fichaje de perfil bajo pero con un prometedor porvenir. A sus 23 años, Lemos se perfila como un lateral derecho a largo plazo, una de las prioridades del Celta en este mercado estival. La de fichar jugadores en progresión es algo que se está repitiendo en las últimas incorporaciones que se han hecho desde Plaza de España, Lemos se suma a la lista de los Naranjo, Drazic o Bongonda, con los que el club busca consolidar un estilo y un perfil de jugadores a largo plazo.

VAVEL Logo