FC Barcelona 2016/17: Gerard Piqué
Piqué | Imagen: Alberto Rodríguez (VAVEL)

Gerard Piqué, el central por excelencia del Barcelona, nació el 2 de Febrero de 1987 en una familia culé y sin reparos. Su abuelo, Amador Bernabéu, que fue vicepresidente del Barça durante los mandatos de Josep Lluis Núñez y Joan Gaspart, lo inscribió como socio del club a las pocas horas de nacer y esa fue una de las razones por las que creció familiarizándose con su amado barcelonismo.

Comenzó a jugar en el FC Barcelona cuando tenía diez años y desde entonces fue pasando por todas las categorías inferiores del club. En ellas conoció y coincidió con otros grandes jugadores de su generación (la famosa y mágica generación del 87), como Leo Messi, actual compañero de vestuario, o su inseparable amigo Cesc Fábregas, que también pudo regresar al equipo años más tarde.

Azulgrana hasta la médula: así es Gerard Piqué

Durante sus años en la cantera azulgrana, Gerard Piqué demostró que podía jugar en diferentes posiciones y que su polivalencia le hacía bien al equipo: no solo era bueno en defensa, donde destacaba con su juego y altura, también tenía gran capacidad ofensiva. Pero su talento no era suficiente como para poder cuajar en el primer equipo, así que con tan sólo 17 años se marchó a Inglaterra y fichó por el Manchester United. Con la ayuda de Ferguson, quien dirigía el equipo, tenía la opción de gozar de minutos, formarse como futbolista, madurar su juego y juventud y, si el tiempo lo dijese, regresar a la Ciudad Condal.

Viaje de ida y vuelta

Nadie le dijo al central que el mundo del fútbol fuese fácil. El camino era largo y complicado, pero bien sabía Gerard que si quería alcanzar un objetivo debía trabajar y pelear por él. Así lo hizo, con una complicada estancia en Inglaterra, donde la competencia en la zaga dificultaba su participación, y una posterior cesión al Zaragoza, hizo encender las alarmas de Can Barça alertando de 'Piquenbauer'.

Gerard Piqué durante la Supercopa de España
Gerard Piqué durante la Supercopa de España

El verano de 2008, cuando Pep Guardiola llegaba al banquillo culé, al club le costó únicamente 5 millones traerlo de vuelta y así regresó el catalán a la que un día fue su casa.

El técnico de Santpedor supo ver su calidad y no dudó a la hora de alinearlo en los onces de arranque y darle la oportunidad de demostrar su habilidad con la esférica. Así, formando una gran pareja de centrales junto a Carles Puyol, Gerard Piqué se convirtió pronto en el mejor fichaje –y el más rentable– de los últimos años y dotó al Barça de una gran seguridad atrás. Pero no solo desarrolló de manera satisfactoria sus labores defensivas sino que demostró lo que ya había empezado años antes en las categorías inferiores: que posee una gran facilidad para incorporarse al ataque y una gran capacidad goleadora.

El mejor central del mundo: Gerard Piqué

El gran trabajo y su alto rendimiento se han visto reconocidos durante varias temporadas en la gala del Balón de Oro, en la que se le ha situado en el once ideal de la FIFA, que recoge los mejores jugadores a nivel mundial. Pero hace tres temporadas, cuando se sentaba en el banquillo Gerardo 'Tata' Martino, su nivel de forma y su fútbol con alma propia bajaron de manera considerable, tanto que hasta él mismo llegó a replantearse su continuidad en el Barcelona.

Caerse y volverse a levantar

El Piqué de la campaña 2013/14, así como todo un equipo desbalijado, nada tenía que ver con el que había sido desde su incorporación a la disciplina azulgrana y eso se vio reflejado en el hecho de pasar tiempo en el banquillo o quedar fuera de las convocatorias, algo inédito años atrás y que, por parte de la afición, reclamaba un giro urgente.

Tras un año para olvidar en el que el equipo no consiguió los resultados esperados, llegó el momento de hacer autocrítica y valorar qué había ocurrido. En agosto de 2014, ya preparando un nuevo curso con Luis Enrique, Gerard compareció ante los medios de comunicación y no dudó en decir, ante todo el mundo, que era consciente de que su nivel no se parecía ni de lejos al que había tenido otros años. Supo confesar que había sido el mejor en su posición cuando el equipo brillaba y que en ese momento no estaba ni entre los tres mejores, algo que no podía permitirse si quería ser el central de referencia en el Barcelona. Prometió, con el alma en la mano, que durante el siguiente curso trabajaría duro y volvería a ser el mismo jugador que un día llegó a ser.

Piqué celebra un nuevo gol
Piqué celebra un nuevo gol

El futuro líder

Tal y como había prometido, la situación comenzó a cambiar y ofreció una temporada magnífica, un nuevo 'triplete' llegó a las vitrinas azulgranas. Formando pareja de centrales con Mascherano, Mathieu o Bartra, Piqué se convirtió en el líder de la defensa azulgrana. Volvía a ser uno de los mejores centrales del mundo.

El central con alma de delantero

Ordenó la línea defensiva, llegó a balones que parecían imposibles de detener imponiéndose a los delanteros de los conjuntos rivales, terminó con jugadas de ataque de éstos y devolvió al Barça una seguridad de la que había carecido la temporada anterior. Por supuesto, también volvió a ser el mismo en el juego ofensivo. Recuperó balones con facilidad e inició jugadas desde la defensa rompiendo las líneas de los rivales, subió a portería y remató balones y, además, anotó siete goles. Una temporada tintada de oro que pocas cosas tenía a mejorar.

Con 'La Roja', Piqué es un indiscutible en los planes del seleccionador. Debutó en 2009 en fases clasificatorias para el Mundial de 2010 y fue capaz de anotar y conseguir la victoria. Desde entonces, con Puyol o con Sergio Ramos al lado, el '3' azulgrana se ha mantenido en el equipo nacional consiguiendo el Mundial de Sudáfrica y la Eurocopa de 2012 (también disputó el Mundial de Brasil y la Eurocopa 2016).

Piqué, clave en el Barcelona

El curso pasado terminó con cuatro nuevos títulos en Can Barça y Piqué había hecho méritos para ganarlos. Un golpe sorprendente fue que, con la marcha de Puyol y Xavi, no fuese elegido entre los cuatro capitanes, pero su labor fuera del césped es más que evidente: si tras un balón consigue transmitir seguridad, mejor lo hace dentro del vestuario, manteniendo la hegemonía de un equipo lleno de estrellas.

Palmarés de Gerard Piqué

TEMPORADA EQUIPO TÍTULOS
2008/2009 FC BARCELONA Liga, Copa del Rey, UEFA Champions League
2009/2010 FC BARCELONA Supercopa de España, Supercopa de Europa, Mundial de Clubes, Liga
2010/2011 FC BARCELONA Supercopa de España, Liga, UEFA Champions League
2011/2012 FC BARCELONA Supercopa de España, Supercopa de Europa, Mundial de Clubes, Copa del Rey
2012/2013 FC BARCELONA Liga
2013/2014 FC BARCELONA Supercopa de España
2014/2015 FC BARCELONA Liga, Copa del Rey, UEFA Champions League
2015/2016 FC BARCELONA Supercopa de Europa, Mundial de Clubes, Liga, Copa del Rey
2016/2017 FC BARCELONA *
2010 SELECCIÓN ESPAÑOLA Copa del Mundo: Sudáfrica 2010
2012 SELECCIÓN ESPAÑOLA Eurocopa 2012

* Temporada actual con títulos en juego

VAVEL Logo