Djalminha, 19 años de su presentación
Se cumplen diecinueve años de la presentación de Djalminha. Fotomontaje: Anxo Rey (VAVEL)

Djalma Feitosa Dias se inició en el mundo del fútbol en el Vasco de Gama y el Flamengo, equipos de su país donde jugó hasta 1993. Después viaja a Japón para jugar en el Shimizu S-Pulse durante una campaña y regresa a Brasil para deslumbrar en la Sociedade Esportiva Palmeiras donde compartió vestuario con Flavio Conceiçao, Cafú y Rivaldo. En esa época es convocado por la selección brasileña de veteranos con tan solo 16 años, donde deslumbra convirtiéndose en la sensación del fútbol del país. Posteriormente, el jugador aterrizaría en A Coruña el 23 de julio de 1997 tras cruzar el charco desde su tierra natal. El fichaje del futbolista de 26 años costó 1500 millones de pesetas (nueve millones de euros aproximadamente) al Deportivo.

Siete temporadas y cuatro títulos como deportivista

El brasileño sobre su paso por el Dépor: "Conseguí ser campeón español y profesionalmente fueron los momentos más felices de mi carrera"

En el club blanquiazul pasaría sus mejores años como jugador (ver vídeo). El brasileño llegó al club coruñés para convertirse en nuevo jugador del club blanquiazul y ganar una Liga (2000), una Copa del Rey (2002) y dos Supercopas (2000, 2002), por lo que vive en primera persona la época dorada del Deportivo al formar parte del ‘SuperDepor’. Entre esta exitosa plantilla del club deportivista destacan los nombres de Naybet, Manuel Pablo, Mauro Silva y Donato.

En la ciudad herculina se recuerda al brasileño por ser uno de los jugadores de mayor clase y técnica que haya pasado por Riazor. Un futbolista único que hacía cosas imposibles con el balón en sus pies. Puro espectáculo. Se le recuerda por grandes momentos y buenas acciones individuales vividas defendiendo la camiseta del Deportivo. Su famosa ‘lambretta’ inventada por él mismo es una muestra de ello (ver vídeo). Djalma hizo su famoso regate frente al Real Madrid al elevar el balón por detrás de la espalda en carrera.

Otro ejemplo es su penalti marcado a lo Panenka a Iker Casillas en San Siro (ver vídeo). Le tenía cogida la aguja de marear al Real Madrid.

Memorable gol al Celta de Vigo

En la jornada 12 de la campaña 2000/01 el Dépor recibía al eterno rival en Riazor. El conjunto deportivista era el vigente campeón de Liga y por aquel momento los de Vigo estaban a cuatro puntos en la tabla de clasificación. Ante un duro partido, Valerón es sustituído en el minuto 57 por Djalminha. Un cuarto de hora más tarde recibe un paso largo de Makaay en una esquina del área celeste. Quiebro a Yago, taconazo, disparo con la zurda y gol para los del Dépor. Djalma pone el uno a cero definitivo que le da la victoria del derbi gallego a los blanquiazules (ver vídeo).

El cabezazo a Irureta

Djalminha sobre el incidente: “No es nada grave, son calentones normales”

No fueron buenos momentos todos los que vivió Djalminha en el Dépor. El peor quizás fue en el año 2002. El equipo entrenaba por aquel entonces en Acea da Má y una de las mañanas disputaron un pequeño partidillo en el campo. Mauro Silva metió un balón adelantado para Makaay, quien fue derribado por Nuno al intentar encararle. Francisco Melo, el segundo entrenador que en aquel momento ejercía de árbitro, señaló penalti. Djalminha creyó que no estaba en lo correcto y empezó a gritarle mientras Makaay colocaba el balón en el punto de penalti. Pero el brasileño despejó hasta seis veces el balón para que la pelota no fuese tirada desde los once metros mientras Fran, Capdevila y Sergio intentaban calmarlo sin éxito. Irureta estaba en la grada, pero ante el comportamiento del jugador, decidió bajar al verde para mandarlo a los vestuarios. Djalma hacía gestos negando abandonar el campo y cuando se acercó su entrenador, el de Brasil le embistió con la cabeza inclinada hacia delante. Un ligero cabezazo (ver vídeo).

Este comportamiento del jugador se puede explicar por la tensa relación que llevó a cabo con Javier Irureta en toda su estancia en el club herculino. Igualmente, la gran campaña de Valerón había hecho que el brasileño pasase de la titularidad indiscutible al banquillo de Riazor. Este arrebato le costó el ‘exilio’ al Austria de Viena, a donde salió cedido en la campaña 2002/03.

Despedida blanquiazul y etapa tras la retirada

Su despedida como deportivista tuvo lugar en 2004 después de siete años como blanquiazul y nada más llegar de Viena. Su próximo destino sería el Club de Fútbol América de México, donde tuvo una escasa participación debido a problemas físicos en el muslo derecho. Tras este año, el brasileño decide anunciar su retirada como futbolista profesional en el año 2005. Al colgar las botas, Djalma vuelve a la ciudad donde había conseguido sus mayores logros como futbolista, donde era querido por equipo y afición. A su casa blanquiazul. Tal es así que comenzó a jugar como uno de los centrocampistas del Deportivo de la Coruña de fútbol indoor de los veteranos del club blanquiazul en la Liga Indoor en la que participan las mejores estrellas de varios equipos españoles, en la que ha ganado la Copa Indoor de 2008 y la Liga en dos ocasiones (2008, 2009).

Actualmente, el exjugador pertenece a la selección brasileña de showbol donde sigue sorprendiendo a sus 45 años y mostrando que es cierto el dicho ‘quien tuvo, retuvo’.

VAVEL Logo