Provincias olvidadas por la élite
Foto: UD Melilla

Lejos de los flashes, de los sueldos millonarios y de patrocinios, existe otro fútbol. Un balompié donde los clubes se juegan subsistir todas las temporadas y los jugadores no pueden vivir de su trabajo y donde permanece la esencia de fútbol antiguo, ese maravilloso deporte donde los equipos se dejaban la piel en el campo, los partidos tenían otra esencia y todo era diferente. Ahora, el fútbol moderno se ha convertido en un circo, un negocio del que poder sacar tajada. Recientes ejemplos como el nombre del nuevo estadio del Atleti (Wanda-Metropolitano) o el del Manchester City (Etihad Stadium) así lo demuestran.

Pero no todo el fútbol está tan invadido por el negocio. El fútbol modesto mantiene gran parte de los valores de antaño. Las provincias sin fútbol de élite también merecen ser recordadas. Por eso en VAVEL queremos darles repercusión. Porque el fútbol no es solo Madrid o Barcelona o la Primera División. Es mucho más. Y hay miles de historias escondidas bajo los focos del fútbol de élite, que merecen ser contadas. En este repaso a las provincias que han sido olvidadas por la Primera y la Segunda División en los últimos años, intentaremos dar cobertura a alguna de ellas.

Haciendo un rápido repaso a las 51 provincias de nuestro territorio y a las dos ciudades autónomas, se observa que la presencia del fútbol de élite está supeditado al desarrollo económico de la provincia. Como dato, todas las provincias costeras e insulares han tenido fútbol profesional en los últimos 20 años. En el interior, si quitamos Madrid, el vacío es tremendo. Aunque en este reportaje nos vamos a referir a los últimos diez años, el siguiente mapa puede servirnos para imaginarnos la situación. Ocho provincias (más Ceuta y Melilla) de las 51 que tiene España se han quedado sin saborear el fútbol profesional en los últimos 20 años. Son Zamora, Palencia, Cáceres, Ávila, Segovia, Ciudad Real, Cuenca, Teruel, Ceuta y Melilla.

    

Sin embargo,  si contamos solamente las provincias que no han pisado el fútbol profesional al menos una vez en los últimos diez años (2007/08-2016/17), el número sube notablemente. De este mapa,  se caen las siguientes provincias: Ourense (última temporada 1998/99) La Rioja y Toledo (última temporada 99/00), Badajoz (perdió el fútbol profesional en la 01/02) y Lleida (última temporada 2005-06). Por lo que la lista de provincias que nunca pisaron la plata en la última década asciende a 13. Son Zamora, Palencia, Segovia, Ávila, Cáceres, Badajoz, Toledo, Ciudad Real, Lleida, La Rioja, Ourense, Teruel, Cuenca, más Ceuta y Melilla. Catorce historias que vamos a analizar en VAVEL.

Ourense: Pasado en plata, futuro incierto

Ourense es la única provincia gallega que no ha pisado el fútbol profesional en los últimos diez años. Hace ya 17 años desde que un equipo orensano estuvo por última vez en Segunda División y jamás un equipo de esta provincia ha pisado la Primera, quedándose a tres puntos de hacerlo en la 59/60 y 61/62. El equipo que más lejos ha llegado fue el extinto Club Deportivo Ourense, que jugaba sus partidos en O Couto. Después de su descenso en 1999, el club gallego deambuló por la Segunda B, bajó a Tercera en 2008 y logró recobrar la Segunda B en 2012, su última temporada fue la 13/14, en la que acabó octavo. Pero a pesar de sus méritos deportivos, el CD Ourense desapareció en 2014, debido a problemas económicos, dejando a la provincia en una profunda crisis futbolística.

Se crearon dos clubes que lucharon por ser su heredero, el Ourense CF y la Unión Deportiva Ourense. El primero, fue fundado en 2014 con la idea de sustituir al CD Ourense. En dos años, su progresión está siendo meteórica. Ha logrado dos ascensos y se sitúa ahora en Primera Autonómica. 1000 personas vivieron la fiesta de ascenso en O Couto la pasada primavera. El otro club, la Unión Deportiva Ourense, milita una categoría por encima, en Preferente Autonómica y luchará por subir a Tercera División. Sin embargo, el equipo que lleva la vitola del fútbol en Ourense es el CD Barbadás, que milita en Tercera División y no anda lejos de los primeros puestos.

Los jugadores y la afición del Ourense UD celebran un tanto que valía un ascenso a Primera Autonómica (fuente: losotros18.com)
Los jugadores y la afición del Ourense UD celebran un tanto que valía un ascenso a Primera Autonómica (fuente: losotros18.com)

Ourense no tiene a ningún equipo ni siquiera en Segunda B. La situación es difícil de creer si se tiene en cuenta que en Ourense viven 335000 personas. Seguramente en los próximos años, algún equipo consiga llegar a la categoría de bronce. Hasta entonces, esta provincia permanecerá en el ostracismo futbolístico.

Zamora: su techo es el bronce

En Zamora el fútbol no ha pasado de la Segunda B. Jamás un equipo zamorano ha logrado alcanzar la Segunda División del fútbol español. El equipo que más alto ha llegado en esta provincia ha sido el Zamora CF, que en la temporada 81/82 estuvo a punto de ascender a Segunda, quedando en tercera plaza. Pero esa misma temporada descendió por problemas económicos y no logró regresar a la categoría de bronce hasta el 96/97. El comienzo de los 2000 fue su época dorada. En 2001, 2003 y 2005 disputó promociones de ascenso a Segunda, quedando en este último año a solo un gol de conseguirlo frente al CD Castellón. En 2008 y 2009, el conjunto castellano leonés jugaría dos nuevas promociones, sin éxito.

Actual plantilla del Zamora CF (fuente: el propio club)
Actual plantilla del Zamora CF (fuente: el propio club)

A partir de 2009 la situación se comenzó a complicar, y en 2014/15 el equipo descendió a Tercera División. Actualmente, el Zamora CF milita en el Grupo VIII de la Tercera División, en la zona alta de la tabla, aunque por ahora lejos de los cuatro primeros. En ese mismo grupo, está el Villaralbo CF, destinado a luchar por el ascenso, aunque ahora esté en horas bajas. Otro equipo con experiencia en Tercera es el CD Benavente, pero ahora milita en Primera Regional.

En Zamora el futuro pasa por consolidar un equipo en la Segunda B. Solo la mala fortuna hizo que el Zamora no pudiera disfrutar de la Segunda División. No es muy normal que un equipo desperdicie cinco promociones de ascenso en ocho años.

Segovia: la Segunda B ya es un sueño

Probablemente la única provincia española que jamás ha soñado con la élite. El principal equipo de la provincia, la Gimnástica Segoviana, solamente ha podido disputar dos campañas en Segunda B. Consiguió dos ascensos, uno en el 1999, pero esa misma temporada descendió. En 2011 ascendió frente a la SD Logroñés, pero corrió la misma suerte. Desde entonces sigue en Tercera, categoría en la que lleva acumuladas 51 temporadas. Esta temporada está situado en segunda plaza y luchará por ascender por tercera vez a la Segunda B.

Jugadores de la Segoviana, junto al Acueducto (fuente: el propio club)
Los jugadores de la Gimnástica Segoviana, junto al Acueducto (fuente: el propio club)

Actualmente, otros equipos de la provincia luchan por subir a Tercera, como el CD La Granja o el Unami CP. Pero la situación en esta provincia es muy precaria. Otros deportes, como el fútbol-sala, han quitado el protagonismo al fútbol y lo han condenado al ostracismo. Salvo cambio radical, pasarán bastantes años hasta que un equipo segoviano se cuele en la LFP.

Ávila: no termina de dar el salto a Segunda B

A diferencia de su vecina Segovia, Ávila si que ha vivido bastantes años fútbol de Segunda B. Su equipo más representativo, el Real Ávila, se mantuvo ocho temporadas en Segunda B entre 1988 y 1995, y desde ese año el club ha alternado Segunda B, Tercera y Regional. El equipo siguió en Tercera desde la 2003/04rozando el ascenso en varias ocasiones, pero a partir de 2010 las cosas se complicaron. En 2015 llegó el descenso. En la última temporada, el club ascendió a Tercera y ahí milita. Otro equipo de la provincia en Tercera es la Cultural y Deportiva Cebrereña.

A pesar de sus pocos éxitos deportivos, el Real Ávila no se puede quejar de afición (fuente: lasegundab.es)
A pesar de sus pocos éxitos deportivos.el Real Ávila cuenta con una gran afición (fuente lasegundab.es)

La situación del fútbol en Ávila es un reflejo de la situación demográfica de la provincia. Ávila no llega a los 60000 habitantes y la provincia no rebasa los 170000. La orografía de la provincia y su clima tampoco es que ayuden. Con todos los condicionantes, se entiende por qué Ávila no ha llegado jamás a tener fútbol profesional. Milagros como el de Soria solo hay uno.

Palencia: los sueños de plata quedan lejanos

Palencia sí que pudo gozar de años en los tuvo fútbol profesional, por medio de su principal equipo, el Palencia CF. Jamás un equipo palentino logró alcanzar la Primera. Tras un batiburrillo de equipos en la capital palentina, se constituyó el Palencia CF, de la fusión entre el Atlético Palencia y el SDU Castilla. Sin embargo, en el 1964, desapareció. Cuatro años después, Aguayo Lorent, un antiguo miembro del cuerpo médico del mencionado club, compró el Otero y lo renombró como Palencia Club de Fútbol. En 1979, con Gento de entrenador, el Palencia llegó a la plata por dos temporadas, Después, bajó, pero en 1982, de la mano de Miguel Ángel Montes, volvió a Segunda y estuvo a punto de subir a Primera, pero luego bajó en la 83-84 y acabó por volver a desaparecer. Desde entonces, ningún equipo palentino ha vuelto al profesionalismo.

Viejo Campo de la Balastera, donde jugaba el Palencia hasta 2006 (fuente camposmíticos.blogspot.com)

Tras esa desaparición, el CF Palencia cogió el relevo del fútbol palentino. Jugó varios playoffs de ascenso a Segunda, pero sin éxito. Luego, como es costumbre en Palencia, el equipo desapareció. Ese es el problema de este territorio, los equipos no duran demasiado y los sueños se caen como castillos de naipes...

Actualmente, en 2013, se fundó el CD Palencia, que ahora milita en Segunda B, y luchará por la permanencia. Pero ahora mismo, la relación directiva-aficionados no está ni mucho menos en su mejor momento. Muchos socios están descontentos con las políticas de la directiva y con esas disyuntivas, difícil lograr el éxito. Bajando un escalón, en Tercera encontramos un equipo palentino, el CD Villamuriel, que luchará por mantenerse.

Situación más que complicada la de esta provincia, que afrontará el reto de conseguir sostener a un equipo a largo plazo, cosa que Palencia en su historia no ha sabido hacer.

Cáceres: efímero y añejo paso por la élite

En Cáceres, a diferencia de su vecina Badajozel fútbol nunca ha terminado de arraigar. Tan sólo podemos destacar un equipo, el CP Cacereño, que pasó fugazmente por la Segunda División en la 52-53. A partir de ahí, el club extremeño se mantuvo casi siempre en Tercera hasta los años 90. En la última década del siglo XX, el club logra asentarse temporalmente en la Segunda División B. En la 97-98, el Cacereño disputó la fase de ascenso a Segunda, sin lograrlo. En 2004, el Cacereño desciende a Tercera. Los últimos años ha alternado la Tercera y la Segunda B, pero no ha logrado disputar ningún playoff de ascenso a Segunda más.

Plantilla del Cacereño 13/14 (fuente: VAVEL.com)

Actualmente, el Cacereño milita en Tercera División, liderando su grupo y con expectativas reales de conseguir el ascenso. Pero la élite queda muy lejos para esta parte de Extremadura. Sólo una temporada en Segunda es un pobre bagaje para la segunda provincia más extensa del territorio español. Una de las razones de este fracaso del balompié, hay que buscarla en el baloncesto. El equipo baloncestístico de la localidad ha conseguido estar presente en Liga ACB durante once temporadas (1992-2003), siendo el equipo referencia de toda Extremadura, con diferencia.

Otro problema de esta provincia es la escasez de equipos en Tercera. Solamente el CD Coria parece dispuesto a pelear por el ascenso. Como dato, sólo dos de los diez primeros clasificados en Tercera, son cacereños. El fútbol en Badajoz está a años luz del balompié cacereño.

Badajoz: añorando la época dorada

En Badajoz el fútbol ha conseguido llegar a la élite. Dos equipos, el CF Extremadura y el CP Mérida, han llegado a la Primera División. Otro histórico equipo de la provincia, el CD Badajoz, consiguió llegar a Segunda División, contabilizando 20 temporadas. Sin embargo, hasta los años 90, Extremadura jamás había pisado la Primera. En 1994/95, fue el club emeritense quien inauguró el historial extremeño en Primera, este club alternó dos ascensos y sus consecutivos descensos. Pero la gloria duró poco para los romanos, que en 2000 vieron desaparecer a su club por motivos económicos. En ese momento, su filial, el Mérida Promesas, se convirtió en Mérida UD, y éste posteriormente en Mérida AD, que actualmente pugna por meterse en las plazas de playoff a Segunda.

 

Once del Mérida en un partido de Primera en la 94/95
Once del Mérida en un partido de Primera en la 94/95 (fuente extremaduragol.wordpress.com)

 

El segundo equipo que alcanzó la gloria fue el Extremadura. Hasta los años 90, el equipo sólo contaba con siete temporadas en Segunda (1954-61). En esa década todo cambió. El Extremadura alcanzó la Segunda en la 93-94 y dos años después, en el 96 subió a Primera. No pudo mantenerse, volvió a subir y ya no volvió a pisar el oro. En los 2000 el club se descalabró deportivamente y bajó a Primera Regional en 2010, con lo que desapareció. Ahora, el relevo lo tiene el Extremadura UD, quien milita en el Grupo III de Segunda B, buscando la permanencia.

 

El CD Badajoz es otro histórico club de esta provincia. Logró deleitar a sus aficionados con veinte temporadas en Segunda. A diferencia de los anteriores, este club sí logró la establidad deportiva y pudo permanecer once temporadas consecutivas en Segunda (1992-2003).

El CD Badajoz contó con Tito Vilanova (fuente hoy,.es)
El CD Badajoz contó con Tito Vilanova (fuente hoy.es)

 

Actualmente, hace más de 15 años que el fútbol de élite no pasa por aquí. En Segunda B, las opciones más serias para intentar el ascenso parecen el CF Villanovense y el Mérida AD, actualmente tercero y quinto en Segunda B, respectivamente. El Extremadura UD tendrá complicado no bajar a Tercera esta temporada. En Tercera, hasta 8 de los 10 primeros clasificados son de Badajoz, por lo que es más que probable ver otro Segunda B de esta provincia la próxima temporada.

Toledo: Habló en plata, sigue soñando en oro

Su club más representativo, el Club Deportivo Toledo consiguió alcanzar la Segunda División tras muchísimos años de luces y sombras, esperanza, desasosiego... en fin, un carrusel de sensaciones. De los años 50 al 70 se mantuvo prácticamente siempre en Tercera, siempre con el objetivo de ascender, pero su pozo lo encontró en el 1972 al descender a Segunda Regional y poco a poco fue recuperándose . En la 1988/89, el Toledo comenzó a sacar la cabeza y ascendió a Segunda B. Tras un descenso y otro ascenso, la gloria llegaría en la 92/93, momento en el que el club manchego llegó a Segunda. Permaneció en el segundo escalón del fútbol español hasta la 99/00, sin volver ya al fútbol profesional desde entonces. Llegó a disputar en el 94 una promoción de ascenso frente al Valladolid.

Oportunidad toledana de subir a Primera (fuente abc.es)
Oportunidad toledana de subir a Primera (fuente abc.es)

 

Otro histórico oriundo de esta provincia es el Talavera Club de Fútbol, que se mantuvo quince temporadas consecutivas en Segunda B, en los años 80 y 90, llegando a disputar dos promociones de ascenso a Segunda. El club desapareció en 2011 y ahora se ha refundado como Talavera Unión Deportiva. Otros ilustres de esta provincia son el Club Deportivo Illescas o el Club Deportivo Carranques, aunque para ellos la Segunda B ya es un sueño.

Actualmente, el CD Toledo milita en el Grupo II de Segunda B y marcha segundo. Su objetivo es el ascenso. Por su parte, el Talavera milita en Tercera, yendo líder en el grupo manchego e intentará recobrar la Segunda B. El Illescas, en cambio, sufrirá por mantener la categoría

El futuro parece prometedor, el CD Toledo tiene reales  expectativas de ascender, aunque todo está muy igualado. Pero quitando ese club, pueden pasar muchos años sin que otro club toledano sueñe con la plata.

Ciudad Real: Desde hace treinta años siempre en la sombra

Esta es una provincia donde otros deportes, como el balonmano, han quitado protagonismo al fútbol. Aquí el balompié lleva décadas enterrado y no hay signos claros de que vaya a despertar próximamente. Su club más representativo fue el CD Puertollano, conjunto que llegó a militar once temporadas en Segunda División entre los año 60 y 80 bajo el nombre de Club de Fútbol Calvo Sotelo, llegando a disputar una promoción de ascenso a Primera División en la 67/68. Su último año en Segunda fue en la 83/84.

El Calvo Sotelo de Puertollano (fuente intrafútbol.es)    

Si quitamos este club, el abismo en la provincia es terrible. En la capital, siempre ha mandado el balonmano, con lo que el fútbol históricamente ha estado en segundo plano. Ni CD Manchego ni Manchego CF, ni el CD Ciudad Real han pisado la Segunda. El club histórico de la capital es el CD Manchego, que logró alcanzar la Segunda B a mediados de los noventa. Pero desapareció en el 2000. Su sucesor, el Manchego CF, no rebasó la Tercera y también desapareció en 2009. Nace entonces un nuevo club, el CD Ciudad Real. Y en 2015, un grupo de nostálgicos, funda el Manchego CF. Actualmente, el CD Ciudad Real se ha cambiado el nombre a CD Manchego Ciudad Real. La confusión en la ciudad es enorme y no se logra la ansiada estabilidad deportiva.

Tenemos el privilegio de contar con un ciudadrrealeño:

¿Qué opinas de la situación del fútbol en tu tierra?

Hay problemas económicos que impiden el éxito de esta provincia. No existe la estructura suficiente como para asentar un club en Segunda B.

¿Crees que se recuperará la esencia del antiguo Manchego?

Espero que sí. La cantera ha dado buenos jugadores en el pasado, pero ahora nos toca pasar una época complicada.

¿Has contribuido a mejorar el fútbol manchego?

Sí, creamos una peña del CD Ciudad Real. Se llamaba San Grazul, pero no teníamos apoyo para mantenerla.

Ni un solo club ciudadrrealeño compite actualmente en Segunda B. El Manchego Ciudad Real marcha octavo en Tercera División y el Villarrubia sexto, aunque las expectativas de ascender son muy limitadas, debido al nivel del grupo. El problema de esta provincia es que el fútbol está poco apoyado. Como suele pasar en provincias sin arraigo futbolístico, la gente apoya a Madrid y Barcelona y deja de lado al equipo de su tierra.

Cuenca: Estuvo a un paso de la élite

Su equipo más representativo, la Unión Balompédica Conquense, consiguió debutar en Segunda B en la 1987/88. Tras consolidarse en la categoría, tuvo la oportunidad de alcanzar la Segunda en la 2004/05, cuando perdió la final frente al Castilla. Después de eso, la siguiente temporada bajó a Tercera. Y entre Tercera y Segunda B se ha mantenido en los últimos años. Actualmente, está en Tercera, posicionado en plazas de ascenso a Segunda B.

 

Once del Conquense en un partido de playoff de ascenso a Segunda (fuente ABC.es)
Once del Conquense en un partido de playoff de ascenso a Segunda (fuente ABC.es)

El problema más evidente de esta provincia es su precaria situación, Con apenas 200000 habitantes y una capital que apenas sobrepasa los 50000, es complicado soñar con un equipo profesional. Es cierto que ciudades pequeñas han logrado ser de plata o de oro, como Miranda de Ebro , Villarreal o Eibar, pero en esos lugares hay buen desarrollo económico, en esta provincia manchega desgraciadamente no.

Teruel: Irrelevante en el fútbol patrio

Jamás un equipo de esta provincia ha logrado pisar el fútbol profesional. En la capital, el equipo más exitoso ha sido el CD Teruel, que ha logrado como máxima cota la Segunda B. 2010-2013 fueron sus últimos años en bronce. Actualmente, milita en Tercera. La pequeñisima dimensión de la capital (35000 habitantes) hace entender el por qué de esta circunstancia.

Otro equipo histórico de esta provincia es el CD Andorra, que se mantuvo quince temporadas en Segunda B, llegando a alcanzar un cuarto puesto (en aquella época sólo ascendían los campeones).

 

 

Andorra en partido contra el Ebro (Tercera División 14/15)
Andorra en partido contra el Ebro (Tercera División 14/15)

Actualmente, esta provincia está muy lejos de soñar con el fútbol profesional. No tiene representantes en Segunda B. En Tercera, el Teruel marcha segundo, mientras que el Andorra es colista y luchará por no bajar a regional.

Lleida: Dos equipos llegaron a la élite

El equipo más representativo de esta provincia, la Unió Sportiva Lleida, consiguió dos veces estar en Primera División, sin conseguir mantenerse en ninguna de las ocasiones. Los ilerdes pisaron Segunda por primera vez en la temporada 1949/50 y sorprendieron a todos, subiendo a Primera la siguiente temporada. Pero no pudieron mantenerse. Fueron colistas y recibieron 134 goles, récord absoluto. Después, vinieron años negros para el club leritano, que después de unos años entre Segunda y Tercera, bajó a Regional en la 69/70.

Estadio del Lleida, el Camp de Sports (fuente: Lleida Sportiu)
Camp de Sports, la casa del Lleida Sportiu e histórico feudo de la US Lleida (fuente: propio club)

Casi veinte años tardaría la entidad en regresar a Segunda (86/87), tras otro descenso y su ascenso correspondiente, la entidad se planteó como meta subir a Primera. Cosa que consiguió en la 92/93. Volvió a bajar y se mantuvo hasta 2001. Consiguió volver a ascender a Segunda en la 03/04 y su última temporada en el profesionalismo fue la 2005/06.

A partir de ese año, los problemas fueron debilitando al club, que tuvo que ser subastado en 2011. El Lleida Sportiu es su heredero. Actualmente milita en Segunda B. La pasada temporada estuvo a punto de subir a Segunda. Perdió en penaltis la final del playoff contra el Sevilla Atlético. Este año, las cosas no van tan bien y los ilerdenses sufrirán por mantener la categoría.

Otros históricos de la provincia son el CF Joventut Mollerussa, quien alcanzó la Segunda en la 87-88, aunque ahora está hundido en Territorial Preferente Catalana o el CF Balaguer, que milita en Tercera. El futuro más cercano, pasa por tanto, por lo que consiga hacer el Lleida Sportiu. Solamente la lotería de los penaltis impidió ver fútbol profesional en Lleida esta temporada.

Prolegómenos de la vuelta de la final del playoff, que perdió el Lleida Sportiu a penaltiis (fuente sevillafc.es)

La Rioja: Buscando la esencia del histórico CD Logroñés

Es con diferencia,  de las 13, la provincia que más fútbol profesional ha tenido en el pasado. Su equipo más conocido, el Club Deportivo Logroñés, consiguió estar en Primera División nueve temporadas y 18 en Segunda. Es decir, 27 temporadas de fútbol profesional acumuladas. Y su antecesor, el Club Deportivo Logroño, fue el primer equipo riojano en llegar a Segunda. Aquí, a diferencia de otras provincias, el fútbol sí arraigó con fuerza.

 

Once Logroñés en la 87/88 (debut en Primera)  (fuente imolsa55.net)
Once Logroñés en la 87/88 (debut en Primera) (fuente imosa55.com)

El Club Deportivo Logroñés consiguió ascender a Segunda en 1950 y a punto estuvo de lograr la Primera en 1952. Los siguientes años iban a ser malos para el club riojano, que no volvió a la segunda categoría hasta el año 1965. Tras una serie de años de incertidumbre, el inicio de la época dorada se dio en la 83-84, cuando el CD Logroñés volvió a Segunda. Tras dos temporadas de consolidación, llegó el ascenso a Primera en 1987. El Logroñés fue de oro ocho temporadas consecutivas, hasta 1995. En la 89/90 los riojanos se quedaron séptimos, a dos puntos de la Copa de la UEFA. El descenso llegó en el 95, pero la siguiente temporada Juande Ramos volvió a ascender a los riojanos a Primera.

Fiesta en el ascenso del Logroñés a Primera (fuente listasdefútbol.com)
Fiesta en el ascenso del Logroñés a Primera (fuente listasdefútbol.com)

El momento de gloria llegó en El Salto del Caballo. 3000 riojanos se desplazaron a Toledo para ver ascender a su equipo. La temporada siguiente volvió a bajar y aguantó en Segunda hasta el 2000, año en que bajó a Segunda B por resultados deportivos y a Tercera por económicos. Los últimos años (2000-2009) fueron de penurias económicas. Se soñó con la Segunda en la 2002/03, pero el club estaba herido de muerte y finalmente feneció en 2009.

Ya desde los años 2000 se empezaron a crear entidades para reemplazar al antiguo Logroñés, como el Recreación o el Logroñés CF, nada apoyadas popularmente y llamadas "engendros". Cuando el CD Logroñés dejó de competir, se crearon dos nuevos proyectos que aún continúan en la ciudad de Logroño.

Por un lado, tras el descenso del Logroñés a Regional y su desaparición, se creó un proyecto denominado Puerta Cero, por el cual surgió un nuevo equipo: la Sociedad Deportiva Logroñés. Este equipo alcanzó su cota máxima en los años 2012-2014, con dos permanencias en la Segunda B. Descendió a Tercera y hoy día sigue luchando por volver a Segunda B.

Por un lado, el empresario riojano Félix Revuelta, tras el ascenso del CD Varea a Segunda B en 2009 convirtió el club en S.A.D y cambió el nombre a Unión Deportiva Logroñés. El club riojano inició su andadura ya desde Segunda B. Disputó dos playoffs de ascenso a Segunda en 2015 y 2016, sin éxito. En esta temporada, los riojanos vagan por la parte media de la tabla.

Derbi entre UDL y SDL (fuente vavel.com)
Derbi entre UDL y SDL (fuente vavel.com)

El problema de esta provincia es que ninguno de estos dos nuevos clubes tiene la esencia que tenía el CDL. Muchos piensan que con una fusión entre los dos, se volvería a unificar el sentimiento y retornaría la gloria futbolística a la ciudad de Logroño. De momento, una ciudad, dos equipos. Por otra parte, varios equipos riojanos luchan por ascender a Segunda B la temporada que viene, como son la mencionada SD Logroñés, el refundado CD Varea, el SD Calahorra o el Anguiano . Si bajamos ya a Preferente, el nivel es ya muy bajo y la cantidad de equipos en la liga se reduce año tras año. Ya solamente quedan 14.

Ceuta: Pasado en plata

En Ceuta, su club más exitoso, el Club Atlético de Ceuta,  ha podido disfrutar de once temporadas en Segunda. Tras la independencia de Marruecos, el club, surgido por la unión de la SD Ceuta y el CA Tetuán, ocupó la plaza del Club Atlético Tetuán y se mantuvo diez temporadas en Segunda, desaprovechando una promoción de ascenso a Primera. Luego bajó a Tercera en 1968 y desde entonces es un habitual de las regionales. Actualmente, milita en Tercera, bajo el nombre de Agrupación Deportiva Ceuta.

 

 

El histórico CA Ceuta (fuente CEUTA REPORTAJES)
El histórico CA Ceuta (fuente CEUTA REPORTAJES)

Otro club  de la ciudad autónoma es la Asociación Deportiva Ceuta, club que logró disputar cinco promociones de ascenso a Segunda entre 2000 y 2008 , sin conseguirlo. Acabó desapareciendo en 2011.

Melilla: Un clásico en Segunda B

En Melilla, el fútbol tiene más historia que en su vecina Ceuta. El club decano del fútbol melillense, la UD Melilla, se fundó en el 1943. Tras unos años intentándolo, el ascenso a Segunda llegó en el 1950. Pero todo se truncó un día en Loja. Un accidente mortal diezmó a la plantilla del Melilla y aunque todo el fútbol se volcó con los autónomos, el equipo terminó desapareciendo.

Tras esos años, el equipo se refundó bajo Melilla CF y volvió a llegar a la Segunda. Pero el espíritu del antiguo equipo seguía vivo y en 1976 se volvió a refundar la UD Melilla. Los momentos más álgidos de este club se vivieron en el 1998, cuando el club quedó líder de su grupo y casi asciende a Segunda. El club sigue, desde ese momento, tratando de intentar el ascenso pero permanece en Segunda B, ostentando el récord de temporadas consecutivas (27).

 

Melila 14/15 (Propio Club)
Melila 14/15 (Propio Club)

 

 

 

VAVEL Logo