Con el Tartiere detrás todo es mucho más fácil
Foto: Real Oviedo

Volvía el Real Oviedo al Carlos Tartiere tras el segundo severo correctivo seguido recibido a domicilio, en el que el Alcorcón, que llevaba 7 goles a favor en todo el campeonato les endosó la friolera de 5 goles. Se presentaba pues el choque ante el Nàstic como una nueva oportunidad de reivindicarse, como ya hiciera ante el Levante tras la dura derrota en Huesca.

Presentaba el conjunto local dos caras nuevas en el once que fue vapuleado la jornada anterior. Toché volvía al equipo titular en detrimento de Pereira y Erice hacía lo propio en lugar de Rocha. A la postre, ambos jugarían un papel fundamental en la importante victoria cosechada hoy por el cuadro carbayón ante un Nàstic que llegaba en una gran forma, con tres victorias en los anteriores cuatro partidos.

Foto: Real Oviedo
Foto: Real Oviedo

Se guardaba un riguroso minuto de silencio antes del inicio del encuentro por el catastrófico accidente aéreo ocurrido en Colombia. El Real Oviedo portaba para esta ocasión un detalle en su camiseta homenajeando al Club Chapecoense, uniéndose de esta forma a los múltiples homenajes y muestras de cariño que ha recibido el humilde club brasileño en estos últimos días.

Comenzaba el partido y el Real Oviedo intentaba achuchar al inicio a su rival, pero rápidamente se instauraría el guión con el que transcurrió la gran parte del encuentro. El cuadro local cedía el balón al Nàstic, que tocaba y tocaba sin mucha profundidad, mientras el Real Oviedo esperaba cómodo atrás, intentando robar para salir a la contra.

Foto: Real Oviedo
Foto: Real Oviedo

Sin embargo, si algo marcó este partido fue el gran peligro creado por el conjunto asturiano en las jugadas a balón parado, en las que los catalanes sufrieron muchísimo y que les acabarían costando el partido. En el minuto 13, Michu, que cuajó hoy uno de sus mejores partidos, remataba un centro de Linares que salvó Dimitrievski, que fue el mejor de los visitantes hoy, salvando a su equipo de un resultado más abultado.

Y solo cinco minutos más tarde, el Tartiere viajó en el tiempo hasta la temporada pasada, para ver como Toché enviaba al fondo de las mallas un gran centro de Susaeta. El gol cuenta para la actual campaña, y le sirve al delantero murciano para ganar confianza con el que supone su quinto gol, que lo coloca como máximo goleador del cuadro azul en el actual curso liguero.

Foto: Real Oviedo
Foto: Real Oviedo

Este viaje en el tiempo pareció sentarle muy bien a Susaeta, que siguió colocando balones en el área a pelota parada con mucho peligro. Unos minutos después del gol un gran balón del eibarrés era repelido por el meta visitante que evitaba así que el cuadro local pusiera tierra de por medio en el marcador.

Tuvo una clara ocasión el Nàstic a continuación, con un remate a bocajarro de Djetei que salvó Juan Carlos. Pero en los siguientes minutos, el partido avanzaba sin que ocurriera nada destacable, con un Nàstic amasando la posesión pero sin encontrar la meta rival. Sin embargo en los últimos minutos de la primera mitad, Fernández lo intentaba con un disparo lejano que se iba por poco y a punto de llegar al descanso, Toché remataba un nuevo centro de Susaeta que Drimitievski enviaba a córner. En dicho saque de esquina, Torró volvía a  poner a prueba al meta, que no daba abasto en las acciones a balón parado de los locales. Así se llegaba al descanso.

En la segunda mitad el guión apenas cambió. Dos tímidas aproximaciones de los tarraconenses al principio con una buena subida de Valentín por la banda derecha primero y con un disparo de Tejera que se fue a las nubes después precedieron a un doble cambio por parte de Vicente Moreno para intentar equilibrar el marcador. Antes, Torró de nuevo había obligado de nuevo a trabajar a Dimitrievski, tras  otro cabezazo a servicio de Susaeta.

Foto: Real Oviedo
Foto: Real Oviedo

Sin embargo, con el mismo guión del final de la segunda mitad, las únicas ocasiones claras fueron un par de disparos de falta directa de Susaeta que se marcharon arriba. Solo en el minuto 74, un cabezazo bombeado de Uche obligó a Juan Carlos a despejar a córner. El Nàstic, con una posesión estéril e incapaz de crear peligro tampoco a balón parado, no inquietó a los locales. De hecho en el minuto 82, un fuerte disparo de Torró estuvo cerca de sentenciar el choque, pero de nuevo lo atajaba el arquero tarraconense, que completaba así una destacada actuación. Con el 1-0 se llegaba al final del encuentro.

Foto: Real Oviedo
Foto: Real Oviedo

El Real Oviedo cierra la jornada en quinta posición, de nuevo en puestos de playoff con 26 puntos en 17 jornadas y vuelve a dejar la portería a cero una vez más. El próximo domingo visitará La Romareda, que presenciará un duelo de históricos del fútbol español. El encuentro se disputará a las 20:00h

Foto: Real Oviedo
Foto: Real Oviedo

Por su parte, el Nàstic vuelve al farolilo rojo que había abandonado la jornada anterior y se queda con 16 puntos. El próximo sábado recibirán al Rayo Vallecano, al que podría igualar en la clasificación en caso de vencer.

VAVEL Logo