Tres perlas en la Liga Iberdrola
Natalia, Damaris y Rosita, revelaciones de la temporada. | Fotos: LaLiga y UEFA.

Juventud, divino tesoro. Y más si se trabaja y se cuida bien, con constancia, esfuerzo, talento y, sobre todo, tiempo. Muchas son las jugadoras que lo intentan, que prometen, que destacan en torneos nacionales e internacionales… pero es muy difícil llegar y, más que nada, destacar. Porque en la élite no solo vale la técnica y la calidad. También la madurez, la tranquilidad, la inteligencia y el saber estar para esperar y aprovechar la oportunidad. La dificultad es máxima; principalmente por la juventud e inexperiencia intrínsecas que atesoran todas ellas.

Pero siempre hay quienes rompen barreras, siempre emergen nuevas perlas que se hacen un hueco en la élite de un deporte tan sacrificado como el fútbol femenino. Las gemelas Ramos en el Granadilla Tenerife Egatesa, la atacante castellano-manchega Carla Bautista con sus diferenciales goles en Albacete, o la mediocentro maña Teresa Rey ya destacaron sobremanera el curso anterior, cimentando en éste su presencia en la máxima categoría.

Natalia, Damaris y Rosita han manifestado un crecimiento sobresaliente en estos últimos cuatro meses

Esta temporada 2016/17 no está siendo una excepción, y varias son las nuevas perlas que han firmado un sorprendente y contundente rendimiento durante estos primeros cuatro meses de competición oficial. Amén de las mencionadas anteriormente, otras futbolistas emergentes en la Primera División Femenina como la donostiarra Nerea Eizaguirre (Real Sociedad) o la aragonesa Laura Royo (Zaragoza CFF) también  están fraguando un rendimiento más que interesante.

Aunque si se tienen en cuenta la evolución meteórica, la consolidación y la importancia en los esquemas habituales de sus respectivos conjuntos y se mesturan en un mismo frasco de esencias, tres son las perlas que han dado más que hablar en estas primeras catorce jornadas de la Liga Iberdrola: Natalia Cebolla, Damaris Egurrola y Rosa Márquez “Rosita”. En el siguiente artículo Vavel.com desgrana las características y el desarrollo en la élite de estas tres jugadoras llamadas a revelación de la campaña. Porque las perlas nunca se agotan.

Natalia Cebolla

Nombre: Natalia Cebolla Contamina

Cumpleaños: 06/01/1999 (17 años) - Zaragoza

Equipo (dorsal): Zaragoza CFF (6)

Posición: defensa central

¿Se puede acumular más de 60 encuentros oficiales con la primera plantilla de un equipo de élite con menos de 18 años? Pues sí, se puede. Si no, que se lo pregunten a ella. Natalia Cebolla, aragonesa de 17 primaveras se ha convertido en pieza clave para entender la extraordinaria temporada que está realizando el Zaragoza CFF en la Liga Iberdrola, a un punto de Copa de la Reina, con tan solo cinco derrotas y practicando un fútbol más que vistoso. Pero todo comenzó mucho antes, concretamente casi tres años antes.

Formada en la inagotable cantera aragonesa, la temporada 2013/14 significó su debut con el primer equipo, nada más y nada menos que frente al Atlético de Madrid a los dos meses de cumplir los 15 años (edad mínima para competir en Primera División). Su fulgurante aparición no pasó desapercibida para el combinado nacional, que la seleccionó para el Torneo de Desarrollo sub-16 que terminaría adjudicándose. Natalia fue de la partida en tres de los cuatro envites, dos como defensa central y uno más en el centro del campo como pivote defensivo. Además, anotaría una diana al combinado de Rumanía.

Para no cortar su más que interesante progresión, el equipo entrenado por Alberto Berna le otorgó ficha filial. Aunque lo cierto es que no le hizo mucha falta, ya que en el curso futbolístico 2014/15 completó más de 2000 minutos con la primera plantilla y la friolera de 23 encuentros como titular, números de escándalo para una niña de apenas 16 años. Sin duda alguna, se propulsó como parte vital en la agónica permanencia del Zaragoza CFF en la élite del fútbol femenino español. Una perla seguía puliéndose en lo más alto.

Natalia cuenta con más de 60 partidos con el Zaragoza CFF y ha sido campeona del Torneo de Desarrollo con la selección española

Pese a contar con la confianza de los seleccionadores nacionales, circunstancias personales la llevaron a relegar las llamadas con la rojita. En lo relativo a su continua evolución con la camiseta maña, la temporada 2015/16, la primera con ficha adulta, fue quizá la más irregular en su corta carrera. Alternando la titularidad con la suplencia en el inicio y en el final de temporada, su mejor momento llegó en el ecuador, cuando encadenase nueve partidos consecutivos siendo de la partida.

Entonces llegó su momento. La presente temporada comenzó en septiembre, con una contundente goleada en contra en Valencia que Natalia sufrió desde el banquillo. Desde entonces, la joven aragonesa sacó a relucir toda su madurez adquirida: sólida atrás, contundente e inteligente al corte, capaz de comenzar el pase y, sobre todo, trabajadora de inicio a fin. Era su oportunidad. Y Alberto Berna así lo entendió, dándole la opción de disputar todos los minutos desde entonces, firmando actuaciones dignas de las mejores ante equipos de la talla de Atlético de Madrid, Barcelona o Real Sociedad. Sin duda, un bastión imprescindible para el Zaragoza CFF; una nueva canterana con un presente envidiable y un futuro más que prometedor. Que siga aprendiendo, el fútbol femenino español lo agradecerá.

La anticipación y la inteligencia, principales características de Natalia. | Foto: LaLiga.                                               

Damaris Egurrola

Nombre: Damaris Egurrola Wienke

Cumpleaños: 26/08/1999 (17 años) - Orlando (Estados Unidos)

Equipo (dorsal): Athletic Club (24)

Posición: mediocentro

La posición, el equilibrio, la inteligencia. Damaris Egurrola se ha convertido, sin ninguna duda, en uno de los nombres principales de este Athletic Club 2016/17, el vigente campeón de liga. Tras debutar la temporada anterior en Primera División y alternar el filial con la primera plantilla bilbaína, la joven centrocampista nacida en Orlando se destapó desde su regreso de Jordania como pieza clave para entender la resurrección de las leonas, madurando más rápido de lo habitual por las circunstancias y convirtiéndose en un cartucho salvavidas para el técnico Joseba Agirre.

No es casualidad. La irrupción de Damaris puede considerarse de todo menos casual. Desde ya muy joven empezó a destacar en esa posición tan poco valorada, gracias a su constante trabajo por y para el equipo, apoyando a sus compañeras, iniciando las jugadas con inteligencia e incluso abriendo el campo con pases largos tan complicados como habituales en ella. Aunque habitual en las convocatorias con las selecciones inferiores españolas, su verdadera oportunidad en un gran torneo sucedería este mismo 2016, proclamándose subcampeona de Europa y tercera del mundo con la sub-17 de Toña Is. Si bien es cierto que su participación no fue destacable, sí su evolución meteórica. A los resultados se remite.

Nacida en la ciudad estadounidense de Orlando, la bilbaína probó suerte en el Betiko Neskak antes de enfundarse la elástica rojiblanca en la temporada 2014/15. Precisamente fue en ese año 2014 cuando se diese a conocer por primera vez en el panorama nacional, concretamente en la primera fase de los Campeonatos Autonómicos sub-16 disputada en Andalucía. Ella formó parte de una talentosa escuadra vasca, compartiendo centro del campo con otra jugadora también ya en la élite como Nerea Eizaguirre (Real Sociedad). Como se citó anteriormente, su futuro no pasó desapercibido por el radar de la rojita.

Tras una temporada completa compitiendo en Segunda División Femenina con el Athletic Club “B”, el 13 de diciembre de 2015 le tocó el turno de debutar con la primera plantilla en el campeonato liguero. Fue en la jornada 12, ante el Oiartzun en el derbi. A partir de ese momento, la mediocentro alternó el filial con el que posteriormente sería campeón regular de España, participando en seis encuentros más, cinco de liga y uno de Copa.

Damaris, subcampeona de Europa y bronce mundialista, maduró rápidamente para ayudar al vigente campeón

Las importantes y contantes bajas por lesión en el Athletic Club le dieron la opción de empezar la presente temporada convocada con la primera plantilla, participando en los instantes finales de las dos primeras jornadas. Después partiría rumbo Jordania junto a la expedición nacional sub-17, regresando con un bronce, un puñado de minutos en el lateral izquierdo… y una madurez que la catapultó definitivamente. No en vano, y tras ingresar al terreno de juego los últimos quince minutos en la derrota del Athletic ante el Atlético, Damaris tan solo saldría del once inicial una vez más, en la jornada 14 contra el Zaragoza CFF (si bien es cierto que saltó a la acción a los 12 minutos del inicio por lesión de Iraia).

La aportación de la centrocampista resultó esencial para entender la mejoría del Athletic, principalmente en una posición tan vital como damnificada desde septiembre. Así lo dictan los números. Y es que pese a las importantes bajas por lesión, desde la aportación inicial de la canterana en los últimos siete envites del año, el cuadro bilbaíno acumula cuatro victorias, un empate y tan solo dos derrotas (ante Levante y Barcelona). Puede que no se hable mucho de ella por su trabajo poco espectacular, de una jugadora tranquila, madura, trabajadora y perseverante. Pero su nivel futbolístico es incuestionable; así como su progresión. Para muestra, su exhibición frente a todo un FC Barcelona. Para verla una y otra vez.

La joven canterana Damaris asumió galones en el campeón de liga en las últimas jornadas.                                      

Rosita Márquez

Nombre: Rosa Márquez Baena

Cumpleaños: 22/12/2000 (16 años) - Mairena del Aljarafe (Sevilla)

Equipo (dorsal): Real Betis (24)

Posición: interior

El talento, la técnica, la elegancia. Rosa Márquez, más conocida futbolísticamente como Rosita, se ha hecho un hueco vital en el entramado del Real Betis, recién ascendido a la Liga Iberdrola y cómodamente situado en la tabla clasificatoria. Su capacidad de asociación y de visión de juego, aunada al desborde y la eficacia en el uno para uno, han convertido a la menuda y talentosa sevillana en pieza clave a la hora de tejer las telarañas ofensivas de la escuadra dirigida por María Pry.

Aunque su técnica y fulgurante aparición en la élite han sido uno de los temas más recurrentes en estos primeros meses de competición, principalmente por sus escasas convocatorias con las selecciones nacionales que la mantuvieron en un ostracismo mediático, lo cierto es que su carrera se ha ido desarrollando paulatinamente, a fuego lento. Actualmente, y teniendo en cuenta los números recogidos por la página Betis Web, ostenta 59 encuentros con la camiseta verdiblanca y 48 goles, 28 y 6 con la primera plantilla, respectivamente.

El año de iniciación de Rosita en la primera plana del panorama nacional fue 2014, concretamente la primera fase de los Campeonatos Autonómicos sub-16 disputada en tierras andaluzas. En ella destacó formando un fabuloso centro del campo que emanaba fútbol de salón junto a sus compañeras Lucía Méndez y Elena Fuentes (ambas actualmente en el Sevilla). Y en el Betis, todo destaque, finalizando la temporada 2014/15 con más goles (24) que partidos (19) con la escuadra juvenil.

El curso futbolístico siguiente, el 2015/16, también concretó más dianas (18) que partidos (12) con el equipo formativo. Aunque esa temporada será siempre recordada por la talentosa sevillana como la que la catapultó a la primera plantilla del Real Betis, compitiendo en hasta 14 encuentros, firmando 6 goles y celebrando en junio un histórico y más que merecido ascenso a la Liga Iberdrola. Había nacido una estrella. En Sevilla lo sabían.

El desborde, la técnica y la visión de Rosita la han llevado a disputar los 14 encuentros (12 titular) que lleva el Betis en Primera

Contrariamente a lo que en ocasiones suele plantearse tras un ascenso a la máxima categoría, desde el Real Betis se premió el inconmensurable trabajo de su plantilla, otorgando la oportunidad a prácticamente la totalidad del bloque de futbolistas que certificasen tal tamaño éxito. Esta política fue clave para entender la efervescencia posterior de Rosita en la élite del fútbol femenino.

Así se llegaría a la vigente temporada 2016/17, la de la revolución, la de su salto al primer plano. Tras comenzar suplente en el debut verdiblanco, desde entonces la técnica interior tan solo ha iniciado un encuentro más desde el banquillo (en la jornada 7 frente al Atlético de Madrid). En otras palabras, ha disputado todos los partidos hasta la fecha (un total de catorce) y haciéndolo de la partida hasta en doce ocasiones, incluyendo la meritoria igualada ante todo un FC Barcelona. Porque cuando el talento se une a la perseverancia y al esfuerzo, suceden estas cosas. Rosita, un frasco de talento al servicio del Real Betis.

Rosita ha actuado en todos los encuentros ligueros, doce como titular. | Foto: Real Betis.                                          
VAVEL Logo